01 febrero 2022

Seguro que habrás visto más de una serie en Netflix, que te fias de la plataforma y que reconoces su logo a distancia, pero, ¿alguna vez te has parado a pensar en cómo llegó a ser lo que es? Te lo contamos nosotros y te adelanto: fue gracias al Product Design.

Era el 29 de agosto de 1997, cuando Reed Hastings, actual CEO de Netflix, después de haber vendido su empresa Pure Atria, cofundada con Marc Randolph, mete un pie en una nueva empresa, en Scott Valley (California) que no se llama aún Netflix. Su nombre es Kibble. Pero la fecha que realmente importa no es la de su nacimiento, sino aquellas que representan una evolución crucial que ha permitido a Netflix pasar de ser un servicio de pedidos vía mail a una verdadera industria cultural.

En 1998 nace Netflix.com. Los dos socios fundadores, cuando el formato DVD había nacido hace solo año y medio, abren un catálogo online con aproximadamente 900 titulares de películas en servicio de alquiler postal, con la posibilidad de tener las películas en DVD 7 días, en lugar de las clásicas 24 horas. La historia cuenta que Read Hastings, había sido obligado a pagar 40 dólares de penalización por haber devuelto la peli Apolo 13 con retraso…

Por ese entonces, aún Netflix ni siquiera había fijado su diseño en el color rojo y puso el énfasis en establecer “Net” y “Flix” como dos entidades separadas.

Aquí puedes ver un anuncio de la plataforma por aquel entonces:

En 1999, Netflix era por lo tanto un “e-commerce” centrado en la venta de DVD. Había 2600 películas y solo el 1% de sus transacciones era representada por el alquiler. 

Pero, el servicio evoluciona, el diseño se itera y se introduce el modelo de las suscripciones. Por 15 dólares al mes era posible alquilar hasta cuatros películas y tener el DVD todo el tiempo que se quería.  Se eliminan las fechas límites y las penalidades por la entrega con retraso. La primera versión de la plataforma permitía elegir las películas online y recibirlas en casa pagando 6 dólares, con envío incluido. Pero la fórmula no tuvo éxito y se decidió promocionar un bono mensual sin limitaciones. Se podían elegir tres películas, recibirlas por correo, devolverlas y recibir otras más veces durante el mismo mes.

Con este nuevo diseño, el producto Netflix dio el salto.

Sobre ese modelo se construye luego el standard de la home entertainment del siglo veintiuno y también representa la muerte del Blockbuster, que quizá nuestros lectores más jóvenes ni siquiera han conocido.

En 2002 Netflix salió a bolsa. A solo cinco años de su creación, el pequeño negocio con solo 600 mil abonados y menos de 400 trabajadores pega el salto. Quien invirtió 1000 dólares en acciones Netflix en el 2002, llegó a ganar 140 mil unos años después.

En el 2004, Netflix comenzó a asentar su aspecto característico, pero la plataforma todavía estaba firmemente arraigada a la era del prestreaming.

En el 2007 para Netflix empieza la era del streaming. En ese momento, el mercado del streaming es prácticamente nuevo, en fase de construcción: seis millones de suscriptores y un catálogo que ofrecía grandes clásicos del cine y sitcom indie como The Office.

Netflix en 2007
Netflix en 2007

En el 2008, Netflix explora cómo combinar su librería, que alcanza 100.000 películas en DVD por alquiler, con su recién nacido modelo de streaming.

Netflix en 2009
Netflix en 2009

En el 2010, el  streaming comienza a ser más que un complemento y se vuelve prominente en la página principal.

En el 2012 Netflix apuesta por la sencillez. El sitio web no dedica ya mucho espacio en describir qué es y cómo funciona. El servicio DVD existe aún, pero desaparece el referimiento a ello en la página. Netflix ya es exclusivamente un servicio de streaming.

Netflix en 2012
Netflix en 2012

01 febrero 2013. Esta es la fecha más importante en la historia de Netflix. Es el día en el cual sale House of Cards, la primera maxi-producción firmada por Netflix, transmitida exclusivamente en streaming en Estados Unidos. Netflix añade así a su oferta los contenidos originales. Todo un éxito: 100 millones de dólares, grandes nombres del cine como Kevin Spacey y David Fincher y  muchísimos premios (9 nominaciones a los Emmy en el 2013).

