26 noviembre 2018

Hoy os traigo un artículo de Airtable sobre cómo crear un flujo colaborativo de trabajo de investigación de usuarios.

Usuario rellenando una encuesta de satisfacción. Imagen de Pixabay

Desde los noventa el flujo de trabajo del research no ha cambiado mucho. Se plantea un nuevo producto o funcionalidad, se llevan a cabo estudios mediante entrevistas por investigadores. Ellos sintetizan los hallazgos y elaboran un informe con los hallazgos y las conclusiones a las que llegan y se lo presentan al equipo de producto.

Cuando ocurre esto, normalmente el research se aparca y muere hundido en la montaña de e-mails y los informes de research habitualmente se pierden.

El research es crear entendimiento compartido. La diferente gente de un equipo tiene unas asunciones y algunos datos sobre los usuarios, sus necesidades y comportamientos. Si los investigadores están aislados sólo son un punto de datos más.

Desarrollar un conocimiento compartido de los usuarios eleva el nivel de tu organización. Ayuda a priorizar funcionalidades de producto, coordinar lanzamientos y el onboarding en marketing y poner el foco todavía más en cliente.

Para crear un ciclo de mejora centrado en el usuario, necesitas crear un repositorio de research al que cualquier persona en tu empresa pueda recurrir a él.

Un buen flujo de trabajo basado en datos ayuda a que tu empresa tome mejores decisiones y más informadas por varios factores:

  • Recolección de inputs: sea cual sea la vía de entrada del research: test con usuarios, encuestas o sesiones con los usuarios. Lo mejor es fijarse en los resultados y no en el proceso.
  • Estructurar los datos: Hacer las notas de las sesiones y los informes individuales de research facilmente accesibles, de manera que los datos perduren en el tiempo.
  • Extraer hallazgos: los diferentes equipos de trabajo tienen diferentes maneras de cómo usar los datos, facilita que se trocee la información de diferentes formas para su reutilización.

Consolidando los hallazgos en una base de datos centralizada, simplificas el proceso de trabajo, transformando los datos cualitativos en datos estructurados cuantitativos, procesando el feedback para encontrar hallazgos.

De esta manera consigues que los hallazgos estén accesibles para todo el mundo y que puedan evolucionar y no perderse en el tiempo.

Lo importante en un proceso de research de calidad es que los hallazgos permanezcan y no se pierdan al ser entregados o al lanzar el producto.

Un buen proceso de research implica a toda la organización, es por eso que recomendamos que acudan de oyentes a los test con usuarios, gente de desarrollo o de escalas superiores. Para que oigan los hallazgos que luego les vamos a presentar y sean testigos en directo de lo que piensan los usuarios. Así esos hallazgos ya les suenan y al presentárselos les resuenan.

Además tener una base de datos centralizada de hallazgos nos ayuda a enfrentarnos a casos similares y a saber qué funcionó y que no en otros casos, aplicando unas soluciones de diseño u otras.

Desde el Estudio os recomendamos tener una base de datos centralizada y hacer que los hallazgos del research permanezcan y no se pierdan en el tiempo. Os recomiendo releer el artículo sobre research en Microsoft que llegaba a unas conclusiones similares.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.