Los Test del Primer Clic (o First Click Testing) analizan con qué interactúa primero, a través de un clic, la persona que participa en el estudio. Y este es un dato importante, porque varios estudios han demostrado que si una persona usuaria no “acierta” con su primer clic es mucho más probable que no consiga realizar exitosamente la tarea que iba a realizar. Uno de los estudios más influyentes de los últimos años, que a pesar del paso de los años continúa siendo relevante, “First Click Usability Testing” llegó a la conclusión de que cuando el primer clic es el correcto las personas usuarias completan la tarea el 87% de las ocasiones.

Si conseguimos que las personas usuarias sepan dónde dar el primer clic para comenzar una tarea, lograremos que realicen las tareas con éxito. Las herramientas de analítica nos pueden ayudar a detectar dónde hacen el primer clic, pero no nos dicen qué es lo que querían hacer, o cuál es su objetivo final, aquí es donde nos ayuda el Test del Primer Clic. Si detectamos que en nuestra aplicación o web hay problemas de navegación, es probable que un Test de Primer Clic nos ayude a saber dónde está el problema. Esta prueba de usabilidad es de tipo cuantitativo, pero se puede complementar con algo de información cualitativa, dependiendo de cómo planteemos la prueba (en remoto o presencial, además de cómo queramos complementar la prueba con un cuestionario posterior).

Ventajas del Test del Primer Clic

  • Se puede testear sobre un wireframe. El clic no tiene que hacer algo necesariamente, al estar testeando solamente queremos saber dónde harían clic.
  • Se puede realizar el test en cualquier fase de desarrollo. Esto nos será de gran ayuda en los momentos iniciales del desarrollo, puesto que nos ayudará a detectar problemas antes de que los costes resulten demasiado elevados.
  • Visualizar los lugares exactos del primer clic. Esto ayudará a reconocer las zonas que pueden resultar confusas y así dirigir las nuevas decisiones de diseño.
  • Medir el tiempo que se toman los participantes nos ayuda a comparar, ya sea entre distintas opciones de diseño o un diseño anterior frente al nuevo. En este último caso no solo nos ayuda a verificar las mejoras, sino también a detectar nuevas áreas de mejora.
  • Mejorar productos que ya están activos. Si, como hemos comentado antes, las herramientas de analítica nos indican que puede haber problemas con la navegación, podemos identificar posibles problemas con este tipo de test.

Metodología

  1. Elige qué páginas o interfaces quieres analizar.
  2. Fija los objetivos que quieres obtener. Ya sea resolver los problemas obtenidos de herramientas de analítica, preguntas o directrices de stakeholders, pero debemos tener claro qué queremos conocer. 
  3. Crea las tareas a completar. De igual forma que en un Tree Test, proponemos una serie de tareas a completar, solo que en este caso el test acaba en el primer clic.
  4. Marca el camino correcto a seguir. Si antes de realizar la prueba tenemos claro el camino tanto el moderador como los observadores, facilitará la toma de notas.
  5. Mide el tiempo que tardan los participantes. Si se tarda demasiado en dar el primer clic puede indicar que hay otros problemas de navegación.
  6. Pregunta sobre la dificultad de cada tarea. Se pueden utilizar escalas o preguntas abiertas para poder indagar de manera más profunda.

Reclutamiento

  • Recuerda que los participantes deben ser representativos de las personas que forman tu target.
  • Trata de reclutar alrededor de 50-100 participantes. En el caso de que también vayas a recoger información cualitativa en el estudio es probable que necesites menos, pero en torno a los 50 tests debería ser suficiente.
  • No les digas a los participantes que es un Test del Primer Clic, a no ser que sea totalmente necesario (como, por ejemplo, cuando estamos haciendo el test sobre un wireframe), ya que esto podría condicionar sus acciones. De la misma manera, no les digas si el recorrido que han escogido era el correcto.

Llegado el momento del análisis, este será similar al de un Tree Test. Debemos tener en cuenta la importancia de los clics fallidos, además de tener en consideración las respuestas obtenidas después de realizar la tarea, ya que no siempre haber acertado con el clic implica que la persona esté segura de haber tomado la decisión correcta.

Este tipo de test se puede realizar tanto presencialmente como en remoto, y puede grabarse o no, aunque es recomendable observar a quien participe mientras realiza el test además de grabar sus clics, ya que esto nos puede dar más información que podría ser de gran utilidad.

Para poder ejecutar estos test hay distintas herramientas, entre las que destacan la de UsabilityHub o Chalkmark de Optimal Workshop, aunque también están las de Useberry, UserZoom o Proven By Users.

Si queremos solventar los problemas de navegación que pueda tener nuestro producto digital el Test del Primer Clic puede sernos de gran utilidad, también en las fases iniciales de un proyecto, para poder diseñar correctamente cómo las personas usuarias interactúan con nuestro producto.

Diseña y ejecuta a la perfección tu propio proyecto de investigación, teniendo en cuenta las necesidades del cliente y del producto.

Si quieres especializarte en la investigación de los usuarios y sus necesidades el Programa de Especialización en Research Avanzado es la solución perfecta para ti.

Contacta con nuestro equipo de formación en UX Learn para conocer próximas convocatorias.


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.