26 febrero 2011

Desde hace unas semanas estoy trabajando en un proyecto que tiene mucho que ver con los aromas que en los últimos meses están llegando a la capa del mainstream: los llamados social media.

Ni qué decir tiene que no soy ningún experto en esas hierbas. Tan sólo me limito a utilizarlas desde hace varios años, pero simplemente me sirven. Nada más.

La cuestión es que mi participación en ese proyecto viene dada por el interés del cliente en contar con un perfil que esté vigilante de la experiencia de usuario, cosa que dice muchas cosas positivas del proyecto y del cliente. Claro, qué voy a decir yo, verdad? 🙂

Egos aparte, me está sirviendo para comprender mucho mejor la naturaleza de todo eso que llamamos redes sociales. Porque, hay que reconocerlo, utilizarlas no implica comprenderlas como para poder diseñar una estrategia de experiencia de usuario.

Por ello, tras muchas conversaciones con mi partner en el proyecto, con las dudas del cliente, con los extraordinarios aportes del equipo de trabajo, y con algunas perlas leídas en Twitter, creo que he dado con la mejor definición de redes sociales y sus implicaciones de cara a su cometido cuando se habla de empresa y objetivos de negocio:

La social media es para relacionarse. Las relaciones son para vender. No se coscan. Se saltan un paso.

No puedo estar más de acuerdo, sobre todo si miro mi experiencia personal y profesional al respecto. Y si aplicamos esta premisa al diseño de experiencias de usuario en ese contexto, lo primero en lo que deberíamos fijarnos es precisamente en eso: en potenciar las relaciones. Lo demás vendrá dado si es que tiene que darse o suceder.

Aún es más, como he comentado en otros foros, el uso de la herramienta lo definirán los propios usuarios, y nosotros como diseñadores tendremos que estar muy atentos a las realidades, seguramente con forma de prisma, que alumbren el uso generalizado de la citada herramienta, para poder adaptarla a las necesidades de la gente.

Es un proceso constante de aprendizaje. Y mal iremos, desde mi punto de vista, si no lo enfocamos así.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto, a través de nuestros cursos online y presencialesContacta con nosotros, y cuéntanos tus necesidades.

Comentarios

  1. Yo me quedaría con la frase “el uso de la herramienta lo definirán los propios usuarios”. El otro día lo estaba comentando con una compañera de curro. Son los usuarios los que acaban encontrando la finalidad de estas herramientas de comunicación, un ejemplo muy cercano lo tenemos con Twitter.

    Su principal finalidad era la comunicación y compartimiento de información entre profesionales, ahora se a convertido en… un “café para todos”. El otro día escuché la frase de “Twitter es para gente cool”… no creo que un gerente de 60 años que lo utiliza sa muy cool 🙂

  2. Daniel, me pasa todo esto nuestro mutuo amigo Guille.
    Comparto en el total tus afirmaciones y espero comartirlas contigo en el futuro.
    Relaciones las necesarias, generando confianza y , como tú dices, lo demás vendrá montada en esta sinergia

    Un saludo Goyo

  3. Me parece soberbio, tanto tu post como el Tweet de Bambino, ambos dos reflejan a la perfección lo que hay.

    Esto sí que es selección natural de las herramientas y no lo que decía Darwing. En función de lo que necesiten los usuarios se utilizarán y adaptarán las herramientas.

    En mi última entrada rozo esto que nos has explicado, el hecho de que en Facebook priman las relaciones sociales, no las comerciales, siendo la publicidad tan solo el medio que lo financia.

    Saludos!

  4. […] Experiencia de usuario y redes sociales […]

  5. […] hace mucho lo contaba en esta casa, tomando la idea de un tweet leído por ahí: las redes sociales sirven como lugar donde conocer […]

  6. […] Experiencia de usuario y redes sociales […]

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.