20 diciembre 2021

En este post, explicaremos qué es UX Lab y cómo debemos utilizar un UX Lab.

Contaremos cómo es el proceso de idear y construir un laboratorio UX Lab.

Qué es UX Lab y cuales son sus características

El UX Lab o Laboratorio de usabilidad es una de las infraestructuras de referencia cuando se habla de test con personas usuarias.

Cuando desplegamos procesos de investigación, algunos de los métodos utilizados pueden implicar la observación de las personas usuarias dentro de un contexto real. 

Esta observación implica analizar sus gestos, lenguaje corporal, y sus reacciones más allá de lo que expresan verbalmente. Estas sesiones ponen de manifiesto las brechas entre la experiencia que esperamos estar creando para los usuarios y la que realmente hemos creado.

Este tipo de investigación se lleva a cabo en espacios adaptados por ello, que se definen como UX Lab. Por lo tanto, podemos definir un laboratorio de usabilidad como la instalación configurada para permitir que suceda este tipo de investigación. 

Tomando notas en una sesión de testing en el UX Lab de Torresburriel Estudio

Características de un UX Lab

Una curiosidad que tienen muchas personas del mundo UX es cómo son las instalaciones de un laboratorio de usabilidad.

Un UX Lab tiene que cumplir una serie de características, muy importantes: 

  • Los espacios han de ser separados, discretos e insonorizados. Ya que el objetivo de la investigación es evaluar la usabilidad, la interacción y las emociones de la persona usuaria, sin interferir. Por eso, es importante que haya un espacio separado para tomar notas.
  • Brindar tecnologías avanzadas.
  • Dar la posibilidad de invitar a stakeholders y clientes para que vean en directo que está pasando con su producto. Puede ser revelador para estos.
  • Proporcionar altos niveles de confidencialidad.

¿Por qué necesitamos un laboratorio de usabilidad?

Un laboratorio de usabilidad brinda la configuración técnica necesaria para ejecutar una investigación en un ambiente controlado. 

La pandemia de la COVID-19 nos ha obligado a adaptarnos y hacer investigación en remoto, con todos los ahorros en costes y la flexibilidad que ello conlleva. 

De ello hemos hablado contando cuál es el valor del research remoto en entornos de incertidumbre y, en este post sobre las ventajas de la investigación de usuarios en remoto. También hemos hablado de cómo llevar a cabo Focus groups en remoto en tiempos del COVID-19

Sin embargo, seguimos pensando que el sitio idóneo para llevar a cabo investigaciones en un entorno lo más controlado y aséptico posible, sigue siendo el laboratorio de usabilidad.

Por ello, es importante primero, conocer todas las medidas de seguridad necesarias en la situación actual para la realización de research presencial.

En una Masterclass organizada por la UXalliance, nuestro partner de Estados Unidos Bob Schumacher, Managing Director de Bold Insight, dio una magnífica charla sobre cómo la investigación con personas usuarias había cambiado a raíz de la pandemia. Él mismo llevó a cabo un estudio en el que intentaba medir el impacto, tanto para investigadores como para participantes, de los cambios que habían acontecido. El estudio concluye con que la investigación en remoto cuenta con dos obstáculos:

  1. las dificultades de los usuarios a nivel técnico y
  2. la falta de cultura informática o los problemas que pueden tener las personas usuarias para conocer las diferentes aplicaciones que se utilizan en un proceso de investigación. 

Estas son la clase de cuestiones que un laboratorio de usabilidad ayuda a tener controladas, al crear y monitorizar la persona encargada de la investigación el ambiente y la situación bajo la cual tendrá lugar el estudio.

Por otro lado, hay dos escenarios cuando hablamos de un estudio sobre la usabilidad de productos digitales:

  1. Que pidamos a las personas usuarias que utilicen sus propios dispositivos
  2. Que proporcionemos a las personas usuarias el equipo necesario para llevar a cabo las tareas de la investigación.

El UX Lab: un espacio modular y adaptable

No pensemos en un laboratorio de usabilidad como un espacio rígido e inamovible ya que tendremos que adaptarlo a los objetivos de la investigación y utilizar la infraestructura necesaria.

Por ejemplo, para hacer un focus group necesitaremos espacios amplios que nos permitan albergar a bastantes personas. Idealmente, en el diseño de estos espacios, deberíamos considerar cuestiones como la psicología del color y de la arquitectura. 

Otros proyectos de investigación consistirán en sesiones de trabajo en las que habrá un solo participante de manera simultánea, por lo que la configuración del espacio deberá, en ese caso, ser diferente.

En general será buena idea pensar en el UXLab como un espacio que debe ser modular y adaptable

Por supuesto, no tendremos que olvidar que también necesitaremos espacios suficientes para el equipo de investigación.

Qué pruebas se pueden realizar en un UX Lab

Como en todo, también en la construcción de un UX Lab, tener claro los objetivos que se quieren conseguir con este espacio y los servicios que se quieren dar es primordial. 


Lee también Cuándo debemos utilizar un UX Lab

Entiende todo lo que necesitas saber para convertirte en UX Researcher con el Programa de Especialización en Research Avanzado.

Aprende a manejar datos cuantitativos y cualitativos aplicados al ámbito de la experiencia de usuario y sus necesidades.

¿Quieres más información? Contacta con el equipo de UX Learn y recibe todo lo que necesitas saber para reservar tu plaza en la próxima convocatoria.


En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.