No importa lo que digan, cualquiera comete errores. Aunque cuando se está empezando en alguna disciplina, estos son más patentes. En este post analizaremos los cinco errores más comunes del perfil de UX Researcher principiante. Y también daremos alguna sugerencia sobre cómo superarlos.

Cualquier persona que esté iniciándose en la disciplina cometerá errores, esencialmente por la falta de experiencia. En este artículo vamos a ver algunos de ellos y cómo evitarlos. Ahora bien, aplicar las metodologías y técnicas de UX también sirve para solucionar esos errores en el futuro y para mejorar iterativamente. 

Considera tu aprendizaje como el proceso de iteración de un producto para adquirir nuevas habilidades y potenciar las que ya tengas.

Error número 1: dejarte llevar por el sesgo de autoridad

Como persona sin experiencia, probablemente cometerás este error durante algún tiempo, pero cuanto antes te quites de encima pensar que las personas con más experiencia que tú siempre tienen razón, mejor. Es más, puedes adaptar los mismos consejos que vimos para tratar con personas dominantes.

La investigación UX es una disciplina crítica, en la que hay muchos puntos de vista y, sobre todo, datos que pueden hacer que una posible decisión ya tomada haya de cambiarse. O volver atrás.

Te pongo un ejemplo: en una reunión de producto se decide eliminar una característica debido a problemas con el mantenimiento y los costes de la misma. La decisión se ha debido a que apenas es utilizada por el 5% de las suscripciones activas. La lógica indica que esta decisión es correcta.

Pero justamente tu primer trabajo ha sido valorar esa misma característica y has detectado que es lo que se llama un deal breaker, algo que para esas suscripciones implica elegir tu producto frente a la competencia, usándola además con entusiasmo y recomendándola activamente, coincidiendo además que tu principal competidor la ha empezado a ofertar. 

Significarte en esas reuniones mostrando los datos y conclusiones obtenidos de tu investigación es uno de tus primeros aprendizajes. No solo por situarte del lado del usuario, sino también porque consigues mostrar el valor real que la investigación tiene a la hora de tomar decisiones. 

En este sentido, te serán útiles los siguientes consejos:

  1. Preguntar los porqués: acostúmbrate a preguntar siempre las razones detrás de las decisiones que se toman, porque servirá para tu aprendizaje pero también para pensar las razones reales que han llevado y comprobar si las mismas están bien tomadas.
  2. Forja alianzas: conocer al resto del equipo te permitirá conocer en quién puedes apoyarte cuando los resultados de tus investigaciones necesiten de esa autoridad. Piensa que tu mirada es fresca, sin sesgos aparentes, con lo que puedes aportar algún punto de vista diferente que ayude a que la investigación sea mejor.

Error número 2: no planificar correctamente el tiempo de análisis

Este es uno de los mayores errores que se pueden cometer, sobre todo si omites por completo la fase de análisis del proceso de investigación (nunca hagas eso). No obstante, el error más común es infravalorar el período de análisis.

Analizar datos puede requerir más tiempo que recabar la información de la investigación. Necesitas relacionar todos los datos entre sí para llegar a unas conclusiones o, de otra manera, la investigación fallará.

Piensa que habrás tomado muchas notas que deberás clasificar e incluso desechar en algún caso por el escaso valor que tienen. En este sentido tienes dos opciones:

  1. Cíñete a los objetivos del estudio: es cierto que en muchas ocasiones obtenemos datos en la investigación que van más allá de lo que investigamos e incluso pueden dar lugar a nuevas hipótesis. Aunque lo recojas en tus notas, puede no tener valor para el análisis, con lo que deberás desecharlo (pero guardarlo para un futuro).
  2. Revisa y limpia tus notas con regularidad: si el trabajo se va a desarrollar durante varios días, puede ser útil aprovechar los espacios entre sesiones para revisar las notas e ir clasificando la información, al menos la que es útil y la que no. Esto te ayudará posteriormente a centrarte solo en lo que verdaderamente necesitas.

