06 marzo 2019

Los gestores de producto o product managers son cada vez más importantes en nuestra profesión, ya son los encargados de que el equipo de diseño actúe compenetrado y ejecute las buenas prácticas y órdenes que recibe de los estratos superiores. Por ello tener en el equipo de trabajo un buen product manager es esencial.

Product manager explicando a su equipo una solución de diseño. Imagen de pixabay

Pero un buen product manager tiene que tener cualidades, según un artículo de Gokmen Atak tiene que tener estas seis cualidades:

  1. Influencia
  2. Toma de decisiones
  3. Comunicación
  4. Narrativa
  5. Orientación a objetivos
  6. Resolver problemas

Las cuales vamos a explayarnos en ellas a continuación.

Influencia

Un buen product manager tiene que tener influencia. Es decir, lideran sin autoridad. No tienen la última decisión sobre elementos que pueden afectar al producto, mientras que es el responsable del éxito del producto. Marketing, ventas o recursos son los responsables del éxito de un producto en gran medida, departamentos sobre los que el product manager no tiene ningún poder o autoridad.

Los buenos product managers usan su influencia para liderar a la gente para tomar las decisiones correctas que impulsen el éxito del producto y se enfoquen en lo que realmente importa para ese éxito.

Su influencia se basa en:

  • sus cualidades de liderazgo
  • sus conocimientos
  • escuchar mucho

La influencia de un buen product manager le ayuda a ganarse respeto dentro de la organización y dar a otra gente la confianza de que sus decisiones son las correctas.  

Toma de decisiones

Los buenos product managers toman decisiones de manera no emocional y basándose en datos. Un buen product manager decide sobre qué se va ejecutar próximamente enfocándose en lo que importa para el negocio y a los clientes que comparten la visión de la empresa. Una buena decisión hace crecer el mercado del producto y crear valor, mientras que las malas decisiones pueden costar a la empresa dinero y recursos e incluso perseguir a la empresa durante años. Los buenos product managers saben diferenciar entre ambas y ejecutan siempre buenas decisiones.

Los buenos product managers conocen cómo usar las estadísticas y los datos y cuando es bueno basarse en ellas para tomar las decisiones correctas. Ellos toman las decisiones basándose en la información y los datos disponibles y precisos para tomar las decisiones correctas para las soluciones, funcionalidades o productos a construir.  

Comunicación

Los buenos product managers son grandes comunicadores y colaboradores. Ellos hablan con multitud de gente y áreas de la empresa para obtener el máximo de colaboración posible, ya sea para recolectar ideas o para comprender sus necesidades y problemas.

Los buenos product managers se comunican bien y de manera correcta con todo tipo de funciones, facilitando la comunicación entre ingenieros y diseñadores y ayudando a crear un entorno colaborativo donde la gente venga con nuevas ideas y conocimientos que lleven a la empresa a nuevas funcionalidades y productos.

Narrativa

Los buenos product managers son buenos explicando narrativas. Son los que saben en la organización por qué se toma una decisión de producto y su alcance. Explica el porqué hacen lo que hacen y cómo las decisiones de hoy llevarán a un gran beneficio mañana.

Formando narrativas para los stakeholders de diferentes estamentos de la compañía y siendo capaz de contar historias que les cautiven, los buenos product managers son buenos contando historias que motivan a la gente y les ayuda a trabajar más apasionadamente para conseguir objetivos comunes y obtener los resultados deseados.

Orientación a objetivos

Los buenos product managers definen el éxito y los objetivos de cada iniciativa. Se aseguran de definir el éxito antes incluso de iniciar cualquier iniciativa. Ellos saben que no están aquí sólo para construir objetos, si no para construir objetos con un objetivo. No están tampoco solo para optimizar los objetos, si no para crear un resultado deseado optimizando los objetos y siendo siempre medibles con medidas cuantitativas.

Los buenos product managers permiten a su equipo entender cuál es el objetivo, qué métricas se van a usar para comprobar el rendimiento de cualquier iniciativa, funcionalidad o producto que se lleve a cabo. Mientras hacen esto, ellos miran porque se cumpla y sea consistente con la estrategia de la empresa y soporte su visión general.

Resolver problemas  

Los buenos product managers encuentran los problemas reales y los verdaderos puntos de dolor detrás de los que la gente está preguntando o pidiendo mejoras. Gran parte del trabajo de un product manager es encontrar soluciones a los problemas. Normalmente ellos van varios pasos por delante, preguntando la razones reales detrás de lo que la gente les pide que hagan.

Ellos entienden los principios subyacentes de los problemas o necesidades y los verdaderos puntos de dolor de cualquier stakeholder. Antes incluso de definir posibles soluciones para ellos y encontrar una decisión de diseño elegante que funcione.


Todas estas cualidades tiene que tener un buen product manager. Todas ellas son necesarias para coordinar un equipo de diseño y poder lidiar con el resto de departamentos de la empresa.

Si quieres leer más sobre este tema puedes leer nuestro post sobre la importancia de la gestión de producto en la administración.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.