Diseñando la organización de la información

Muchas veces uno de los grandes quebraderos de cabeza que tenemos a la hora de elaborar un producto digital es algo tan simple a primera vista como la organización de la información. A poco que nos pongamos a pensar, la organización de la información de un producto digital es un asunto muy complejo, ya que cada usuario tiene un esquema mental diferente para organizar la información y es muy difícil que no haya más de un tipo de organización posible.


Imagen de Anton Nikolov

Por eso, el post de hoy lo vamos a dedicar a  comentar las  reflexiones de Anton Nikolov, respecto a este tema, lo que él llama “las cinco gorras de la repisa” (Five Hat Racks en inglés). Con este concepto se refiere a las cinco formas que existen de ordenar la información.

Este concepto, también denominado LATCH (Location, Alphabet, Time, Category y Hierarchy) es decir: Localización, Alfabeto, Tiempo, Categorías y Jerarquía, fue desarrollado por el arquitecto de información Richard Saul Wurman.

A continuación os detallaremos los cinco tipos a los que se refieren tanto Nikolov como Wurman.

Localización

Actualmente es uno de los modos de organización más habituales en un producto digital con el uso de dispositivos móviles que incorporan algún tipo de localización instantánea. Además, los seres humanos nos orientamos en espacios de una manera natural, por lo que la localización es una buena manera de organizar la información.

Se debe usar una organización por localización cuando esta sea relevante. Por ejemplo, dos casos adecuados de uso serían una app de transporte público o para localizar cajeros cercanos en una app bancaria.

Alfabeto

Esta probablemente sea la organización más habitual y conocida, ordenar una serie de elementos mediante el orden de las letras del alfabeto.Este tipo de ordenación suele ser la mejor cuando la cantidad de información es grande y variada.

Este método puede usarse para organizar información como los contactos de una agenda, los nombres de las marcas que tenemos en nuestro catálogo de productos o las personas de un equipo de trabajo del mismo rango.

Tiempo

El tiempo suele ser la categoría más usada de ordenación, ya que los humanos organizamos casi toda nuestra vida en relación al tiempo y a las estaciones.

La ordenación temporal se puede usar cuando tienes que organizar la historia de una empresa con una línea temporal, en una app de meteorología para indicar las predicciones durante el día, en los extractos de una app bancaria, etc. En definitiva, el criterio tiempo es aplicable en cualquier producto digital en el que no se necesite ordenar una serie de eventos que van a ocurrir con respecto a un día o a una serie temporal.

Categorías

Los humanos organizamos los objetos en categorías, es una habilidad innata la de ordenar objetos similares en una categoría.

Las categorías suelen ser la ordenación más habitual en un e-commerce, un catálogo de productos o cualquier menú de un producto digital.

La mejor manera de saber si nuestras categorías cumplen con los esquemas mentales de los usuarios es mediante un tree test o un card sorting con usuarios del producto digital.

Jerarquía

La jerarquía es la ordenación conforme a un orden jerárquico como pueden ser las categorías de una empresa o las tallas de la ropa, que van de pequeño a grande o viceversa según sea el caso.

Este tipo de ordenación suele ser la más evidente, o la que pedirá el cliente o la que verás necesaria por ti mismo durante la fase de investigación del proyecto.

Cualquier producto digital que diseñemos entrará dentro de estas cinco categorías, por lo que tener una organización de la información que entiendan los usuarios y les sea útil es la base sobre la que construir cualquier producto digital de calidad y sobre la que aplicar un proceso de mejoras continuas que conduzcan al éxito.

En Torresburriel Estudio te podemos ayudar a implementar procesos de mejora continua en tus productos digitales mediante una consultoría de acompañamiento. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Deja tu comentario

*