08 enero 2013

Hoy vamos a hablar de mirar hacia los lados, que es un ejercicio que no siempre es sencillo de hacer, pero que cuando se aprende es absolutamente útil. En lenguaje fino se llama investigación etnográfica, (o etnografía) pero eso quizá sea lo de menos.

Ya lo dicen los sabios que en su momento hablaron de la metodología de Diseño Centrado en el Usuario, que contar con lo que tengan que decir los actores implicados en el proceso de diseño de un artefacto es algo saludable y necesario. Y si lo dicen gentes que algo saben de esto como Donald NormanJesse James GarrettDavid Travis pues algo de cierto habrá en ello.

Por este blog siempre hemos sido muy insistentes en que cuando nos enfrentamos al proceso de diseño de un producto digital es muy conveniente mirar hacia los lados para, en primer lugar, conocer las circunstancias que rodean al problema al que se quiere dar solución a través del diseño. También es bastante útil mirar hacia los lados para conocer a las personas que van a hacer uso del producto, digital en este caso, que vamos a diseñar. Porque ni todo el mundo quiere lo mismo ni todo el mundo necesita lo mismo.

En el mundo cotidiano, alejado de lo digital, el escenario es exactamente el mismo. No pensemos que lo hemos inventado todo nosotros 😉 Y sino mirad qué foto tan chula de un secador de pelo.

Fotografía de un secador de pelo profesional extraída de http://www.decoracionia.com/electrodomesticos/secadores-de-pelo.html
Fotografía de un secador de pelo profesional extraída de Decoracionia.com

La cuestión es que en el diseño de este secador de pelo hay más elementos que la mera funcionalidad que hace que  pulsando un botón salga aire. Y no me refiero al diseño estético del secador, que también.

Detalles como el pequeño elemento que une la base del secador con el cable eléctrico (ver imagen abajo) hacen que el diseño del secador no se vea alterado en lo funcional, y de hecho extienda la funcionalidad del mismo más allá del secado de pelo, llegando hasta permitir el disponer el artefacto en momentos de no utilización. Para colgarlo, vaya.

Fotografía de un secador de pelo profesional. Detalle de colgador. Extraída de http://www.decoracionia.com/electrodomesticos/secadores-de-pelo.html
Fotografía de un secador de pelo profesional. Detalle de colgador. Extraída de Decoracionia.com

Evidentemente los datos que hacen que diseñar un artefacto como un secador de pelo incorpore en su diseño ese detalle que permite colgar en vertical el secador en los momentos en los que no se sostiene en la manos, no han salido de una mañana lúcida del equipo de diseño así por las buenas, sino que provienen del estudio e investigación de los contextos de uso del artefacto en sí, así como de las necesidades de los perfiles de usuario susceptibles de manejar una cosa así.

Pues con los productos digitales lo mismo. Para resumir y ser muy directos.

En Torresburriel Estudio te ayudamos en el proceso de diseño de servicios digitales mediante tests con usuarios, planteando propuestas de solución en base a los resultados del test. También podemos formar a tu equipo mediante una formación in company para que apliquen metodologías de diseño centrado en el usuario en el día a día de su trabajo. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.