Análisis heurístico sobre papel con postits. Foto de Sarah Brooks.

El análisis heurístico es una herramienta de análisis de la usabilidad de un producto. En un post de hace casi una década sobre él, Daniel escribió:

Se trata de un sistema de evaluación de interfaces y procesos a cargo de un experto, a partir de los principios de la disciplina de Interacción Persona-Ordenador.

El análisis heurístico lo que contiene es una serie de comprobaciones que velan por la usabilidad y la consecución de los objetivos de negocio de la aplicación. De él se desprenden una serie de conclusiones en forma de propuestas de mejora, que es lo que se debería implementar.

A pesar de las modas y los cambios terminológicos de este tiempo, la herramienta sigue siendo tan útil hoy como hace diez años. Por muy básica que nos parezca esta técnica, tiene una gran utilidad para sacar los fallos más visibles o más gruesos de un producto digital.

Muchas veces a la hora de afrontar un rediseño es necesario conocer qué se ha hecho bien y qué mal, tanto en términos de uso como de negocio.  

Un análisis heurístico es la forma más sencilla y rápida de obtener una base de trabajo a partir de la cual saber las mejoras a realizar en el producto, tanto en la alineación entre producto y negocio como en lo referente a usabilidad, es decir la dificultad de uso y el uso o no de modelos mentales de los usuarios y patrones de diseño usuales en el producto digital.  

La usabilidad es una de las muchas facetas que tiene la experiencia de usuario; si un producto digital es fácil de usar y tiene una carga cognitiva pequeña, mejorará la experiencia del usuario, pero hay más factores. Un producto usable puede ser considerado “feo” estéticamente hablando. Por ello, no debe ser un factor único a la hora de hacer un test o de comprobarlo un experto como es el caso de un análisis heurístico.

Como hemos dicho ya, se deben considerar en un análisis heurístico también los factores referidos al negocio y a las necesidades y expectativas de los usuarios. Ya que esos dos factores son claves a la hora de crear un producto con una buena experiencia de usuario, además de otro tipo de cualidades como son la estética, los valores que transmite el producto a los usuarios o los valores que buscan los usuarios en el producto.

Análisis heurístico y UX

Miklos Phillips en un artículo comenta que uno de los mejores ROI (retornos de inversión en sus siglas en inglés) que se pueden hacer en un producto es invertir en usabilidad. Cosa que en el Estudio también estamos de acuerdo, que invertir en la usabilidad y la UX de un producto es efectiva.

Cualquier estudio de usabilidad mejorará tu producto, ya que la usabilidad es una inversión y no un gasto. Si inviertes en usabilidad, inviertes en la mejora de la experiencia de los usuarios y por ende en la mejora de la percepción del producto por los usuarios.

Un análisis heurístico consiste en que un experto puntúe un determinado producto respecto a un set de características y patrones determinados de diseño.

Para ello se deben conocer patrones de usabilidad, de diseño de interacción, de accesibilidad y los modelos mentales de los usuarios. Además se pueden incluir puntos referidos al negocio para observar la alineación del producto. Conforme a eso, puntúan el producto digital. Lo ideal es que entre tres y cinco expertos usen una baremación de los aspectos que se quieran analizar y cada uno puntúe y se haga una media de las puntuaciones de todos.

Con entre tres y cinco expertos lograremos cubrir el 80% de las incidencias de usabilidad, lo cual es más que suficiente para cubrir la mayoría de las incidencias que los usuarios pueden llegar a tener.  

Además se les puede pedir una lista de mejoras factibles sobre el producto que solucionen las deficiencias de éste y que estén de acuerdo a los patrones de uso más aceptados por los usuarios.

En el Estudio nos gusta recordaros siempre todas las herramientas a nuestra disposición. Por ello, os refrescamos ésta, ya que es una técnica básica que debemos conocer y tener en nuestra caja de herramientas de diseñadores de experiencia de usuario.

Para terminar, os recordamos que podéis leer el post de Daniel donde os explica la metodología pormenorizadamente.

Conoce los conceptos clave de la UX con UX-PM Nivel 1: Adoptar UX.

Implanta herramientas y buenas prácticas UX en tus proyectos digitales, teniendo en cuenta las características únicas de cada proyecto.

Más información sobre convocatorias en UX Learn.


Comentarios

  1. […] de patrones UX mucho más fáciles de identificar, documentar, y […]

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.