El internet de las cosas (IoT) es un concepto que define la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet, y su objetivo principal es hacernos la vida más fácil.

Poco a poco estos dispositivos se han ido introduciendo en nuestras vidas, con objetos como Amazon Echo u otros dispositivos de voice first

Y por supuesto, en el ámbito de la industria hotelera no ha sido menos. Esta transformación digital progresiva está llevando a la industria a convertirse en hoteles inteligentes, dotando las habitaciones de los usuarios y otros servicios con sistemas domóticos.

Beneficios de la domótica y la UX para los hoteles

En un principio, la domótica está orientada a proporcionar soluciones a viviendas particulares, utilizando por ejemplo, interfaces de voz. Pero poco a poco ha ido cobrando importancia dentro de la industria del turismo.

La integración de la tecnología, además de ayudar a los trabajadores, también aporta valor a la experiencia de las personas usuarias, ya que sienten que se está teniendo en cuenta su confort. 

Un hotel domotizado u hotel inteligente tiene herramientas para aumentar el control y optimizar el consumo de energía. Además, al optimizar el trabajo con la domótica, aumenta la efectividad y se reducen los costes. Por otra parte, también se aumenta la seguridad, tanto para prevenir situaciones como para resolverlas.

El objetivo de la domótica es facilitar la gestión y el trabajo del personal, y maximizar el confort y la libertad de los usuarios. Además, con la domótica se puede conseguir que los clientes del hotel disfruten mucho más de las instalaciones y los servicios que se ofrecen, convirtiendo la experiencia en única y favoreciendo la diferenciación y fidelización del cliente.

La domótica es una gran aliada en el diseño de la experiencia de los huéspedes, ya que puede ayudar a resolver problemas como facilitar el acceso a los servicios del hotel, ofrecer ayuda personalizada y garantizar una experiencia memorable.

Aplicaciones de la domótica en los hoteles

La domótica se puede implementar en muchos servicios e infraestructuras diferentes. Cuando los grandes inmuebles (como hoteles, centro comerciales, universidades, hospitales…) están automatizados de forma integral con alta tecnología tiene incluso su propio nombre: inmótica

La automatización de un edificio consiste en controlar de forma centralizada y automática la calefacción, la electricidad, la iluminación, las persianas, los controles de acceso, los sistemas de seguridad y cualquier otro sistema interrelacionado. En definitiva, los sistemas inmóticos son un conjunto de tecnologías que tienen como objetivo la gestión integral a gran escala. 

Estos son algunos ejemplos de la forma en la que podemos encontrar la domótica en los hoteles.

  • Iluminación. Permite crear ambientes personalizados, apagar las luces de forma  generalizada o solo algunas de ellas, encender las luces por presencia, regular la intensidad según la luz natural o incluso hacer que parpadee si entra una llamada o suena una alarma.
  • Climatización. Se pueden controlar las persianas y las cortinas, regularlas según la luminosidad o el clima, hacer una programación horaria, apagar la climatización de forma automática ante una ausencia prolongada o incluso hacer un cierre total de las persianas y ventanas en caso de que suene una alarma de intrusión. 
  • Consumo. Gracias a la domótica se puede monitorizar el consumo de energía, conseguir un rendimiento eficiente o reducir los consumos de los aparatos en standby.
  • Alarmas. Las alarmas permiten simular la presencia de personas en casos de ausencia, visualizar las cámaras de vigilancia en el móvil o en otros dispositivos o detectar y actuar ante peligros como fuego o altos niveles de gas. 
  • Comunicaciones. En domótica las comunicaciones permiten tener una visualización y control centralizado de los sistemas, permite el control por voz, en tabletas, móviles o relojes inteligentes y puede avisar de cualquier incidencia por email o con una notificación push.
  • Riego. La automatización del riego permite hacer una programación horaria e incluso hacer un corte automático en caso de lluvia u otras condiciones meteorológicas adversas. 
  • Accesos. La domótica permite desviar las llamadas del videoportero a otros dispositivos móviles, y se puede gestionar la entrada mediante tarjeta, teclado o huella dactilar.

Estos ejemplos son solo algunas de las opciones que la domótica puede ofrecer a los hoteles, lo que puede ayudar a que las experiencias de las personas usuarias sean excelentes.

El objetivo de la automatización de los edificios mejorar la comodidad de los huéspedes, conseguir un funcionamiento eficiente, reducir el consumo de energía y aumentar la seguridad.

Ventajas de la aplicación de la domótica en los hoteles

Cuando hablamos de domótica en los hoteles hay dos ventajas claras de las que nos podemos favorecer en su implantación. Las ventajas de la aplicación de la domótica en los hoteles son:

  • Comodidad y bienestar. La domótica ofrece a los usuarios la posibilidad de controlar muchas cosas de la habitación desde un control, ya sea una pantalla táctil o por voz. Por ejemplo, se puede controlar las persianas o personalizar la intensidad de las luces.
  • Ahorro de energía. El ahorro de energía es uno de los mayores beneficios de la domótica en los hoteles, ya que permite, entre otras cosas, programar la temperatura de la habitación teniendo en cuenta cuándo se va a utilizar y evita que las luces se queden encendidas si el huésped no está en la habitación.

Inconvenientes de la aplicación de la domótica en los hoteles

Por otra parte, aunque la domótica tenga muchas ventajas, también tiene algunos inconvenientes. 

  • Coste. A día de hoy la implantación de la domótica tiene un coste bastante elevado, así que no está al alcance de todos. Además el mantenimiento de dichas instalaciones también supone un coste elevado. Sin embargo, aunque el coste es elevado, es rentable llevar a cabo la modernización, ya que mejora la eficiencia global del hotel. Un ejemplo para visualizar el ahorro es que el aire acondicionado se apague cuando los huéspedes no están en la habitación. Con un sistema normal, es muy probable que los huéspedes abandonen la habitación sin apagar el aire acondicionado, y eso puede suponer un gasto muy grande, que podemos evitar con la domótica.
  • Disminución del contacto humano. Poco a poco la domótica puede ir sustituyendo todas aquellas actividades que antes necesitaban personal del hotel para llevarse a cabo. Desde el proceso de recepción, hasta el servicio de habitaciones. 

En definitiva, la tecnología puede ayudar enormemente en la gestión y la creación de valor de los servicios hoteleros. La unión del uso de la domótica y la experiencia de las personas usuarias en clave para garantizar buenas experiencias. 

Conviértete en un experto en temas específicos de UX y desarrolla al máximo tus habilidades con los Programas de Especialización de UX Learn, poniendo en práctica tus conocimientos con tu propio proyecto personal.

Infórmate sobre los programas disponibles y los próximos lanzamientos en la web de UX Learn.

No dudes en consultarnos cualquier inquietud sobre los programas. ¡Estamos encantados de ayudarte!


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.