En este video podrás escuchar unos útiles consejos sobre el rol del notetaker:

Error número 3: centrarte solo en tu equipo y el trabajo 

A ver, es lógico que esto suceda, ya que has adquirido unos conocimientos que deseas aplicar a las primeras de cambio. Pero muchas veces hace falta un enfoque nuevo, una nueva técnica, aprender o, simplemente, satisfacer curiosidades o hasta hacer benchmarking de la competencia para mejorar.  

Para que esto suceda, lo mejor es que estés al tanto de todo lo que sucede en el mundo, cuáles son las nuevas tendencias, de qué se habla más o, simplemente, por evadirte algunas veces del trabajo o desarrollar alguna soft skill que tengas por ahí. 

Pero no hace falta que vayas fuera de tu empresa si no quieres. Hablar con personas de otros equipos te servirá para forjar alianzas tal y como comentábamos antes y hasta identificar posibles oportunidades. ¿Qué podemos aconsejarte?

Establecer lazos con atención al cliente o ventas te ayudarán a identificar temas sobre los que investigar o ratificar resultados de tus investigaciones. 

Es más, compartid activamente información e informes. Podrás acceder a datos muy relevantes para tus investigaciones y que, además, será útil para aprender sobre el producto y las necesidades de los usuarios, agilizando así todos los procesos. 

Error número 4: trabajar solo en lo que te asignen

Una de las principales habilidades que hacen falta para desempeñar cualquier trabajo de investigación es la curiosidad. Esta cualidad hace que muchas veces superemos el alcance del proyecto (ver el error número dos), aunque si te centras únicamente en las tareas asignadas, puedes perder el foco. 

La razón de que no te quedes solo en el trabajo asignado es que puedes ayudar a DesignOps a validar nuevas hipótesis o a facilitar a ResearchOps a añadir nuevas tareas a la cola de salida en algunos momentos. Es decir, haz propuestas para nuevas investigaciones y así mantener actividad con los stakeholders y el resto del equipo.

Ya que la iteración es una mejora continua, puedes aprovechar para hacer propuestas basadas en:

  1. El roadmap y el backlog: revisa las prioridades que se van marcando y aporta a las mismas, especialmente cuando el desarrollo de alguna funcionalidad puede llevar aparejada una investigación adicional.
  2. Revisa objetivos: en lugar de hacer propuestas solo en base a características, propón en función de los objetivos y necesidades detectadas, reduciendo así la fricción general del producto.

Error número 5: no invertir en ti

¿Podrías hablar de mejora continua si llevas dos décadas haciendo el mismo trabajo con las mismas técnicas y metodologías? Hay áreas en las que esto es posible, pero el diseño de producto y la experiencia de usuario no entran en esa categoría.

Por eso, además de mantener viva la llama de la curiosidad, has de formarte, aprender nuevas técnicas, potenciar las que ya conoces y pensar que eres como un producto, donde cabe en todo momento la mejora continua.

En este sentido, además de acceder a formación, aporta un enfoque más holístico, más de visión general. Para eso te vendrán bien estos dos últimos consejos:

  1. Especialízate: toma un área y profundiza desde lo más general a lo más específico, pero relacionando todo ese conocimiento que adquieras, lo que te ayudará a mejorar las conclusiones de tus investigaciones y saber qué enfoque metodológico y técnico aplicar.
  2. Usa múltiples fuentes de información: no te ciñas a un reducido número de espacios en los que aprender (como este blog), sino que añade otros. Puedes aprender puntos de vista nuevos o incluso nuevas técnicas que van surgiendo. 

Si quieres un listado de fuentes, puedes leer este artículo de Daniel Torres Burriel en el blog de Platzi con una selección de blogs de lectura habitual en el Estudio.

Piensa que nadie, ni siquiera la persona con más experiencia, está libre de errores. Por eso es importante mantenerse al día, actualizar conocimientos y tener una visión crítica de la disciplina. 

Read this post in English: 5 UX Researcher beginner mistakes and how to overcome them

Entiende todo lo que necesitas saber para convertirte en UX Researcher con el Programa de Especialización en Research Avanzado.

Aprende a manejar datos cuantitativos y cualitativos aplicados al ámbito de la experiencia de usuario y sus necesidades.

¿Quieres más información? Contacta con el equipo de UX Learn y recibe todo lo que necesitas saber para reservar tu plaza en la próxima convocatoria.


Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.