Poco a poco muchos sectores de la economía están incorporando la Inteligencia Artificial (IA) a sus procesos para automatizarlos, mejorar la eficiencia y reducir los costes. El sector digital no es menos, y utiliza la IA para mejorar las experiencias de las personas usuarias.

La Inteligencia Artificial forma parte de nuestro día a día aunque no seamos plenamente conscientes de ello. Los vídeos en tendencia que comentamos con nuestros amigos, el contenido que consumimos en redes sociales o las recomendaciones de series y películas están determinados en gran medida por la IA, y poco a poco hay una mayor aceptación hacia esta tecnología

Cómo impacta la inteligencia artificial en la UX

La Inteligencia Artificial y la UX tienen algunos aspectos en común, ya que ambas se encargan de recopilar datos, analizar las interacciones de las personas usuarias y predecir cómo va a ser su comportamiento en el futuro.

Algunos ejemplos de Inteligencia Artificial que utiliza datos para mejorar sus servicios son los chatbots, Google Translate, o los dispositivos de voz como Alexa o Siri. 

Si quieres saber más sobre chatbots no te pierdas estos artículos:

Estos son algunos de los impactos que la inteligencia artificial tiene en la experiencia de las personas usuarias:

  • Interfaces de usuario más usables. La Inteligencia Artificial es capaz de crear interfaces con menos obstáculos al navegar para las personas usuarias, ya que puede anticipar las acciones y proporcionar una posible solución más específica y adecuada para cada persona. 
  • Automatización. En el diseño de UX hay muchas tareas que son repetitivas y tediosas, pero requieren la atención humana para completarlas con éxito. Un ejemplo de este tipo de tareas puede ser, por ejemplo, cambiar el tamaño de las imágenes o hacer correcciones de color. Gracias a la IA es posible automatizar este tipo de tareas, que de otra forma habría que hacer una a una.
  • Sistemas de diseño más inteligentes. Los sistemas de diseño se utilizan para crear interfaces de usuario consistentes que mejoren la UX. La Inteligencia Artificial permite recopilar y analizar métricas para entender mejor a las personas usuarias, lo que ayuda a optimizar los resultados de la UX.
  • Efectos visuales. Muchas aplicaciones utilizan la Inteligencia Artificial para el reconocimiento de rostros humanos. Además, nos permite aplicar efectos visuales (como el desenfoque), tal y como hacemos, por ejemplo, en las reuniones de Google Meet.
  • Personalización. La Inteligencia Artificial ofrece un mundo de posibilidades a la hora de crear personalizaciones, lo que mejora considerablemente la experiencia de las personas usuarias. 

Si quieres aprender más sobre Sistemas de Diseño no te pierdas nuestros Cursos UX Online:

Cómo ayuda la inteligencia artificial al diseño de UX

La inteligencia artificial tiene la capacidad de ayudar enormemente al diseño de UX gracias a la automatización y otras ventajas. Estas son algunas de las formas en las que la IA ayuda al diseño de UX:

  • Análisis de datos. La inteligencia artificial facilita el análisis de grandes cantidades de datos, y puede ofrecer resultados significativos para la UX, ya que las decisiones de diseño deben estar basadas en datos.
  • Toma de decisiones. De la misma manera que se pueden analizar grandes cantidades de datos, también puede ayudar a tomar decisiones más fácilmente. 
  • Creación de vínculos entre humanos e inteligencia artificial. La Inteligencia Artificial está presente, por ejemplo, en los dispositivos de voz como Siri o Alexa, lo que es un ejemplo de la vinculación entre humanos y la IA. Estos dispositivos, tras obtener y analizar grandes cantidades de datos, utilizan Machine Learning para predecir cómo se van a comportar los humanos, lo que ayuda a crear el vínculo y a mejorar la UX, gracias a que las experiencias son más humanas
  • Creación de valor añadido para las personas usuarias. La Inteligencia Artificial está enfocada en satisfacer las necesidades concretas de las personas usuarias, lo que aumenta el valor percibido de los productos.

La Inteligencia Artificial, aunque puede aprender de las experiencias humanas a través de datos, aún no tiene la capacidad de pensar por sí misma. Actualmente la IA no es capaz de resolver problemas de diseño complejos tal y como lo haría un experto en UX humano, con empatía, pero es un fantástico recurso para completar tareas repetitivas.

En definitiva, el propósito final de la Inteligencia Artificial es ayudar a las personas, mejorando la productividad y la eficiencia. ¿Quién sabe de qué será capaz la Inteligencia Artificial de aquí a unos años? Nosotros esperamos con los brazos abiertos todos y cada uno de los avances que nos pueda ofrecer la tecnología.

Ver también:

Aprende las técnicas necesarias para convertir los objetivos de negocio en una estrategia de experiencia de usuario con la certificación internacional UX-PM Nivel 2: Ejecutar UX.

Planifica y coordina las actividades de UX en cada etapa del proyecto.

Consulta la información sobre el programa y próximas fechas en uxlearn.com


En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.