22 octubre 2021

La pirámide invertida es un esquema de escritura que permite organizar la redacción del contenido de una manera muy lógica. El objetivo es asegurarse que el lector sea literalmente “alcanzado” por el mensaje más importante.

Es una técnica usada en el periodismo (sobre todo en crónica) y sus raíces se encuentran en el periodismo anglosajón del siglo XX, conocido por ir siempre al corazón de la noticia. Pero, su aplicación ha encontrado lugar en muchos sitios, entre ellos el content marketing o el web writing, así que la pirámide invertida es hoy en día un pilar de la arquitectura de la información.

Al principio de la pirámide está el lead, o sea la parte más importante que contiene todo. Después encontramos el body, donde se desarrolla el contenido, donde están los detalles del lead, con las imágenes, los videos…

Esta estructura de la información es clave en el marketing online, porque es la favorita de los buscadores, ya que muestra los datos en orden de trascendencia y por lo tanto, ofrece una buena experiencia de usuario. Como dijimos hace unos años, la experiencia de usuario empieza en los buscadores.

Como usar el modelo de la pirámide invertida en la escritura online

A través de este modelo se consigue uno de los resultados más importantes que la escritura para web busca y que es la inmediatez.

Quienes, como nosotros, escribimos para un público que nos lee desde el web, sabemos que los primeros párrafos tienen que ser un manifiesto de claridad y síntesis. Es la oportunidad que tenemos para hacerles entender a quien nos lee cuál es el tema del post y cuáles son las ventajas para quienes continuarán leyendo.

Los lectores muchas veces “escaneamos” artículos y, rara vez, llegan al final de la página, por eso tiene sentido ofrecer lo que el lector busca, tan pronto como llega.

Leen más rápido, buscando frases destacadas o fijándose únicamente en los titulares y hay una gran probabilidad de que abandonen el texto antes de llegar al final, porque disponen de centenares de opciones para saltar a otro texto o marcharse.

La pirámide invertida nos ayuda a conseguir la atención del lector porque desde un primer momento le mostramos lo que quiere leer. Si le interesa, continuará hasta el final. 

Pirámide invertida y su afinidad con el SEO

Hay muchos puntos de contacto entre esta técnica antigua y el SEO.

  • Permanencia en la página: los contenidos relevantes de una web influyen positivamente en el ranking en Google. ¿Quién decide si un contenido es relevante? El usuario, si lo usa. Los motores de búsqueda reconocen el tiempo de permanencia del lector en la web, sobre qué enlaces hace clic y cuándo abandona la página de nuevo. Por lo tanto, de cara a una buena experiencia de usuario, es esencial que los lectores encuentren la información que buscan sin tener que desplazarse hasta el final.
  • Palabras claves al principio: si redactamos la información más importante al principio, lo lógico es que también usemos las palabras clave más importantes al inicio del post. Y esta es otra buena práctica de SEO, que la pirámide invertida te hace poner en marcha.
  • Contenido relevante: los motores de búsqueda tienen como objetivo principal presentar a sus usuarios el contenido más relevante de acuerdo a sus criterios de búsqueda. Esto es exactamente lo que hace la técnica de la pirámide.

La pirámide invertida en el ecommerce

Si llevamos el modelo de la pirámide invertida al ecommerce, esto se interpretaría así: la parte superior de la pantalla debe mostrar las cosas que se aplican a la mayoría de los visitantes.

Como regla general, cuanto más abajo esté un elemento en la página, menos visitantes lo verán.

No es un problema que las homepage de los ecommerce sean largas, si el diseño sigue el formato de la pirámide invertida, porque los usuarios encontrarán en la parte superior de la página lo que la mayoría de ellos espera encontrar.

Pirámide invertida en el web: sus limites y las alternativas

Como decíamos arriba, muchas veces los lectores no llegan al final de la página y eso hace que la gran atención se quede above the fold (es la expresión que define la parte del sitio web que los usuarios ven primero sin necesidad de desplazarse con el ratón). Las personas se paran sobre esta sección y por eso, justamente, es bueno seguir las indicaciones de la pirámide invertida. 

Pero, existen alternativas, modelos diferentes que te permiten experimentar otras maneras de escribir tus contenidos. 

Entre ellos, de cara al UX Writing, destacamos estos dos: 

  • El esquema a clessidra (más conocido como hourglass format)

Este modelo de escritura se ha cogido en préstamo de la escritura académica y puede ser muy apropiado para artículos informativos que pretenden profundizar sobre un tema. Es una combinación de pirámide invertida y estructura narrativa. La parte final no se cierra, como en el modelo piramidal, si no que abre hacía un nuevo profundizaje.

  • El Nut Graph 

Este más que un modelo es una solución que enriquece la pirámide invertida, insertando un párrafo con storytelling.

El Nut Graph (es la síntesis de “nutshell paragraph” o sea “párrafo a cáscara de nuez”) incluye un lead anecdótico (el gancho) que llama la atención del lector y luego sigue con un párrafo que entra en la historia para profundizar y mover el post hacía esa dirección. Los párrafos del cuerpo exploran las ideas con mayor detalle, proporcionan antecedentes útiles o explican opiniones contradictorias.

Decidir la técnica es importante pero no hay que olvidar nunca lo más importante, el objetivo: elaborar contenido de calidad y centrado en el cliente.

¿Quieres aprender sobre experiencia de usuario, usabilidad, arquitectura de la información o diseño de producto?

Conoce toda nuestra oferta de Cursos UX Online, en los que aprenderás todos los fundamentos que necesitas saber para tus proyectos de experiencia de usuario.


En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.