24 diciembre 2015

Cuando se acaba el año, se suelen hacer dos cosas: hacer balance del año o escribir sobre aquello que va a ocurrir el año que viene. Como no soy ni Warren Buffett, ni un oráculo, lo que sigue no se lo tomen al pie de la letra, ya que son sólo intuiciones sobre las tendencias en UX de lo que está por venir en 2016, viendo lo que ha pasado este año y lo que pasa en otras partes del mundo.

Imagen de Samuel Gimeno
Imagen de Samuel Gimeno

Los dispositivos móviles ya no son una opción, diseño responsive por defecto

El crecimiento del tráfico proveniente de dispositivos móviles está creciendo suponiendo el 50% del tráfico. Además, España es el país de Europa con mayor índice de penetración de los smartphones, un 81% del total de móviles. Por lo cual, diseñar para dispositivos móviles no es una opción, debería ser la base de cualquier rediseño de un servicio digital.

El diseño responsive no es una moda, debería de ser la base de nuestro trabajo para el próximo año. Comprobar que nuestro sitio web funciona en múltiples dispositivos y lo hace en todos correctamente nos hará diferenciarnos. Además, con los últimos cambios en el algoritmo de Google, si nuestro sitio web funciona para dispositivos móviles tendremos mayor visibilidad, con lo que todo son ventajas en un mundo tan competitivo como el de la creación de productos digitales.

Desde el estudio siempre hemos abogado por diseñar la web para todos los dispositivos y todas las personas, porque nunca se sabe quién está al otro lado de la pantalla, además de porque diseñar para todo el mundo te abre puertas que de otra manera te estarían vedadas.

Menú hamburguesa versus Menú pizza

Ésta es una polémica que lleva un año en todas las páginas de diseño de interacción y de experiencia de usuario, desde que Material Design tomó como base el menú hamburguesa como icono por defecto para representar un menú con opciones escondidas, que puede ser muy necesario para los dispositivos móviles para ahorrar espacio en pantallas pequeñas como son muchos de los móviles de gama baja de Android que usa un gran porcentaje de la población. Esta polémica llegará este año aquí con fuerza cuando muchas empresas rediseñen sus sitios.

Diversos tests A/B realizados han demostrado que el menú hamburguesa es confuso para muchas personas y que es más efectivo un botón con la leyenda Menu. Gente tan importante como Jakob Nielsen del Norman Nielsen Group aboga por el menú pizza en lugar del menú hamburguesa . Es decir, poner un menu con pocas opciones principales que al hacer clic sobre ellas, se carguen todas sus opciones sin ser un menú desplegable que cambie según vas pasando el ratón, para que sea bueno en los dos mundos: en el escritorio y en dispositivos móviles.

Desde el estudio, nos suelen gustar las opciones del Norman Nielsen Group (más que nada por su experiencia en estos temas y la universalidad de sus soluciones) pero también entendemos que menú hamburguesa conforme se vaya implantando a través de Material Design como framework de muchos proyectos digitales perderá ese aura misteriosa que ahora tiene, aunque es una opción que existe desde Xerox Star (la primera GUI antes de Mac OS, en 1981). Ante esta tesitura en la que todos nos veremos, lo mejor siempre es hacer un test a/b y ver con qué opción se consiguen mejor los resultados que queremos y los usuarios resuelven mejor las tareas.

Os dejamos unos enlaces recomendados sobre esta polémica para que la reflexionéis de cara al nuevo año entre polvorón y polvorón 😉

Kill The Hamburger Button

Controversía sobre el icono hamburguesa de menú (inglés)

Debate sobre el menú Hamburguesa (inglés)

Los problemas del menú lateral y el icono hamburguesa

Integración para una mejor experiencia de usuario

2016 va a ser el año de la integración. Integración de nuevos métodos de pago como el pago desde móviles (casi cada fabricante va a sacar el suyo propio en España en 2016 más todos los de los bancos), integración de los canales online y offline (ésto se verá mucho en los medios de comunicación y en tiendas con ambos canales sobre todo), comercios de todo tipo (no sólo grandes marcas) que hacen una estrategia conjunta en ambos canales.

