23 enero 2019

Iniciamos una serie de artículos en el blog en los que vamos a hacer un repaso de algunos contenidos que nuestro admirado Sergio Jiménez, de Analítica Pública, ha compartido previamente en su blog. Personalmente quiero hacer un ejercicio de diseminación de contenidos que me parece absolutamente pertinente. Desde Analítica Pública se está haciendo un gran trabajo de evangelización en el ámbito de las administraciones públicas y nosotros, en Torresburriel Estudio, como apasionados de los proyectos que suponen una modernización en ese ámbito y como proveedores de administraciones públicas en las áreas del diseño de servicios y la experiencia de usuario, queremos contribuir a este ejercicio de promoción de contenidos que entendemos necesarios.

Los atributos del contenido en un proceso de modernización.
Los atributos del contenido en un proceso de modernización. Fuente: Analítica pública

De ese modo quiero empezar recomendando un texto fantástico que lleva por título “Usando la intranet de contenidos: un proyecto de modernización” en el que se hace un repaso de cómo un proyecto de modernización puede pivotar sobre “la utilización de una intranet de contenidos de un Ayuntamiento como un elemento para difundir y consolidar conocimientos relativos a la modernización administrativa“.

Algunas de las perlas que podemos encontrar en el artículo citado:

  • El reto: que las personas del ayuntamiento formen a otras personas
  • Los objetivos del plan

En ese sentido me parece extraordinariamente interesante el hecho de que articular una solución como es una intranet de contenidos pueda ser una palanca de formación como vía principal de un proyecto de modernización. Ello, sin duda, necesita de de unas condiciones de entorno -hablando de experiencia de usuario- que serán determinantes para que el éxito de la iniciativa constituya una realidad.

Por otro lado cuando hablamos de contenidos como núcleo del valor que va a aportar la intranet volveremos a encontrarnos con el diseño de los mismos como un elemento sobre el que fijar la atención de cara a garantizar las condiciones que permitan llegar a un escenario de éxito. Pensemos en la utilidad de los contenidos para el público objetivo al que se dirigen y pensemos en el impacto adecuado de los contenidos sobre el público al que se dirigen para que los resultados se puedan calificar como satisfactorios.

Sergio traza las líneas maestras de un plan a ejecutar para conseguir los objetivos:

  1. Definir el concepto sobre el que se basa el contenido
  2. Acotar los elementos fundamentales del contenido
  3. Priorizar los elementos de contenido para empezar
  4. Crear una arquitectura adecuada
  5. Integrar el contenido en la red

Sin duda estamos ante un artículo de referencia que tiene unas vigorosas implicaciones en materia de diseño de servicios y de experiencia de usuario y por ese motivo quería traerlo hoy aquí.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.