Cuando hablamos de experiencia de las personas usuarias, la gamificación es la transformación de la interacción con un producto en una experiencia memorable. Para ello se utilizan recompensas, aventuras o desafíos, lo que lleva a que las personas usuarias obtengan la satisfacción de la victoria.

Sin embargo, la gamificación no se trata únicamente de obtener puntos, sino que lo realmente importante es la motivación. Si las personas están motivadas por hacer algo, lo harán más, durante más tiempo y mejor. La gente no utiliza los productos digitales para obtener puntos, sino porque piensa que la experiencia es emocionante y desafiante. 

El objetivo de la gamificación en UX es hacer que la experiencia sea divertida, interesante y atractiva de la misma manera que un juego. Además, permite crear una interactividad que no pasará desapercibida por parte de las personas usuarias.

Cómo aplicar la gamificación en UX

Aplicar la gamificación en UX tenemos que seguir estos cinco consejos:

  1. Entender cuál es la tarea. El primer paso para crear una gamificación que funcione es entender cuál es el objetivo de dicha gamificación. Hay que identificar las necesidades concretas y dotarlas de objetivos particulares. Esto nos ayudará a crear una gamificación relevante.
  2. Hacer que la incorporación de las personas usuarias sea interactiva. El onboarding de un producto es muy importante, ya que es la primera impresión que las personas usuarias obtienen de nuestro producto digital. La clave de este proceso es que sea interactivo. Si conseguimos proporcionar una experiencia gamificada desde el primer momento, habrá muchas más posibilidades de que mejoremos la retención de las personas usuarias.
  3. Elegir los elementos que se van a gamificar. Una vez que hemos modificado el onboarding de los usuarios, hay que implementar la gamificación en el resto de elementos para enriquecer el customer journey. Gracias a la gamificación podemos conseguir que tengan algo por lo que esforzarse para terminar el viaje, por lo que se mantendrán comprometidos con el proceso.
  4. Motivar a las personas usuarias a través de premios. La clave del éxito de la gamificación es que las personas usuarias obtengan recompensas por sus acciones. Esto tiene una base científica, y es que el cerebro humano libera dopamina en caso de victoria o premio. Las recompensas pueden ser puntos, monedas, insignias, recompensas reales o incluso mensajes de felicitación.  Cuando los usuarios sientan que están siendo recompensados por su esfuerzo después de completar una tarea o un proceso estarán más dispuestos a dedicar su tiempo y energía en el producto digital.
  5. Mantenerse al día de los cambios. Por último, pero no menos importante, nos tenemos que asegurar de que nos mantenemos actualizados de los cambios, ya que la tecnología evoluciona muy rápidamente.

Beneficios de la gamificación en UX

Esta estrategia tiene muchos beneficios:

  • Potencia el engagement. Uno de los mayores beneficios de la gamificación en UX es que aumenta la participación de las personas usuarias. Con esto se consigue atraer a nuevos usuarios y fidelizar a los existentes. Crear buenas estrategias de participación podemos conseguir que la tasa de abandono se reduzca considerablemente, además de obtener una mayor actividad y un mayor tiempo del usuario en la plataforma. 
  • Motiva a las personas usuarias. Los elementos de la gamificación provocan en las personas usuarias una sensación de logro, progreso y superación personal que les motiva. 
  • Fomenta la competencia. Algunos elementos de la gamificación, como por ejemplo, las tablas de clasificación, el seguimiento de la puntuación más alta o las rachas de aciertos alientan a las personas usuarias a competir entre ellas. Esto mejora la retención de las personas usuarias.

Platzi, gamificación aplicada a la pedagogía generando buena UX

Un buen ejemplo de gamificación en UX es nuestro aliado Platzi, que utiliza esta herramienta a través de la competición. La plataforma crea un ranking de estudiantes y, además, hay un sistema de insignias en el que según los puntos que tienes estás en una categoría u otra, y estas categorías ofrecen a su vez ciertas recompensas.

El modelo de puntuación se incluye en el perfil de cada estudiante, e incluye el número de puntos (que se ganan al completar cursos) y el número de preguntas y respuestas que se han hecho. 

Además, se pueden personalizar el objetivo personal de tiempo de estudio semanal. Utiliza la pregunta ¿cuántas horas al día te comprometes a estudiar en Platzi?. De esta forma, es el propio estudiante el que conscientemente hace la promesa sobre el tiempo que va a dedicar a estudiar en la plataforma, por lo que fomenta que realmente se cumpla.

Una de las características clave de Platzi es el sentimiento de comunidad y el aprendizaje social, que está reforzado a través de la sección de comentarios del blog y el foro general, que son los comentarios de cada clase. Esto se utiliza para animar a los estudiantes a compartir sus progresos en los proyectos personales. Sin duda, una experiencia de usuario inmejorable para los estudiantes de Platzi que a través de la gamificación avanzan rápidamente en sus rutas de aprendizaje.

Duolingo, otro ejemplo de gamificación en UX

Otra de las aplicaciones por excelencia en la que podemos visualizar la gamificación en UX es Duolingo, la aplicación más popular para aprender idiomas.

Duolingo domina el uso de métodos de gamificación de UX, y consigue mantener a los usuarios comprometidos y concentrados mientras aprenden y mejoran sus habilidades en un nuevo idioma.

Al empezar a utilizar la aplicación, las personas usuarias pueden elegir un nivel de dificultad que determinará el nivel de implicación diario que deberán llevar a cabo. El primer nivel es “casual”, en el que la persona usuaria tiene que estar activa 5 minutos al día, y el último nivel es “loco”, que requiere 20 minutos de práctica al día. Se pueden desbloquear recompensas a medida que se logran superar las tareas y cuando se obtiene una racha cuando las personas usuarias están activas durante tres días seguidos.

De esta forma, Duolingo fomenta la motivación a través del refuerzo, y hace sentir mejor a las personas usuarias, ya que obtiene una satisfacción al completar las tareas diarias. 

Conseguir que las personas usuarias se diviertan y estén motivadas a utilizar un producto digital es una forma muy poderosa de aumentar la retención y la participación de los usuarios y de mejorar la experiencia completa. 

Ver también:

Conoce los conceptos clave de la UX con UX-PM Nivel 1: Adoptar UX.

Implanta herramientas y buenas prácticas UX en tus proyectos digitales, teniendo en cuenta las características únicas de cada proyecto.

Más información sobre convocatorias en UX Learn.


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.