El sketching de producto es una fase muy importante en el diseño de la experiencia de las personas usuarias, y se engloba dentro del diseño conceptual en la UX. Y aunque a veces se pasa por alto, es una habilidad que hay que entrenar para poder mejorar.

Para hacer sketching producto no hay que ser un artista y saber dibujar, sino que hay que trabajar en encontrar la forma de comunicar de forma visual cómo queremos que sea un diseño.

El sketching de producto es la primera fase de visualización de un producto digital. Conforme avanzamos en el proceso de diseño, los siguientes pasos son cada vez más completos y realistas. Pensando en el resto de herramientas que utilizamos para diseñar los productos digitales, este es el orden que utilizamos:

  • Sketching de producto. Son las ideas iniciales y normalmente se utiliza un único color para el dibujo. En este paso lo mejor es dibujar rápidamente muchos bocetos básicos, lo que nos permite observar el problema desde diferentes puntos de vista, y después podremos crear muchas soluciones diferentes. Igual que en una sesión de brainstorming, la meta es generar muchas ideas, y después elegir las mejores. 
  • Wireframes. En este paso, se crea un esquema del producto digital, especificando dónde irá cada elemento. En esta fase todavía no se desarrolla el aspecto visual del producto digital.
  • Prototipos. Después de haber desarrollado y validado los wireframes, se pasa a la creación de prototipos. Los prototipos pueden ser de baja o de alta fidelidad, y son una representación fiel de cómo será el producto digital final.
  • Componentes. Por último, hay que diseñar también los componentes. Hay que desarrollar las funcionalidades de cada componente de la interfaz y desarrollar cómo va a ser cada estado. Por ejemplo, hay que diseñar cómo va a ser el aspecto visual de un botón al clicar o al pasar el ratón por encima. 

Empezar haciendo un buen sketching de producto ayudará a visualizar mejor qué se quiere lograr, consiguiendo mejores soluciones y ahorrando tiempo durante el proceso.

Claves para hacer Sketching de producto

Para hacer sketching de producto hay dos pasos muy diferenciados. 

El primer paso es generar muchas ideas. Lo más importante de esta fase es proponer muchas ideas, para después poder valorar cuáles se podrán llevar a cabo. En esta fase lo más habitual es que todavía no tengamos claro cómo van a ser algunos de los elementos, pero no pasa nada, lo más valioso es contemplar todas las posibles opciones.

El segundo paso consiste en detallar y refinar las mejores ideas, y pasar a detallar el diseño en los sketches que mejor se adapten a lo que estamos buscando.

El sketching de producto es una fórmula más espontánea de generar ideas, y se hace antes de empezar a trabajar en el ordenador. Esta técnica es más rápida y fomenta la creatividad. Teniendo en consideración las claves y los consejos que detallamos a continuación conseguiremos que este proceso sea ágil y eficiente.

El beneficio de hacer el sketching de producto sobre un papel es que es muy rápido, entonces si hay que desechar una idea no “duele” tanto como si hubiésemos dedicado más tiempo a hacer un boceto más completo a ordenador.

¿Qué hacer antes de empezar con el sketching de producto?

Para empezar a hacer sketching de producto y evitar un bloqueo creativo hay una serie de acciones que podemos llevar a cabo antes de empezar el proceso:

  • Preparar el material. Antes de empezar tenemos que buscar un lugar adecuado que nos permita estar concentrados. Necesitaremos tener una buena provisión de papel y lápices. Aunque los sketches suelen ser monocromáticos, también podemos utilizar bolígrafos o rotuladores de colores.
  • Calentar. De la misma manera que calentamos antes de hacer ejercicio, también tenemos que calentar antes de empezar con el ejercicio. Podemos dibujar algunas líneas, círculos o plantillas básicas para prepararnos. 
  • Definir las metas. Antes de empezar con el proceso, es importante decidir qué se quiere dibujar, cuántas pantallas o con qué nivel de detalle.
  • Definir quién va a ver los sketches. Es importante que sepamos quién va a ver los sketches, porque no es lo mismo presentarlos ante un equipo interno para continuar con el trabajo que mostrarlos a un cliente. En el segundo caso nos tendremos que esforzar más en añadir detalles para que sean entendibles por cualquier persona.
  • Establecer el tiempo que vamos a emplear en la sesión. Por último, también debemos establecer cuánto tiempo podemos dedicar a la creación de sketches. Esto nos ayudará a enfocarnos en el trabajo mientras desarrollamos esta tarea.  

¿Cómo hacer sketching de producto?

Una vez que hemos realizado todas las acciones antes de empezar a trabajar en el trabajo de sketching de producto estos son los pasos que podemos utilizar para desarrollar los bocetos:

  • Dibujar los bordes. El primer paso es dibujar los marcos, ya sea para una versión de escritorio o de móvil. Para simplificar esta tarea podemos utilizar plantillas imprimibles.
  • Añadir los elementos más grandes y básicos. Lo más sencillo es empezar por los elementos habituales de un producto digital: el menú, el pie de página, el contenido principal…
  • Incluir los detalles. Después, podemos añadir los detalles de producto digital más relevantes, aunque tenemos que tener en mente que en esta fase tienen que ser sencillos y esquemáticos.
  • Agregar notas explicativas. Este paso es más importante cuando los bocetos se van a compartir con otras personas, aunque son útiles en cualquier caso.
  • Crear alternativas al primer boceto. Una vez que se ha planteado la primera opción, es recomendable crear otras variaciones para poder comparar.
  • Agregar sombras. Cuando ya hemos decidido cuál es el mejor boceto podemos añadir sombras para que sea más llamativo visualmente. Este pequeño paso hace que sea más fácil visualizar los elementos del producto digital.
  • Guardar el sketching de producto. Si trabajamos con un equipo de forma remota, el siguiente paso es hacer una foto de los bocetos o escanearlos para que todo el mundo que lo necesite pueda acceder a ellos.
  • Compartir los bocetos. Para compartir los bocetos podemos utilizar herramientas tan simples como Google Drive para almacenarlos o enviarlos por correo electrónico, Evernote (genera un link que se puede compartir) o Invision (si utilizas esta herramienta se puede centralizar todo en un único lugar).
  • Revisar los bocetos y añadir más notas. Este último paso puede resultar un poco extraño, pero es muy interesante revisar el sketching de producto unas horas o unos días después de hacerlos. Al volver a revisarlos podemos identificar si hay algunos elementos que no se entienden correctamente o que se podrían mejorar. 

En definitiva, el objetivo principal de hacer sketching de producto es resolver los problemas a los que se pueden enfrentar las personas usuarias. Es el primer paso del diseño de productos digitales, y en este paso todavía no es importante centrarse en el aspecto visual. Esa parte se hace después, en los wireframes y en el prototipado.

Planifica e integra las mejores prácticas de la experiencia de usuario en tu organización con UX-PM Nivel 3: Liderar UX.

Aprende todo lo que necesitas saber sobre el diseño de servicios.

Más información sobre la certificacion internacional en UX Learn.


En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.