29 noviembre 2022

Ya hemos hablado en este blog sobre qué es la web 1.0, web 2.0 y web 3.0. Como investigadores y diseñadores de UX es muy importante que conozcamos la historia de internet. La tecnología avanza a un ritmo frenético, y tenemos que estar al día para aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece.

En este post vamos a conocer con mayor profundidad la web 3.0. La web 3.0 o web semántica se describe por la interactividad, la personalización y la descentralización. 

¿Qué implica el diseño de la web 3.0?

Para diseñar para web3, hay tres consideraciones que tener en cuenta:

Diseñar con el usuario en el centro 

Hay que entender a la perfección a las personas usuarias, y qué tipo de productos web 2.0 usa activamente. Después, trabajaremos en traducir esas experiencias al producto Web3 para que le resulte familiar. 

Este primer punto puede parecer muy obvio, pero tenemos que ser conscientes de que la web3 está en pleno desarrollo, por lo que el trabajo de los diseñadores ahora es conseguir que sea accesible y útil para todo el mundo.

Diseñar para la confianza 

La web3 es un panorama completamente nuevo y desconocido para muchas personas, por lo que es importante cultivar la confianza a través de una guía clara y consistente, y con datos informativos. Los productos de web3 tienen que ser muy claros sobre las medidas de seguridad que se toman (por ejemplo, si diseñamos un producto en el que se realizan transacciones a través de blockchain). 

Si quieres aprender más sobre blockchain puedes leer este recurso de IBM: ¿Qué es la tecnología Blockchain?

Educar a través del diseño 

Entre los acrónimos y la jerga, la web3 puede ser un lugar bastante confuso e intimidante, además de convertirse en inaccesible. Los diseñadores de web3 tienen que utilizar un lenguaje simple. Cuando sea necesario utilizar acrónimos, tienen que ir acompañados de un texto de ayuda que defina qué significa y qué implica.

Una vez hemos conocido las tres partes fundamentales que componen la web 3, vamos a conocer los principios que debemos considerar al diseñar este tipo de productos.

Principios de diseño de Web3

Al crear interfaces y experiencias de usuario de web3, hay una serie de buenas prácticas que, como diseñadores, tenemos que considerar.

  • Orientación activa. Las personas usuarias tienen que saber fácilmente cómo volver a un estado anterior y cuál es su próximo paso. (Ver también: Consejos de diseño para el error).
  • Consistencia. Establecer consistencia visual entre los productos y la experiencia del cliente es esencial para la percepción de confiabilidad.  
  • Comunidad. Las aplicaciones descentralizadas son diferentes a las aplicaciones nativas a las que estamos acostumbrados. 
    • Las aplicaciones descentralizadas (DApps) son aplicaciones o programas digitales que se ejecutan en una red de computadoras blockchain o peer-to-peer (P2P), en lugar de en una sola computadora. Se pueden desarrollar para una variedad de propósitos, incluidos los juegos, las finanzas y las redes sociales.
    • Si quieres saber más sobre esto puedes leer este artículo de IEBS: Qué son las DApps o Aplicaciones Descentralizadas y varios ejemplos.
  • Transparencia de datos: procedencia y transacciones . Las personas usuarias tienen que saber, con solo un vistazo, qué datos o contenidos están almacenados en blockchain. También es crucial aclarar qué acciones son irreversibles y cuáles involucran una transacción. 
  • Mantenimiento de registros y código. Las aplicaciones descentralizadas (DApp) tienen que ser confiables, y para ello deben ser lo más transparentes posibles sobre su código.
  • Modo para personas que están empezando. Para conseguir que las personas usuarias adopten las aplicaciones descentralizadas, hay que reducir las barreras de entradas para aquellas personas que no tienen conocimientos técnicos sobre la blockchain. Además, esto también ayudará a educar sobre las diferencias entre las aplicaciones descentralizadas y las nativas. 
  • Retroalimentación. El diseño tiene que ayudar a las personas usuarias a entender qué está ocurriendo en cada momento y a guiarlos mientras están utilizando el producto.
  • Confianza. Para que la web3 funcione, hay que conseguir que las personas usuarias perciban los productos como confiables, estables, seguros y transparentes. 

Actualmente, la mayoría de aplicaciones descentralizadas (DApps) se utilizan para realizar transacciones financieras, pero también pueden permitir a las personas usuarias participar en otras actividades del mundo de la web3.

Las aplicaciones de la web3 y blockchain no están más que empezando, y como diseñadores de UX tenemos un por delante un gran abanico de posibilidades en el que trabajar en el futuro cercano. 

Asienta las bases teóricas y las prácticas clave de UX para mejorar el proceso de diseño de productos digitales.

Entiende el enfoque del diseño centrado en el usuario y aplícalo en tus proyectos con la certificación internacional UX-PM Nivel 1: Adoptar UX.

¿Quieres más información? Visita UX Learn para conocer las fechas de las próximas convocatorias.


En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.