30 abril 2021

Un menú de navegación mal diseñado puede hacer que los usuarios abandonen la web sin encontrar lo que estaban buscando y con un sentimiento de frustración. Sin embargo, hay una serie de pautas que podemos seguir para evitar que el menú se convierta en un problema y los usuarios pierdan su tiempo.

Cómo mejorar menús de navegación en E-Commerce usando UX Research
Un menú mal construido puede ser difícil (o imposible) de entender para tus clientes

Dónde iniciar el proceso de mejora

El primer paso para empezar a investigar cuáles pueden ser los principales problemas de un menú de navegación es realizar entrevistas cualitativas con los departamentos internos de la empresa que tienen contacto directo con los clientes. Las personas que trabajan en los departamentos de ventas y de atención al cliente es muy probable que tengan información sobre cuáles son los problemas habituales de los clientes a la hora de interactuar con el menú de la web.

Una vez que se ha acotado ligeramente el problema, el siguiente paso es realizar las pruebas de usabilidad cualitativas con los usuarios para entender perfectamente cuáles son sus problemas.

Técnicas de investigación para mejorar menús de navegación

Para testear si un menú de navegación está bien planteado se puede utilizar el tree test para comprobar su usabilidad. En esta prueba se esquematiza el menú y después se plantean una serie de tareas para comprobar si los usuarios son capaces de encontrar fácilmente en la web la información que están buscando. 

Con esta prueba podemos descubrir si las respuestas son correctas, qué recorrido se ha utilizado para llegar a respuesta y cuánto tiempo se ha tardado en realizar la tarea. Es muy interesante porque nos permite tener evidencias de cuáles son los problemas de la arquitectura de la información y podemos plantear soluciones para mejorarla.

Algunos problemas que se pueden detectar son: 

  • hay demasiadas categorías de productos del nivel superior y los usuarios tomen rutas equivocadas, 
  • las jerarquías se superponen entre sí,
  •  las subcategorías no tienen nombres descriptivos.

La siguiente prueba que se puede realizar para poner solución a los problemas que se han detectado es el card sorting. En esta prueba se observa cómo los participantes organizan y agrupan en categorías una serie de tarjetas etiquetadas con los diferentes apartados de la web. Así se puede entender cómo son los modelos mentales de los usuarios de la web y adaptar el menú para ellos.

Después de realizar el card sorting se pueden proponer soluciones para los problemas que se han descubierto tras realizar la prueba. Se podrían ampliar las primeras categorías para que el primer click en el menú fuese más intuitivo y disminuir la cantidad de opciones que los usuarios tienen que considerar en un primer paso, reestructurar las jerarquías para evitar que sean confusas y optimizar los nombres de las categorías para que sean más descriptivos.

Implementar, probar, iterar

Una vez que se han llevado a cabo las mejoras se puede realizar otra vez la prueba de tree testing con la nueva organización y arquitectura de la información para asegurarse de que se han solventado los problemas que se habían detectado al principio. De esta forma se puede medir la mejora de las métricas de usabilidad.

La clave para conseguir el menú de navegación perfecto en un ecommerce es evaluar mediante investigaciones cualitativas y después cerciorarse de que las mejoras han resuelto los problemas que se habían planteado. 

En UX el secreto siempre está en investigar a los usuarios y conseguir entenderlos perfectamente para poder plantear las mejores soluciones y conseguir ofrecer una experiencia de usuario fantástica.

Si quieres aplicar estas metodologías a tu tienda online con garantías, te recomendamos el Curso de UX para E-Commerce de UX Learn. Con él aprenderás a obtener el máximo partido a tu sitio, implementando procesos de mejora iterativa como estos. Reserva tu plaza para la próxima convocatoria.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.