01 agosto 2019

Kate Lucey ha escrito un post en el blog de diseño de Invision sobre el scroll infinito. 

Scroll infinito en Instagram. Imagen de Wokandapix en Pixabay 

Lucey nos dice que en los medios de comunicación la adopción del scroll infinito se vió con buenos ojos. El reemplazo de widgets y carruseles por un scroll infinito de carga rápida vió que todas las métrica de enganche se iban por el techo, es decir aumentaban imparablemente. Muchos medios de comunicación cuadruplicaron el tiempo en página.

Además ahora los anuncios “above the fold” (los que se encuentran en lo visible en la primera pantalla sin hacer scroll) ya no existen. Porque esa división se pierde en un túnel sin fin de contenidos.   

Las métricas y los modelos de negocio que sustentaron el scroll infinito no son la mejor opción en 2019 para los editores. Muchos editores han ido a titulares clickbait para conseguir más páginas vistas o unos segundos extra en el sitio. 

Lucey nos dice que si algo ha aprendido sobre los ecosistemas de noticias y contenidos en los pasados 5 años, es que los sitios que maximizan el tiempo en el sitio y las páginas vistas no producen el contenido más útil. 

“El scroll infinito siempre ha parecido una solución a la espera de una pregunta” nos dice Lucey que le dice un antiguo jefe de Hearst UK. “Los sitios ven un aumento del tiempo en la página cuando el scroll infinito aparece, pero ¿es algo de valor?” Continúa él diciendo. 

La conversación de interfaces moviéndose del scroll infinito a algo personalizado lleva años dándose. 

Lo que venga después tendrá que ser un bravo editor que acabe con el scroll infinito y editorialice las páginas. Sí, puedes curar las historias para la portada y las landing pages. 

Allí donde un algoritmo te presente lo que disfrutas basándose en tu historial de lectura y en las conexiones en la plataforma que has leído. El futuro editorial inteligente te presentará una agenda de lo que la marca quiere que disfrutes con sugestiones algorítmicas personalizadas. Bueno para los lectores y para el negocio. 

Imagínate una página perfectamente curada mezclada con sugerencias personalizadas más posturas editoriales. Que puedes consumir con sólo dos scrolls. 

El mundo será un lugar mejor cuando el scroll infinito muera.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.