02 marzo 2021

Cuando en el año 2010 comenzamos a ofertar cursos y servicios de formación bajo el paraguas que decidimos nombrar UX Learn, no nos imaginábamos hasta qué punto cambiaría ese proyecto: varios cursos, pasar de formación presencial a la remota, una pandemia y 11 años de recorrido después, es hora de pararse y respirar. 

En todos estos años hemos conseguido: 

  • Formar a más de 2.000 profesionales en: Usabilidad, Diseño de Producto, Research, Arquitectura de la Información…
  • Realizar 40 ediciones de nuestro curso de Usabilidad y Experiencia de Usuario.
  • Ser miembros de la UXalliance y ser la única empresa en España en realizar la certificación internacional UX-PM, para Project Managers, Product Owners y equipos que desarrollan productos digitales o servicios.
  • Pasar de formación presencial a online 8 años antes de que la formación tuviera que transformarse por completo por una pandemia. 
  • Formar a miles y miles de personas a través de la plataforma Platzi.
  • Crear una comunidad de Alumni a través de LinkedIn & Slack.

Me permitiréis que durante unos instantes me sienta orgulloso de este camino. 


A pesar de ello, mientras nosotros conseguíamos todo esto, el mundo ha seguido girando. En este punto, llevo mucho tiempo dándole vueltas a la idea de lo necesario que es repensar y volver a innovar en la formación disponible en UX en español. Así que, desde el Estudio hemos decidido darle la vuelta al colchón y renovar completamente nuestra oferta formativa. 

El ejercicio está siendo intenso. Llevar a cabo un proceso de reflexión y redefinición tan profundo sobre uno de los pilares de nuestra estrategia como compañía es agotador, pero muy gratificante. Hemos sido capaces de darnos cuenta de qué estábamos haciendo bien, qué elementos valora nuestro alumnado como diferenciales, qué buenas prácticas hay en otras casas y donde debíamos mejorar. También nos ha permitido reflexionar sobre cómo está ahora mismo el estado de la formación en general, y en el ámbito de la UX en particular. 

Y, en este sentido, hemos llegado a varias conclusiones:

  • Queda mucho camino por recorrer en lo que a formación en UX se refiere, por parte de quienes formamos, de las personas formadas y de las empresas que contratan estos perfiles especializados.
  • Ser una empresa dedicada tanto a realizar proyectos de UX como a la formación nos permite entender con más precisión qué piden las empresas y qué habilidades necesitan las personas que se forman. Hay que alinear a equipos docentes, empresas y alumnado. 
  • El debate sobre generalistas UX y especialistas continúa, y no parece que vaya a acabar pronto. ¿Nuestra conclusión? Cada perfil es un mundo, lo importante es conocer y aprovechar nuestras fortalezas.
  • La formación online todavía tiene un largo camino por recorrer. El momento de poder moldearla de acuerdo con las necesidades de cada uno es hoy. 
  • Hemos conseguido ser referente en formación en UX durante este tiempo, porque tenemos un fuerte compromiso con nuestro alumnado. Dar un servicio personalizado y acompañar al alumno, antes, durante y después de la formación, aunque suene anticuado, es clave. Tanto es así, que hemos decidido explicitarlo y materializarlo. Pronto os hablaremos de él aquí. 
  • Crear algo nuevo desde la esencia es un trabajo, pero también un privilegio. 

A lo largo de los próximos días, os iremos anunciando las novedades en nuestra formación.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.