30 enero 2019

Hace unos días recibí un correo de un estudiante cubano que me preguntaba acerca de las metodologías existentes a la hora de escribir artículos sobre tendencias en experiencia de usuario. No soy muy amigo de los artículos de tendencias aunque es cierto que me pareció una cuestión muy interesante para investigar, aunque fuese de una forma no exhaustiva.

Las tendencias sobre cualquier disciplina son un elemento de atracción de tráfico muy apreciado por la audiencia y adecuado para los formatos digitales.

El resultado de esa indagación a través del análisis de varios artículos de referencia que tratan sobre tendencias en UX ha sido el que describo en este post, que es lo que le he enviado a este alumno, y que ha supuesto para mi un enriquecimiento a la hora de comprender mejor este tipo de publicaciones. Siguiendo la pauta por la que me guío desde hace muchísimos años, me parece justo compartirlo. Si a partir de aquí lo podemos enriquecer, mucho mejor.

La cuestión de la metodología de redacción de articulo de tendencias en UX la observo desde dos perspectivas:

  • Mi experiencia personal
  • Lo que otros dicen a la hora de publicar las tendencias

En ese sentido voy a utilizar una serie de referencias que me parecen útiles y representativas. La primera referencia es un artículo que publiqué hace dos años titulado La burbuja de las tendencias. En él indicaba expresamente: “Sirva esta introducción para ilustrar que en el ámbito de las tendencias que para 2017 se espera ver sustanciadas dentro del mundo de la experiencia de usuario no espero nada más allá de la consolidación de esta nuestra disciplina en ámbitos con menor nivel de visibilidad de los que disfruta cualquier producto que sea trending topic un tiempo. Ámbitos como la logística, la estrategia de contenidos (hablando de rentabilidad de medios y nuevo periodismo), la banca, la salud, los seguros y toda clase de startups relacionadas con el self-measurement serán protagonistas del sector de la experiencia de usuario y el diseño en 2017, y probablemente en 2018”. Es decir, veo un componente en el que la metodología puede pasar a un segundo plano ya que lo que se prioriza es publicar una lista de tendencias debido a que se trata de un material muy demandado por la audiencia que, además, se adapta muy bien al formato digital en el que se desarrolla.

La siguiente referencia a la que me quiero acoger es la que se desprende del artículo Tendencias de experiencia de usuario para 2017 en que indicamos las fuentes de las publicaciones de tendencias en ese momento:

La edición digital de la revista Forbes también ha hecho unas preguntas a expertos de UX sobre lo que pasará en 2017.

Es decir, estamos hablando de preguntas a expertos como palanca para investigar cuáles van a ser las tendencias.

En UX trends for 2019 hacen un repaso de las tendencias que para 2019 se prevén. En este caso utilizan datos para sostener las afirmaciones que pueblan el artículo:

McKinsey tracked the design practices of 300 different companies.

Scientific research has shown that, as humans, we are actually programmed to be enraptured by stories.

The likes of Google, Amazon and YouTube already have UX writers on their design teams, and a search for “user experience writer” on Indeed.com returns hundreds of job openings in the United States alone.

Son unos ejemplos suficientes para explicar esta metodología: extracción y análisis de datos procedentes de investigaciones.

Exactamente la misma metodología es la que se utiliza en UX Design Trends to Watch in 2019.

Por último hay una línea metodológica adicional a la hora de plasmar artículos de tendencias en UX y es que la que desprende de State of UX in 2018:

After curating and sharing 1,926 links with 189,489 designers all over the world, we see a few trends in what our industry is writing, talking, and thinking about. Here is what to expect for UX in 2018.

Es decir, curación de contenidos y análisis posterior.

Por supuesto serán muy bien recibidas las anotaciones que puedan enriquecer este artículo, como siempre.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.