31 diciembre 2018

Matthew Ström ha escrito un artículo sobre cuáles son los elementos de un buen producto digital.

Imagen de Pixabay

Para Ström los cuatro elementos para un buen producto digital son:

  • Investigación
  • Empatía
  • Simplicidad
  • Velocidad

Investigación

La investigación es esencial para un buen producto, porque responde a la pregunta, ¿qué es lo que quieren los usuarios?

La investigación con usuarios, tanto cuantitativa como cualitativa, ayuda a la creación de buenos productos digitales y a su mejora.

Demasiada investigación da como resultado la parálisis por análisis, es decir los que tienen que tomar las decisiones se paralizan por la cantidad de estímulos a los que tienen que enfrentarse, muchas veces contradictorios.

La investigación insuficiente da como resulta en un exceso de confianza basado en juicios subjetivos y no en datos. Sin investigación es difícil que respondamos al cambio.   

Empatía

La empatía es el compromiso de lanzar lo que los usuarios quieren. Es importante empatizar con los usuarios cuando estás elaborando productos digitales, para lanzar el producto que le gustará a los usuarios y no lo que le da valor a tu empresa.

Demasiada empatía significa que cambiarás el producto ante el mínimo cambio que te digan tus usuario, lo cual deriva en que éste se retrasará o no estará listo para salir por el listado de cambios necesario para lanzarlo con todo lo que quieren tus usuarios.

La empatía insuficiente se convierte en tedio y/o desinterés. Los usuarios se aburren con tu producto o pierden el interés en él, por lo que los usuarios se buscan otro que si les satisfaga.

Simplicidad

Simplicidad significa tener menos funcionalidades pero hacerlas mejor. Procesos simples mejoran la eficacia del equipo, las interfaces más sencillas mejoran la accesibilidad de los usuarios.

Demasiada simplicidad hará que tus usuarios le quiten el valor a tu producto digital, porque no se sentirán atraídos por él, al no sentirse impresionados la primera vez que lo usen.

La simplicidad insuficiente hace que tu producto digital sea demasiado difícil de usar. Incluso los productos extremadamente sofisticados se pueden ver favorecidos por un interfaz más simple, por poner un ejemplo las hojas de cálculo.

Velocidad

Velocidad significa lanzar el producto correcto en el momento justo. Lanzar actualizaciones periódicas incrementales que aporten valor es una manera de tener a tus usuarios enganchados a tu producto digital.

Demasiada velocidad puede dejar exhaustos a tus usuarios y a tu equipo de trabajo. Ya que demasiados cambios suelen generar ansiedad y sensación de inmadurez en tus usuarios.

La velocidad insuficiente hace que no tomes los riesgos suficientes y que no explores nuevas ideas. Por lo que tus usuarios se pueden inquietar al no ver los cambios que te piden en el producto digital.

Estos cuatro elementos que nos dice Ström tienen que estar bien combinados y balanceados entre ellos para lanzar buenos productos digitales aunque no seamos una gran empresa.

Desde el Estudio os recomendamos tener en cuenta los consejos de Ström y balancear entre ellos lo que os hará elaborar un producto digital de gran calidad. Os recomiendo releer el post sobre las pautas para crear productos digitales de éxito.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.