27 abril 2016

Una buena estrategia de contenidos puede mejorar las capacidades de un proyecto o de una marca. El contenido es el que manda y sin contenidos interesantes, que motiven a los usuarios, el valor de nuestro producto desciende. Y si esos contenidos son capaces, por lo interesante, de motivar la participación, mucho mejor.

Sin embargo, los contenidos son una parte de un todo más amplio. Cuando diseñamos una estrategia de contenidos para una empresa o un sitio web debemos tener en cuenta también la experiencia de usuario como aspecto integral.

Pop-up

Hace tiempo hablábamos de cómo muchos medios de comunicación se debatían en la disyuntiva entre una mejor UX y mayor monetización de contenidos. Y muchos habían optado por lo segundo, en claro perjuicio del usuario.

La última barrera ha sido la decisión de muchos sitios web de bloquear contenido a los usuarios que usan bloqueadores de anuncios, a menos que los desactiven para su sitio. Esta decisión ha provocado que muchos usuarios dejen de visitar esos sitios para evitar ser molestados con anuncios invasivos ni pop-ups. De hecho, cuanto más intrusivo es el anuncio, más percepción de lentitud y peor UX tiene el usuario.

Jakob Nielsen habla de ello en un artículo clásico sobre tiempos de carga:

In a recent study for our work on Brand as Experience, we asked users what they thought about various websites they had used in the past. So, their responses were based not on immediate use (as in normal usability studies), but on whatever past experiences were strong enough to form memories. Under these conditions, it was striking to hear users complain about the slowness of certain sites. Slowness (or speed) makes such an impact that it can become one of the brand values customers associate with a site. (Obviously, “sluggish” is not a brand value that any marketing VP would actively aim for, but the actual experience of using a site is more important than slogans or advertising in forming customer impressions of a brand.)

Como se podría intuir, la velocidad de carga también tiene un gran impacto en los usuarios porque de ella depende la experiencia de usuario final. Una mala UX tiene costes ocultos que incluso afectan a la imagen de la empresa. Y no solo eso, también es posible que las políticas de Google sancionen el posicionamiento de acciones intrusivas con el contenido, como el uso de intersticiales.

Para conseguir un buen contenido has tenido que dedicar mucho esfuerzo y tiempo. Si ya dispones de contenidos de calidad, la experiencia del usuario debería estar determinada por esa calidad y no por la velocidad de la página o algunos anuncios intrusivos que impidan leer ese contenido. Además, si apuestas por una estrategia multicanal, la experiencia de usuario se vuelve fundamental para asegurar un equilibrio entre optimización y consistencia.

Aquí, de nuevo, es fundamental realizar pruebas con usuarios para asegurar que no perdemos usuarios por culpa de una mala experiencia de uso. Las pruebas con usuarios son la mejor manera de comprobar lo que piensan y hacen los usuarios con tu producto digital, en un entorno controlado. Sin pruebas, decidimos a oscuras.

Podemos hacer un test A/B con las diferentes opciones para ver cuál es más eficaz para el usuario al realizar una determinada tarea. También completar un tree test como base de una buena arquitectura de la información. La prueba a realizar dependerá del contexto o los aspectos a mejorar para próximas versiones de nuestro producto.

En Torresburriel Estudio estamos especializados a diseñar y realizar tests con usuarios para diferentes productos digitales, dependiendo de los objetivos del proyecto. Contáctanos y hablamos :-).

Comentarios

  1. […] cada usuario se le presenta un diseño diferente, puede ser con variantes de contenido y/o diseño visual. Es decir, el usuario no es consciente que está utilizando uno u otro diseño. […]

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.