10 julio 2019

Nielsen Norman ha escrito un artículo sobre la ley de la dirección. La ley de la dirección Accot-Zhai (descubierta por los investigadores de HCI Johnny Accot y Shumin Zhai) es un corolario de la ley de Fitts. La ley de la dirección es una ecuación que predice la eficiencia de interacciones muy comunes, describe el caso particular de tareas de dirección de rutas, esto es cuando un usuario mueve un puntero a través de una ruta con límites o un túnel.

La ecuación es: 

Ley de la dirección Accot-Zhai

Donde T es el tiempo total del movimiento, a y b son constantes, A es la longitud del túnel y W es la anchura del túnel. 

No te preocupes, la mayoría de profesionales de la UX no necesitarán el uso de esta ecuación. El hallazgo principal es que los túneles largos y estrechos llevan más tiempo de navegar que los túneles cortos y amplios. 

Según la ley de la dirección, un túnel es cualquier control del interfaz de usuario que requiera al usuario mover el cursor (o desplazar el dedo en una pantalla táctil) a lo largo de una ruta que tiene bordes. Elementos con este tipo de interacción incluyen los menús dropdown o supermenús (especialmente los que tienen jerarquías que se van revelando), sliders de control de parámetros como puede ser un control de volúmen, barras de scroll, barras de control de reproducción de vídeo o elementos de videojuegos que sean drag and drop. 

En la mayoría de los casos, salirse de los límites del túnel interrumpe la acción del usuario. En un menú dropdown jerárquico si te mueves fuera del área, el menú desaparece. Esto es por lo que el ancho del túnel es importante para calcular cómo de fácil es que el usuario puede dirigirse a través de él, un túnel estrecho hace más fácil que el usuario se salga del área del túnel.  

El porqué los usuarios les cuesta mantener un recorrido en líneas rectas como el de un menú jerárquico tiene que ver con la fisiología humana, la muñeca y el codo describen un arco no una línea. Por lo que naturalmente el cuerpo humano no está hecho para seguir líneas rectas perfectas. 

Los menús son los elementos más afectados por la ley de la dirección. Por lo que Nielsen Norman nos da una pautas para mejorar los menús:

  • Mantén los menús dropdown tan cortos como sea posible: los menús con pocas opciones minimizan el tiempo y la dificultad de dirigirse ante el tunel estrecho, además reduce el tiempo de buscar visualmente entre una larga serie de opciones. 
  • Evita los menús jerárquicos: especialmente los menús jerárquicos con más de dos niveles de profundidad. Ya que estos presentan dificultades de diseño debido a las restricciones de la ley de la dirección. Si un menú jerárquico es necesario, usar un delay corto entre que el ratón pase por el menú y se muestre el submenú. 

Para menús de navegación intenta usar mega menús (que se pueden navegar libremente y la ley de la dirección no les afecta) en lugar de menús jerárquicos. 

Cuando diseñes otros elementos de la interfaz como sliders, barras de scroll o controles del tiempo de vídeo, recuerda que los usuarios tienen difícil usar con precisión estos elementos. Añade a estos elementos, elementos de control secundario que mejoren su uso por parte de los usuarios. Por ejemplo en un slider deja hacer clic en cualquier punto de él para arrastrar hasta esa posición, en lugar de tener que hacer clic y arrastrar con el ratón que es más complejo para el usuario de realizar. 
Los diseñadores de UX y los product managers debe observar que los elementos afectados por la ley de la dirección, como son los menús jerárquicos, sliders, barras de scroll o los controles de tiempo de vídeo, estén bien diseñados y sean usables.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.