La omnicanalidad o omnichannel de la que se ha hablado mucho estos dos años pasados, será la norma para los comercios que tengan ambos canales, en especial aquellos que sufren grandes procesos de cambio como son la industria editorial y la prensa. Cada vez más veremos promociones y productos que se apoyan en las dos patas del negocio para dar una experiencia de usuario completa y no sólo en empresa grandes, sino también en otras más pequeñas.

La estrategia de contenidos es la nueva arquitectura de la información

En el estudio, ya os hablamos de este tema cuando hicimos una reseña del libro “The Content Strategy Toolkit”. Por lo que no os sonará raro a los que nos sigáis, la estrategia de contenidos se puede convertir en la nueva arquitectura de la información.

¿Por qué? Porque cada vez más los sitios web pasan a dos categorías: un servicio digital donde la gente entra a una tarea concreta y se va, o sitios a los que entra a buscar una información o un tema concreto. Por lo tanto, o somos buenos en una cosa o en la otra si queremos tener éxito.

Tener una estrategia de contenidos nos diferenciará, ayudará a unificar nuestras comunicaciones para que todas estén alineadas con el objetivo de nuestro proyecto, ya sea éste vender muchos productos, ser los más conocidos en nuestro sector o elaborar productos novedosos y comunicados de una manera novedosa. Las comunicaciones deben ser diseñadas dentro de la estrategia de producto, no como una cosa aparte y que se hace lo último y de cualquier manera.

Aparte cuidaremos los métodos clásicos de la arquitectura de la información como son el mapa de la web, que nunca está de más para conseguir un sitio web accesible y donde se encuentren fácil los contenidos.

El internet de las personas, no de las cosas

El año pasado y este año seguirá el auge del “internet de las cosas”, veremos wearables y aparatos conectados a la red por todas partes. La realidad es que muy pocos de todos esos productos han tenido o podrán tener éxito, porque se basan mucho en el objeto o la tecnología y poco en las personas que lo usan o el uso que le pueden dar. Tenemos que pensar en las personas y en los problemas que éstas tienen y darles solución con las tecnologías nuevas.

De hecho, pensemos en cosas que tienen éxito en este sector, los termostatos conectados de Nest o los relojes-pulseras Garmin que usan mucho corredores para tener un registro de sus constantes vitales y las posiciones geográficas por las que han pasado. Ambos solucionan problemas complejos que necesitaban hasta ahora el uso de varios aparatos para tener la misma solución¹, ésta es simple en ambos casos y el usuario consigue lo que quiere de una manera fácil y satisfactoria.

Como diseñadores debemos pensar en que nuestros productos deben ser útiles y fáciles de usar y desde ese punto de vista, ambos aparatos anteriormente nombrados cumplen esos criterios a la perfección.

Sin más desearos buenas fiestas y pasar buen año 2016. ¡Larga vida y próspera!

¹ En el caso de los termostatos, necesitabas un termostato inteligente más un mini-ordenador conectado que encendiese o apagase el termostato, o le cambiase la temperatura, ambas cosas hasta ahora eran caras.
En el caso de los relojes-pulseras, el corredor necesitaba un GPS o un móvil con GPS, un monitor de constantes vitales (no precisamente baratos) como mínimo para conseguir algo que ahora lo tiene en un aparato del tamaño y precio de un reloj multifunción de calidad.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. […] Tendencias en experiencia de usuario (UX) para 2016 […]

  2. […] ya comentamos en nuestro post de tendencias para 2016, los dispositivos ponibles (o wearables, de cuya metodología de diseño hablamos hace unas […]

  3. […] diseñadores de experiencia de usuario estamos obligados a estar al día en las últimas tendencias en diseño, y novedades en diseño de […]

  4. […] 2016, el diseño estará todo enfocado sobre los visitantes. La experiencia de usuario (UX) será el punto central para todo desarrollo, no importará lo excelente y audaz que sea desde lo […]

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.