En el 2015, se creó un elemento desplegable elegante que permitió acceder a diferentes secciones, como los grandes éxitos.

Además el 2015 es muy importante porque el 16 de octubre de ese año, Netflix decide hacer salir por primera vez al mismo tiempo en el cine y en streaming la película Beasts of No Nation.

El 6 enero 2016 es el inicio de la difusión a escala mundial. Netflix se lanza de manera oficial en 130 países (con excepción de China, Siria, Corea del Norte y Crimea), que se suman a los 60 que ya cubría. En ese momento, la página de inicio de Netflix presentaba una variedad de usuarios potenciales de Netflix – las imágenes iban sucediendo una tras otra – y la empresa dejó de hacer tanto hincapié en el precio.

En España, Netflix había desembarcado el 20 de octubre de 2015, haciéndose un hueco importante en un país que suele estar arriba en las listas de países con más piratería y la poca costumbre de pagar por servicios digitales. No solo ha sobrevivido con buena salud, sino que ha abierto el camino a otros players del sector (HBO, Amazon Prime, Movistar, etc…) con la ayuda de la Covid-19, que en el 2019 nos ha visto obligados a consumir muchos productos audiovisuales desde el sofá, y también ha empujado a las televisiones generalistas a reaccionar.

Netflix en la actualidad – 2022

La interfaz aparentemente simple de Netflix, en realidad, requiere mucha deliberación, inversión de tiempo, recursos y un gran equipo de diseño.

Desde 1999, cuando introdujo el producto home entertainment, Netflix ha evolucionado continuamente. Los resultados actuales se obtienen gracias a las sinergias entre el equipo de marketing y el equipo de  producto y a través de los test A/B que han permitido una continua investigación cualitativa y cuantitativa.

Netflix y los test A/B

El concepto en la base de los test A/B es crear un experimento con un grupo A que recibe la misma experiencia que todos los miembros de Netflix y uno o más grupos experimentales (B) que reciben un trato alternativo. En la fase posterior se recogen los datos que demuestran cuál experiencia ha sido la favorita. Cualquier modificación en Netflix pasa a través de test A/B antes de ser la experiencia de la persona usuaria predefinida, como por ejemplo el mismo rediseño de la interfaz, la home personalizada para los visitantes externos y las imágenes asociadas a películas o series. 

Un ejemplo de test A/B muy fácil es la elección de la imagen de portada de la película. Los clientes visualizan imágenes diferentes para el mismo título, y luego se recogen los datos. Se mide: el nivel de interacción, el porcentaje de click, la duración total de la reproducción, la fracción de reproducción de corta duración y la fracción de contenido visualizado.

Pero es importante entender que en este rediseño continuo que hace Netflix, cuando la plataforma compra o crea su propio contenido, lo que importa no es que la serie sea la más vista (eso será una consecuencia), sino que genere mucho ruido alrededor. Un estreno de Netflix es un acontecimiento con todo lo que conlleva.

El actual modelo de Netflix es el del estreno/acontecimiento, que hace que la vida útil del producto sea fugaz, junto al “formato maratón” del producto que se ve/consume muy rápido. Por eso Netflix estrena contenido constantemente. La toma de decisiones a la hora de aprobar una serie o una película también es diferente al modelo anterior. Netflix tiene muy claro las preferencias audiovisuales de su audiencia. Los datos les dicen el tipo de programa que sería interesante que hicieran.

Si tú también quieres saber todas las claves del Product Design en la creación de un producto digital hasta el cumplimiento de sus objetivos y su éxito, fórmate en Product Design con nosotros con el Programa de Especialización en Diseño de Producto.



Conviértete en un experto en temas específicos de UX y desarrolla al máximo tus habilidades con los Programas de Especialización de UX Learn, poniendo en práctica tus conocimientos con tu propio proyecto personal.

Infórmate sobre los programas disponibles y los próximos lanzamientos en la web de UX Learn.

No dudes en consultarnos cualquier inquietud sobre los programas. ¡Estamos encantados de ayudarte!


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.