16 marzo 2020

Ante los acontecimientos sin precedentes que estamos viviendo en Marzo de 2020, nos gustaría hacer una reseña en este post al aprendizaje continuo, y a la optimización de nuestros recursos de investigación con usuarios. Aprender y mejorar son dos puntos esenciales en los que hoy más que nunca queremos hacer hincapié.

Aprendiendo en profundidad

El research dentro del proceso de diseño de los productos digitales se presenta, cada día más, como un elemento clave: tanto para entender a los usuarios finales, como para diferenciarnos de la competencia. Este aspecto diferenciador reside en la capacidad de comprender en profundidad las necesidades reales de los usuarios.

Teniendo en cuenta, además, el panorama mundial que estamos viviendo debido al impacto de COVID-19, resulta muy recomendable acopiarse de formación especializada dentro del campo de la experiencia de usuario. La rama de investigación de usuarios abarca una especialización muy concreta, que sin embargo, nos ofrece una multitud de metodologías y funcionalidades que podemos adaptar a las necesidades del momento y al contexto de nuestros proyectos.

Como describíamos en nuestro último post, el campo de la investigación de usuarios permite iteraciones y estudios muy eficaces, tanto presenciales como en remoto. Estos métodos nos devolverán certezas con las que podremos medir y analizar el estado de los productos que diseñamos, y las percepciones de los usuarios. Todo ello en un plazo de tiempo especialmente alineado con las exigencias del momento actual.

Metodologías valiosas para investigar en remoto

Una beneficiosa metodología que puede aplicarse en remoto de manera muy eficiente es el Card sorting. Gracias a ella podremos detectar fallos e inconsistencias en la arquitectura de la información de un producto digital. De igual manera el método de Tree testing puede realizarse de manera remota proporcionándo información muy importante sobre los modelos mentales de los usuarios. 

Ambos métodos poseen los beneficios que proporciona un amplio alcance de participantes, en un tiempo muy reducido.  Explicamos extensamente el desarrollo de estos métodos en nuestro curso online de especialización UX: research avanzado. 

Uno de los métodos más utilizados para recolectar información de valor acerca de las acciones de los usuarios son los tests de usabilidad. Tienen una gran versatilidad y también pueden realizarse consistentemente en remoto. Debemos remarcar que los tests en remoto nos ofrecen un flexible abanico en cuanto a costes y recursos sin perder por ello calidad en los resultados obtenidos. 

Llegados a este punto no podemos dejar de hablar sobre las metodologías que abordan las percepciones del usuario dentro del contexto de uso de los productos digitales.  Términos como User Journey, o Diary Study con conceptos que también pueden ser enfocados desde la modalidad en remoto, pudiendo reportarnos varias ventajas. En un Diary Study el usuario va reportando su día a día en el soporte que le hayamos facilitado para tal fin. Esto conlleva el notable beneficio de poder analizar sus estados y comportamientos de manera completamente natural. No hay nada que pueda condicionar al usuario a actuar distinto de como actuaría en su vida cotidiana. Los profesionales que estamos inmersos en este sector sabemos que conseguir la plena naturalidad del usuario no es tarea sencilla. Por lo tanto, esta ventaja conviene tenerla presente, ya que puede reportarnos insights muy útiles.

Tal y como hemos expuesto, las posibilidades de investigar en modalidades alternativas son enormes. Ampliamos extensamente todos estos contenidos en nuestro curso online Especialización UX: research avanzado.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.