Cómo trabajamos (XI): Balance de nuestro proyecto de transformación organizativa

Ya hemos contado por aquí que el estudio estamos dando un vuelco importante al modelo de gestión desde hace un tiempo. Nos dimos cuenta que la mejor forma de organizar el trabajo era abrir la organización a entornos de confianza y, por tanto, dar mayor autonomía en la gestión de tareas. Después de varios meses de haber lanzado un proyecto de cambio de esta magnitud, es momento de hacer un balance serio.

La gestión de un proyecto de cambio organizativo es muy variable. Por eso, conviene mirar atrás cada cierto tiempo y hacer un balance crítico de qué hemos hecho bien y en qué podemos mejorar. Allá vamos.

10740309163_12f6a671cc_k
Fotografía de la Universidad de Liverpool (bajo licencia Creative Commons)

Balance de un año de proyecto de transformación

El resultado es para estar razonablemente satisfecho. Con la paciencia adecuada, hemos ido conseguido que el nivel de autonomía se incremente progresivamente, aunque todavía queda mucho que hacer. Es un camino que tenemos que recorrer sin prisa pero sin pausa. La construcción de un equipo donde la confianza sea la norma y que sea capaz de adaptarse con naturalidad a los cambios es uno de los mayores retos para cualquier gestor. Especialmente, en entornos tan VUCA como la experiencia de usuario.

Esa mayor autonomía y confianza ha redundado en varios aspectos positivos. Hemos comprobado en nuestras carnes que cuando la confianza se refuerza, aumenta la velocidad del trabajo y disminuyen los costes. Un menor trabajo de supervisión y microgestión directa y, por tanto, el equipo directivo puede dedicar buena parte de esa energía a otras labores de mayor valor añadido (poner más energía en el área comercial, por ejemplo). En esto nos ha ayudado mucho una gestión de proyectos mucho más sólida. También nos ha ayudado a equilibrar la autonomía y colaboración, como forma de trabajar que queremos para el estudio. Ahí también hemos mejorado, aunque ha supuesto un reto con la incorporación de nuevas personas en el equipo.

Donde todavía tenemos espacio de mejora es desarrollando habilidades transversales. En los conocimientos técnicos no tenemos tantos problemas. Sin embargo, la experiencia de usuario es una disciplina transversal, que necesita de competencias complementarias que nos ayuden a aumentar el impacto de nuestro trabajo. Curiosidad, responsabilidad, empatía, actitud de mejora continua o atención a los detalles son habilidades que tenemos que seguir desarrollando en el equipo. Este será nuestro principal foco de acción en 2017. 😉

La importancia de una comunicación efectiva

En ese sentido, un aspecto que ha resultado fundamental para incrementar esta autonomía y colaboración en el estudio ha sido mejorar la comunicación entre nosotros. No hablamos de herramientas o tecnología, sino de efectividad. La piedra angular de la cuestión es que debemos ser capaces de comunicar sin ambigüedades, especialmente desde el equipo directivo a los equipos de proyecto. Tratar de aclarar lo mejor posible el mensaje y, sobre todo, su intención.

El éxito en nuestros proyectos depende, en gran medida, de una buena coordinación del equipo en dos planos: los aspectos técnicos del trabajo y los aspectos de gestión. La mejor forma de mejorar la colaboración ha sido incrementar la comunicación, estar muy encima de evitar ambigüedades… y condicionar algunas situaciones con pequeños trucos para ir consiguiendo incrementar esa actitud colaborativa. Y entender que el debate sano e incluso el conflicto son fundamentales para construir confianza en el equipo. Un equipo pequeño que necesita estar cohesionado para alcanzar resultados. Con el tiempo, te das cuenta que sales ganando si eres capaz de dejar claro a tus colaboradores lo que esperas en cada momento, y evitar cualquier interpretación errónea. Una conversación pendiente es una oportunidad perdida de resolver un problema.

Y todo ello aderezado con nuestra obsesión por experimentar, ir dando pasos pequeños con objetivos cercanos y bien definidos, de forma que la probabilidad de fallar en las predicciones sea mucho menor.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital, aplicando metodologías de diseño centrado en el usuario. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto.

Deja tu comentario

*