18 octubre 2022

La UX cubre un espectro muy amplio de áreas y disciplinas, y una de ellas es el ámbito sanitario.

La atención médica sigue en evolución constante y continuamente requiere nuevas formas de apoyar a los pacientes. Desde la UX podemos ayudarles a entender las consecuencias y las implicaciones de los tratamientos o facilitar el uso de herramientas y dispositivos que monitorean su salud diariamente.

Hoy en día la salud no es únicamente la ausencia de enfermedad, sino que también abarca la capacidad de adaptación y bienestar de los pacientes. Es aquí donde entra en juego la UX, porque tiene un impacto positivo en la calidad de vida de los pacientes.

Una de las partes clave en las que UX Designers y UX Researchers contribuyen al área de la salud, es diseñando interfaces usables, uniendo a las personas (en este caso, pacientes) y la tecnología.

La UX en el ámbito sanitario presenta muchos desafíos y es muy exigente. Por ejemplo, es posible que los profesionales de la salud no estén familiarizados con la disciplina del diseño, y viceversa. También puede suponer un reto adicional que los diseñadores se adapten a los procedimientos y estándares de la salud (porque nada tienen que ver con el diseño de una aplicación de entretenimiento, por ejemplo).

Otras consideraciones que hay que tener en cuenta son la ética de la investigación, o el posible efecto disruptivo de las novedades tecnológicas

Cuando los especialistas en UX trabajan en proyectos relacionados con la salud, estos son algunos de los desafíos a los que se tienen que enfrentar.  

El trabajo de campo

El trabajo de campo en entornos clínicos puede resultar complicado. Imaginemos, por ejemplo, que para desarrollar un producto digital, debemos investigar un procedimiento concreto que tiene lugar durante una cirugía. Este es un entorno absolutamente controlado, y puede ser complicado acceder a la información necesaria, por lo que hay que saber adaptarse para obtenerla.

En definitiva, los desafíos del trabajo de campo pueden darse al establecer un acuerdo sobre las necesidades para llevar a cabo la investigación, pero también ante la obligación de adaptarse a las restricciones o circunstancias impredecibles del ámbito sanitario. 

Otro desafío importante se puede dar cuando es necesario contar con la participación directa de los usuarios finales (en las pruebas de prototipos, por ejemplo). De nuevo, los protocolos clínicos pueden suponer una barrera que afecte a la disponibilidad. Además, también nos podemos encontrar ante una disponibilidad limitada de participantes, tanto de profesionales del sector sanitario como pacientes. 

Ver también: Cómo obtener el consentimiento informado para la investigación UX

Lidiar con situaciones delicadas

Uno de los desafíos más particulares de este contexto es la sensibilidad de las situaciones en las que estamos investigando. Al fin y al cabo, se trata de temas personales que tienen que ver con la vida de las personas.

Hay que tener en cuenta la vulnerabilidad de las partes interesadas. Es crucial establecer una guía ética que ayude a dirigir estas situaciones tan delicadas, así como asegurar la protección de datos.

Estos procedimientos de ética existen para proteger a los pacientes y sus datos, y la investigación debe ser revisada por un comité de ética para asegurarnos de que no se incumple ningún punto.

Ver también: Simpatía vs. empatía en UX

Gestión de proyectos 

El trabajo del diseño ocupa muchas más partes que solo el trabajo de campo que hemos nombrado arriba. Existen otras partes importantes relacionadas con la gestión de proyectos son la financiación, el seguimiento y la comunicación y participación de las partes interesadas.

Cuando nos referimos a proyectos de diseño en el ámbito de la salud, muchas veces los proveedores de atención no solo participan como usuarios finales, sino que también colaboran con la investigación, ya que realmente son esas personas las que conocen los procesos y los requerimientos de lo que hay que diseñar. 

Comunicar el valor del diseño

Un aspecto importante cuando nos enfrentamos a cualquier tipo de proyecto relacionado con el diseño, es el de saber comunicar cuál es su valor, ya que es la mejor forma de justificar las inversiones. 

En el valor del diseño también se encuadra la tarea de alinear las expectativas con los resultados. Algunas partes interesadas pueden pensar únicamente en el producto final, mientras que otras pueden considerar que el proceso de diseño investigación en sí también es valioso.

El ámbito sanitario es un campo en el que el diseño y la investigación UX realmente puede tener un gran impacto y ayudar a las personas. Sin embargo puede ser muy desafiante debido a los procedimientos éticos, el acceso limitado a los participantes o la sensibilidad de las situaciones en las que se trabaja.

Como expertos en UX, debemos ser creativos al enfrentar esos desafíos y ajustar nuestra forma de abordar el campo para que nuestra investigación tenga éxito.

Ver también: 

Conoce los conceptos clave de la UX con UX-PM Nivel 1: Adoptar UX.

Implanta herramientas y buenas prácticas UX en tus proyectos digitales, teniendo en cuenta las características únicas de cada proyecto.

Más información sobre convocatorias en UX Learn.


En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.