29 septiembre 2008

Quizá el título de este post sea un tanto poco preciso, lo reconozco. Pero no encuentro mejor forma de explicar con pocas palabras, y de la forma más concreta posible lo que quiero contar a continuación.

Todo ha nacido a partir de una referencia vista en Human-Computer Net, titulada Persuadir a Google o al usuario? que me ha llevado a Cómo compaginar titulares y posicionamiento.

Y es en ese texto donde me he encontrado con el inicio de una reflexión que en mis tiempos de trabajo en Net2u_ no fui capaz -a la vista de los resultados- de comunicar cuando el tema aparecía.

Ambos, contexto y significado, son normalmente fruto de la actualidad de la noticia. Sin embargo, un motor de búsqueda no aplica reglas subjetivas para indexar un contenido, no conoce el contexto salvo muy vagamente, y la única posibilidad real de establecer su relevancia proviene de que los términos sean concretos y ajustados a la noticia. Y, para bien o para mal, los algoritmos de indexación dan mucha importancia a los títulos para clasificar un contenido.

Qué delicia, leer acerca de contexto y significado como entes diferentes en un entorno tecnológico. Pero sigamos con lo que se cuentan la gente de Biko2:

El uso de titulares sugerentes e ingeniosos no es una ínfula estilística. Intentan atraer al lector, intrigarle. Crear complicidad y una vinculación con el medio. El ejercicio de interpretar titulares es parte del disfrute de la prensa, que, además de atender la necesidad de informarse, conlleva otros ejercicios paralelos: implicar, motivar.

Ahí está la madre del cordero. Si extrapolamos lo puramente sectorial de esta afirmación, tendremos que darnos cuenta que el medio en el que nos movemos, la web para más señas, es un medio parecido y diferente a otros que conozcamos, por muchos vínculos que tenga con otros más o menos cercanos, como podría ser por ejemplo el escritorio.

Son dos conceptos clave los que no puedo dejar de repetir, a los que se suma como invitado un tercero:

  1. Experiencia de usuario
  2. Contenidos
  3. Posicionamiento

Y para cerrar el círculo, me permito un ejercicio de inmodestia al citar algo que forma parte del inicio de la reflexión que comentaba un poco más arriba:

Si bien es cierto, que lo es, que la tesis que mantengo en metodología, proceso y producto se apoya en el seguimiento de una metodología de trabajo como factor asegurador del éxito de los proyectos, sería de estúpidos pensar que, cual dogma de fe, ésta va a solucionar todos los males, presentes y futuros. Matizo sin ambajes: sería de auténticos necios pensar que ésta va a solucionar los problemas futuros.

Pues bien, la cuestión es que mientras que esa metodología tradicional, que yo llamo ‘de desarrollo de software’, se apoya en una colección de entregables que adquieren el nombre de cada una de las fases que le dan sentido (requerimientos, análisis, implementación, producto), el hecho de tomar al usuario como centro y pivote de todas y cada una de las tareas que se realizan en el ciclo de vida de un proyecto, implica necesariamente la irrupción con fortaleza, seguridad y fiabilidad del prototipado. De principio a fin. Sin traumas, sin complejos y sin ambigüedades. Y todo lo que sea perder de vista al usuario, encarnado en esa cosa llamada prototipo, wireframe, mockup, etc., está casi condenada a tres posibilidades:

  • el fracaso, en forma de exhuberante e intachable despliegue técnico, que el usuario no comprende
  • el fracaso, en forma de impresentable chapuza técnica, apaños mil; en resumen, una colección de parches
  • el fracaso, en forma de producto que nadie utiliza porque no está alineado con las expectativas del usuario

Otro día hablaremos de los contenidos.

En Torresburriel Estudio te podemos ayudar a implementar procesos de mejora continua en tus productos digitales mediante una consultoría de acompañamiento. Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. Te leo siempre que actualizas, pero me pierdo.
    Llevo varios días indagando con lo del PageRank, (he consultado tu blog, cuando habías subido a 7) yo tenía 5 y de buenas a primeras subo a 7 (me imagino que será una confusión), lo veo por la barra Google en el navegador de Mozilla Firefox. No encuentro nada fiable en la red y aunque en realidad no me importa mucho, mi ego ha engordado. Aunque sea de manera momentánea a todos los que os tengo enlazados quizás subáis vuestra popularidad.
    Saludos.

  2. […] de un blog personal (Por Albert Garcia) – Google ya tiene historía (Por Emilio Márquez) – Una reflexión más sobre posicionamiento, experiencia de usuario y contenidos (Por Daniel Torres Burriel) – Nombres de dominio, ¿Valor refugio? (Por Francisco Santibañez) – […]

  3. […] Una reflexión más sobre posicionamiento, experiencia de usuario y contenidos […]

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.