11 octubre 2019

Nielsen Norman ha publicado un vídeo sobre los tipos de entrevistas con usuarios.

Captura de un momento del vídeo

Las entrevistas con usuarios son una buena manera de obtener hallazgos de la manera en que tus usuarios piensan. Son increiblemente versátiles, vienen en diferentes formas y sirven para diferentes objetivos. Es bueno aclarar qué tipo de entrevista vas a conducir. 

Hay tres tipos de entrevistas que puedes hacer:

  • entrevista estructurada
  • entrevista semi-estructurada
  • entrevista no estructurada

¿Cuál es la diferencia? Las entrevistas estructuradas tienen preguntas cuidadosamente guionizadas que serán respondidas por cada usuario y cada entrevistador de exactamente la misma manera. Habitualmente contienen muchas preguntas cerradas y unas pocas preguntas abiertas. Algunas veces el entrevistador presentará al participante con opciones predeterminadas de las cuales elegir. 

En entrevistas estructuradas los entrevistadores no investigan y como resultado las entrevistas estructuradas no son habitualmente usadas en la fase temprana de diseño porque realmente no generan demasiados hallazgos. 

Las entrevistas semi-estructuradas son habitualmente usadas en proyectos de diseño. Y como su nombre indica tienen alguna estructura. El entrevistador tendrá algunas preguntas preparadas. Llamamos a esto guía de discusión o guía de entrevista. Las preguntas son generalmente abiertas para permitir que hable el participante. 

El entrevistador luego puede preguntar cuestiones de investigación. Los entrevistadores tienen la capacidad de cambiar el orden de las preguntas en la guía o perder tiempo investigando una pregunta si ellos obtienen muchos hallazgos del participante. 

Por último, una entrevista no estructurada es una entrevista donde no hay preguntas preparadas aunque el entrevistado tiene que tener alguna idea sobre los temas que se puede hablar. La entrevista puede empezar simplemente con el entrevistador preguntando al participante “Háblame sobre tu experiencia planificando viajes de vacaciones”. El entrevistador mantendrá la conversación moviéndose con preguntas de investigación no dirigidas. 

Hemos descrito los tres tipos de entrevista pero ¿para qué se usan cada una?

Si no sabes nada sobre el dominio debes empezar con una entrevista no estructurada para comenzar a aprender más sobre tus usuarios y las áreas significativas. Esta es una entrevista difícil de hacer ya que es duro pensar en buenas preguntas no dirigidas sobre el tema. Así que no lo recomendamos para gente que está comenzando a hacer entrevistas. 

Si buscas aprender más sobre un problema específico, un área o una experiencia el mejor tipo es la entrevista semi-estructurada. Preparar una guía ayuda evitar irse por la tangente y asegura que tienes algunas buenas preguntas de calidad preparadas que te aporten hallazgos. 

Si buscas entrevistar a un montón de gente y comparar sus respuestas fácilmente una entrevista estructurada puede ser una buena opción, y puedes complementar estos datos cualitativos con analíticas que te den un buen entendimiento del rendimiento de tu producto.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.