22 noviembre 2022

¿Qué es la web 3.0? Para entender qué es la web 3.0, primero tenemos que conocer qué es la web 1.0 y la web 2.0.

Nuestra forma de vivir y de consumir ha cambiado mucho con la evolución de la web y de la tecnología. En los últimos años, Internet ha cambiado nuestras vidas, y es muy difícil concebir nuestro día a día sin conectarnos a la red. Incluso las personas más mayores han tenido que adaptarse a estas nuevas tecnologías. (Ver también: Diseñar para los más mayores). 

La web surgió primero con navegadores básicos que solo interpretaban texto. A continuación apareció el HTML, que hizo que las páginas fueran más fáciles de usar y de acceder. Hoy en día, la web es una plataforma amplia y rica en recursos que nos ayuda a conectar con otros y a acceder a la información.

En los últimos años, han aparecido nuevas tecnologías que revolucionan continuamente el sector. Pero si lo pensamos fríamente, no hace falta ir muchos años atrás para recordar cuando los usuarios de BlackBerry se sentían lo más “modernos” porque tenían su propio chat interno (BlackBerry Messenger), que se lanzó en 2005. 

Los inicios de la web

Para hablar sobre el origen de lo que hoy conocemos como web tenemos que remontarnos hasta los años 60, cuando surgió la red ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network). Fue una iniciativa del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que tenía como finalidad crear una red capaz de comunicar usuarios en distintas computadoras. 

Pero no podemos hablar sobre el nacimiento de Internet haciendo referencia a un episodio en particular, sino que a lo largo de los años ha habido diferentes hitos que han sido clave para el desarrollo de la web tal y como la conocemos ahora (y todo lo que está por venir).

Web 1.0: La web estática

La web 1.0 eran las webs estáticas, que empezaron a desarrollarse en los años 90. Solo permitían la lectura, y las personas usuarias no podían interaccionar de ninguna forma. En la web 1.0 la información era unidireccional y el papel de las personas únicamente era consumir el contenido. 

Era la forma más básica que adoptó Internet. Durante esta época los CMS no existían, y WordPress no era la base de la gran mayoría de las webs que se alojan en Internet.

El elemento principal era el texto que se completaba con HTML, hipervínculos y los primeros navegadores visuales. Si la persona encargada de actualizar el contenido (el webmaster) no lo hacía, no cambiaba, ya que era la única persona con la capacidad de interactuar con la página web.

A pesar de ser la primera versión de internet, a mucha gente le resultaba difícil utilizarla y navegar por ella, porque no tenía en cuenta la usabilidad.  

Las webs más conocidas de esa época eran Netscape Navigator (1994-2008) o AltaVista (1995-2013), por ejemplo.

Web 2.0: La web dinámica

La web 2.0 es la web dinámica. El contenido no se consume de forma pasiva, sino que las personas usuarias podemos crearlo y personalizarlo. Es la segunda generación de la World Wide Web, que comenzó a mediados de la primera década de este siglo. 

El objetivo de la web 2.0 es compartir conocimiento. Permite a los usuarios interactuar con otros usuarios o cambiar el contenido del sitio web, algo que no se podía hacer en la web 1.0. 

El consumidor es ahora quien genera el contenido de calidad, en lugar del modelo tradicional en el que el contenido era producido por unos pocos y consumido por muchos.

Es la época dorada de los foros de Internet y de las primeras redes sociales, como myspace (2003). La web 2.0 cambió las sociedades y la forma de recibir la información, que antes únicamente se recibía a través de la prensa.

Es en este punto cuando empezaron a salir a la luz los primeros gestores de contenido o CMS, y el diseño y la administración de contenidos de las páginas web tuvieron un salto brutal. Y empezaron a surgir términos como los que nos conciernen a nosotros, la UX. 

Web 3.0: La web semántica

La Web 3.0 es la web semántica. Es la nueva generación de Internet, en la que la información es más fácilmente accesible y comprensible. Es la web inteligente, en la nube, las aplicaciones y la web “multidispositivo”.

Hoy en día no solo nos conectamos a internet desde los ordenadores, sino también desde las tabletas, los smartphones, las televisiones e incluso los frigoríficos, entre otros. En esta era el contenido y la información están disponibles continuamente, independientemente de dónde estemos o desde donde nos conectemos. 

El término web 3.0 se acuñó por primera vez en 2006 (cosa que comentamos por aquel entonces en este mismo blog: El fin de la web 2.0: gracias, Zeldman).

Las dos palabras que describen la web 3.0 es la interactividad y la personalización. La web ha evolucionado muchísimo, y hoy en día nos permite personalizar una infinidad de aspectos. Un buen ejemplo es la publicidad personalizada que aparece después de haber buscado algo en concreto.

Siguientes pasos… ¿la web 4.0?

La tecnología sigue evolucionando día a día. La web 4.0 puede parecer algo futurista, pero es un concepto que ya se mueve entre nosotros y con el que tenemos un contacto muy estrecho. 

Quizá no es un cambio tan abrupto como los de la web 1.0, web 2.0 y web 3.0, pero sí es un perfeccionamiento de todas las tecnologías y metodologías que conocemos hasta ahora a través de otro concepto clave: la inteligencia artificial.

Un ejemplo muy claro es el corrector de Google. Al principio solo hacía traducciones literales, pero después de muchos años aprendiendo de los propios usuarios, cada vez es más preciso.

Tampoco nos podemos olvidar de las interfaces de voz como Siri o Alexa, que utilizan las tecnologías de Deep Learning y Machine Learning para desarrollar nuevos sistemas de información. 

Ver también: 

También nos tenemos que sumergir en el mundo del Metaverso, que busca difuminar la línea que separa el humano de la máquina.

Ver también: 

Sin duda, como investigadores y diseñadores de UX es vital que conozcamos la historia de la web. Internet y las tecnologías van a seguir avanzando, y debemos estar preparados para el gran abanico de posibilidades que nos ofrecen. 

Planifica e integra las mejores prácticas de la experiencia de usuario en tu organización con UX-PM Nivel 3: Liderar UX.

Aprende todo lo que necesitas saber sobre el diseño de servicios.

Más información sobre la certificacion internacional en UX Learn.


Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.