28 julio 2015

Cuando diseñamos, aunque seamos conscientes de la variedad de usuarios que pueden a llegar a usar los productos que elaboramos, no podemos tener en cuenta a todo el mundo y normalmente se nos suele olvidar un defecto visual que afecta a entre el 8-10% de la población mundial, el daltonismo (o deficiencia en la percepción del color, más cientifícamente discromatopsia).

Hay cuatro tipos:

  • los que no distinguen bien el rojo
  • los que no distinguen bien el verde
  • los que no distinguen bien el azul
  • los que no perciben ninguno, es decir ven como en una película en blanco y negro

Olvidarse de los daltónicos es un caso habitual. Para otros tipos de deficiencias visuales o de movilidad, normalmente se suele pensar en ellos porque los sistemas ya llevan herramientas de accesibilidad incorporados como ampliadores de pantalla, lectores de pantalla, escritura por voz, etc… O se suelen implementar las especificaciones ARIA si la web va dirigida a este tipo de usuarios.

Una de las grandes olvidadas en temas de accesibilidad en sitios web comerciales son las WCAG, que son las guías de accesibilidad web que debería cumplir cualquier sitio web (los de administraciones públicas están obligados por ley a tener un nivel de accesibilidad AA de WCAG. Si queréis validar el nivel de vuestra web, lo podéis hacer en la herramienta de Tawdis para comprobar el nivel de cumplimiento de WCAG 2.0.

Al respecto de diseñar para daltónicos, Aaron Tenbuuren ha escrito un post en inglés muy interesante sobre el tema en Medium, “Designing For (and With) Color Blindness” (Diseñar para (y con) daltonismo en castellano).

Aaron es diseñador gráfico y daltónico, por lo que sabe de lo que habla, ya que sufre los problemas más habituales. Cuenta un poco su experiencia (Aaron tiene un daltonismo leve, que solo afecta levemente a su percepción de los colores), y a continuación nos indica una serie de productos que según él han sido bien diseñados con un modo para daltónicos.

Una de ellas es Trello, en la aplicación las etiquetas son por colores. Por eso tienen un modo para daltónicos donde las etiquetas aparte de diferenciarse por el color, se diferencian por la forma de las tramas.

Otra es un juego de conectar puntos de colores, Two Dots, que también tiene un modo para daltónicos, que añade símbolos a los puntos para que los daltónicos los diferencien aún en el caso de que no puedan diferenciar los colores.

Nos da un par de consejos para prevenir errores:

  • Usa una aplicación para simular las deficiencias visuales. Aaron recomienda Sim daltonism (solo para OS X).
  • Ver la web en escala de grises y comprobar que se ve todo bien. Especialmente que no haya colores que se confundan. Da el ejemplo del uso de colores en Google Maps.

Para acabar una serie de enlaces sobre estos temas:

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario y adaptadas al contexto de uso. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. Muy buen post, en donde trabajo tenemos que cumplir nivel AA, y es un trabajo interminable!
    Saludos.

  2. Gracias. Es muy interesante y útil.

  3. […] Diseñar para daltónicos (Torres Burriel) […]

  4. […] un test con personas que tienen deficiencias en la percepción del color es la mejor manera de saber con certeza los problemas que se encuentran con una interfaz estas […]

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.