Los participantes dominantes en los workshops son quienes buscan tener el control de la sesión, monopolizando las conversaciones, actividades y atención. En entornos colaborativos en los que el fin de la actividad es poner en común conocimientos y aprender de las experiencias de todo el mundo, este comportamiento es muy perjudicial para el grupo. Pero hay formas de dirigir las sesiones para evitar que nos perjudiquen.

Hay tres tipos de participantes dominantes:

  • Personas con autoridad. Suele ser la persona con el título más alto o con mayor experiencia en la sesión y acaparan la atención, normalmente, de manera involuntaria ya que se produce un efecto intimidatorio sobre el resto de personas participantes en la sesión.
  • Personas entusiastas. Son participantes con un exceso de ganas de contribuir en la sesión.
  • Personas expertas. Si uno de los participantes es un experto en el tema que se está tratando puede ocurrir que, consciente o inconscientemente, adopte una postura defensiva durante la sesión.

Cómo identificar a un participante dominante 

Aunque los comportamientos sean voluntarios o involuntarios las características que podemos observar son parecidas entre todos los tipos mencionados. 

Algunas actitudes que nos podemos encontrar en estas situaciones son hablar o interrumpir mientras otros participantes intentan contribuir, así como repetir las mismas ideas una y otra vez, incluso cuando se tienen que tomar decisiones grupales.

¿Cómo podemos dirigir un workshop con perfiles dominantes?

El primer paso para que cualquier actividad salga bien es la planificación y la preparación de los posibles escenarios que nos podemos encontrar. Esto nos ayudará a plantear formas de actuación para diferentes perfiles.

Al empezar la sesión podemos crear unas reglas básicas de comportamiento para que todas las personas participantes sepan cómo interactuar entre sí, así como escuchar de forma respetuosa. También es muy importante comunicar de forma clara cuáles son los objetivos del taller, para que todos tengan claro qué se espera de la sesión. 

Otra opción es dividir el grupo de participantes del taller en equipos más reducidos en los que las personalidades de cada individuo y los roles estén equilibrados, tal y como haríamos con un UX Skills Map pero teniendo en cuenta las características personales de cada participante.

Si el trabajo de preparación no evita el comportamiento dominante, hay tres tácticas de intervención para encauzar este tipo de situaciones:

  • Redirigir. Cuando un participante dominante se distrae con otros temas que no son el propósito concreto del taller, podemos utilizar técnicas para redirigir el tema de las conversaciones, consiguiendo que las aportaciones sean más efectivas para la sesión. Una buena idea para evitar este problema es hacer una declaración de propósito entre todo el equipo al principio de la sesión y mantenerla muy presente durante todo el taller, de esta forma si alguien se desvía del propósito, solo hemos de recordarlo.
  • Equilibrar. Si uno o varios participantes no participan, mientras otros acaparan las conversaciones, deberemos equilibrar las contribuciones. Por ejemplo, podemos utilizar una estructura de turnos en las que cada participante tendrá su oportunidad de participar y el resto del equipo le deberá escuchar.
  • Silenciar. Si nos encontramos con participantes que no están cómodos hablando porque hay un perfil con autoridad, podemos utilizar métodos que no requieran el uso de la voz para participar. Por ejemplo, podemos utilizar espacios colaborativos como Mural y después poner en común todo el contenido que se ha creado. De esta forma es más fácil dirigir la discusión y que todo lo que se ha escrito tenga el mismo valor.

La identificación de usuarios dominantes es clave en el ámbito de los workshops online, ya que en estos entornos se requiere un esfuerzo adicional para que la comunicación sea efectiva. Si ponemos en marcha estos consejos podremos conseguir que las dinámicas funcionen correctamente y se consigan los objetivos que se habían planteado, y seremos capaces de redirigir las conversaciones hacia donde realmente nos interesa.

Entiende todo lo que necesitas saber para convertirte en UX Researcher con el Programa de Especialización en Research Avanzado.

Aprende a manejar datos cuantitativos y cualitativos aplicados al ámbito de la experiencia de usuario y sus necesidades.

¿Quieres más información? Contacta con el equipo de UX Learn y recibe todo lo que necesitas saber para reservar tu plaza en la próxima convocatoria.


Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.