Cuando hacemos investigación con personas usuarias recabamos mucha información cualitativa sobre cómo son estas personas y sus modelos mentales. Para categorizar toda esta información podemos utilizar los mapas de afinidad, también llamados diagramas de afinidad o mapa KJ (llamado así por el autor Kawakita Jiro, que fue quién creó este método).

La información cualitativa es mucho más difícil de sintetizar y analizar que la información  cuantitativa. Para salvar esta dificultad, el mapa de afinidad sirve para recopilar la información cualitativa sobre las personas usuarias y agruparla por categorías con características similares. 

Cuándo hacer un mapa de afinidad UX

Los equipos de UX utilizan normalmente los mapas de afinidad para ordenar observaciones e ideas de un estudio de investigación, visualizar las ideas que surgen en reuniones de diseño e ideación o para plantear ideas sobre estrategia y visión de UX.

Se puede utilizar en la etapa de definición del problema, para organizar las ideas después de una sesión de brainstorming, con la finalidad de establecer prioridades sobre las ideas.

También es muy útil para organizar y clasificar todas las informaciones que hemos recopilado mediante la investigación de las personas usuarias. 

Cómo hacer un mapa de afinidad UX

Por ejemplo, si el objetivo es ordenar las observaciones e ideas de una investigación, el primer paso para hacer un mapa de afinidad es recopilar información sobre las personas usuarias. Esto lo podemos hacer a través de métodos como pruebas de usabilidad, entrevistas con usuarios, focus group, o cualquier otro método que nos sirva para recopilar comentarios.

Una vez que hemos recopilado toda la información tenemos que:

  1. Anotar todas las observaciones que hemos recabado en tarjetas individuales o notas adhesivas. En este primer paso no tenemos que organizar los datos, simplemente tenemos que plasmarlos en las tarjetas individuales. Además, en esta fase podemos crear códigos de colores para las notas adhesivas. Por ejemplo, si hemos entrevistado a 5 personas usuarias, podemos escribir las notas que tienen que ver con cada uno de esos usuarios con un color diferente para poder identificarlos. Si estamos haciendo una sesión de ideación, otra opción es que cada UX Researcher o UX Designer esté representado por un color, y así podamos identificar de quién son las notas.
  2. Buscar patrones en las notas. Dependiendo del proyecto al que nos estamos enfrentando los patrones serán diferentes.  
  3. Crear un grupo para cada patrón. Conforme se van encontrando patrones en las notas, se agrupan. 
  4. Dar un nombre a cada grupo. Una vez que las notas están agrupadas, se crea un nombre para cada grupo.
  5. Analizar qué información hemos aprendido de cada grupo. Cuando la información ya está clasificada y agrupada podemos analizar en profundidad cada uno de los grupos para obtener más información.

La metodología clásica para hacer mapas de afinidad es utilizando notas adhesivas para  colocarlas en una pizarra. 

También podemos utilizar herramientas colaborativas con pizarras virtuales, como Invision o Mural. De esta forma podremos trabajar conjuntamente con el resto del equipo pero sin necesidad de estar físicamente en el mismo espacio. 

Ventajas del mapa de afinidad UX

Una vez que hemos creado el mapa de afinidad, podremos aceptar o rechazar las hipótesis previas sobre las personas usuarias del producto. Además, después de haber hecho este ejercicio tendremos mucha información muy útil. Estas son sus ventajas

  • Permite organizar muchas ideas y conceptos, lo que es de gran ayuda si tenemos un gran volumen de información que necesita ser ordenada.
  • Facilita el análisis de la información cualitativa. 
  • Ayuda a entender problemas en profundidad.
  • Es un método muy visual, lo que fomenta la creatividad y la participación del grupo.

Los mapas de afinidad no resuelven un problema, pero sí dan un análisis mucho más completo, y sirven de punto de partida para encontrar una solución. 

Diseña y ejecuta a la perfección tu propio proyecto de investigación, teniendo en cuenta las necesidades del cliente y del producto.

Si quieres especializarte en la investigación de los usuarios y sus necesidades el Programa de Especialización en Research Avanzado es la solución perfecta para ti.

Contacta con nuestro equipo de formación en UX Learn para conocer próximas convocatorias.


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.