Aunque puedas tener la tentación de prescindir de ello en el diseño de tu próxima idea, el texto es un elemento crítico de la experiencia de usuario. Y elaborar un buen microcopy, ese texto que da sentido a la experiencia, es casi un arte.

El microcopy (también lo verás como UX copy) es el conjunto de textos dentro de la interfaz que sirven para que los usuarios realicen las tareas asignadas. Estos textos suelen ser cortos y han de alinearse con toda la estrategia del producto, mostrando de manera clara los valores concretos del mismo.

Sirven normalmente para mostrar claramente cuál es la acción (Enviar), indicar en qué punto se encuentra una acción de varios pasos (Avanzar al paso 3) o incluso solicitar confirmación (¿De verdad quieres hacer esto? No podrá deshacerse).

Para poder construir mejores textos hemos de tener en cuenta que el UX Writing, la disciplina dentro de la experiencia de usuario que se dedica a la elaboración de los mismos, tiene una serie de piedras angulares que nunca hemos de olvidar:

  • Brevedad
  • Contexto
  • Acción
  • Autenticidad

Vamos a hacer un repaso de estos cuatro principios, que son los más básicos de la disciplina. 

Brevedad

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. No por manida esta expresión deja de ser verdad. Pero en la experiencia de usuario la brevedad es un valor por diferentes motivos, más allá de lo temporal:

  1. El espacio disponible: un CTA no puede ocupar un párrafo entero, sino que ha de ser algo que se identifique de un vistazo. Esto también vale para los textos en los que queremos trasladar ideas.
  2. La atención: está más que demostrado que los usuarios escanean información. En este sentido, las palabras son parte del diseño y como tal las usaremos para poder mostrar lo más importante, sea cual sea el patrón de lectura con el que se escanee la información de nuestra página.
La página principal de AirBnb con textos claros y breves

Si somos capaces de mostrar la acción a realizar en una simple palabra, mejor que en dos. ¿Por qué? Por el siguiente punto.

Contexto

Continuando con el ejemplo del punto anterior, si el encabezado de un formulario es Envíanos un mensaje, el botón puede ser simplemente Enviar.

El texto es breve, pero tenemos ya un contexto con el que queda claro cuál será la acción, consiguiendo que la interfaz sea más fácil de entender y, con ello, más accesible.

Un ejemplo de contexto que ayuda a reducir la carga cognitiva es el indicador de pasos de una compra:

2º paso de compra en un ecommerce

En esta página nos queda patente que ya estamos en el segundo paso (envío) y cuál será la siguiente acción que deberemos realizar. De esta manera, el texto se adaptará siempre a lo que en ese momento se muestre en pantalla, evitando tambíen así posibles textos genéricos que puedan generar confusión.

Acción

Como parte integrante del diseño, el microcopy ha de generar acciones, pero pensando siempre más allá de los CTAs.

El texto es una parte estratégica de nuestros productos, no solo en los interfaces, sino también en otras partes de la relación con los usuarios: emails, redes y, muy especialmente, los centros de ayuda. 

En todo momento nuestro texto ha de servir para el propósito del punto de interacción con nuestros usuarios, pero siendo siempre naturales e incluso mostrando otras acciones que puedan servir para dar a conocer aspectos diferentes del producto.

Diferentes acciones en la misma página

Autenticidad

Esa naturalidad es la autenticidad. Ajustarse al tono de voz de nuestro producto, permitirá a los usuarios reconocer una única forma de comunicación y, con ella, se creará una confianza. 

Si somos auténticos y capaces de crear una conversación, los usuarios confiarán en el producto, algo que se torna en crítico cuando hablamos de productos B2B bajo suscripción. Esta autenticidad ha de llegar a todos y cada uno de los puntos de contacto con el usuario, no solo en la web o el correo electrónico, sino que deberá afectar también a otras áreas como atención a cliente o incluso ventas. 

Un único lenguaje textual y visual

El valor estratégico

Si damos el valor estratégico a nuestros textos, estos ayudarán también a que los servicios para nuestro personal estén mejor diseñados. Hablar el mismo idioma en el microcopy ayudará a que los procesos sean más eficientes, alineando a todas las personas implicadas interna y externamente.

Por eso, si nuestros textos son concisos y breves, cuentan con un contexto fácil de entender, permitirán que las personas realicen las acciones esperadas mientras se genera una relación de confianza a través de la autenticidad, un valor que afectará también a cómo diseñamos nuestros servicios para el personal.

Consigue entender los principios básicos del diseño de productos con el Curso de Metodologías y Etapas de Diseño de Producto.

Obtén una visión holística sobre las metodologías del diseño de productos, y aprende a identificar cuándo y cómo debes implementarlas.

¿Quieres más información?

Visita uxlearn.com y reserva tu plaza ahora.


Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.