16 marzo 2008

Uno de los proyectos en los que he trabajado últimamente y de los que más contento estoy por su resultado final tiene mucho que ver con un sector en el que, no os quepa duda, hay más trabajo por hacer desde el punto de vista de la experiencia de usuario: el turismo.

Captura de pantalla de maestrex.es

Pues bien, el proyecto del que hablo tiene su base en la localidad turolense de Alcorisa, y se trata de una empresa de turismo activo de carácter rural: maestrex.es

El objetivo del proyecto consistía, en principio, en un rediseño del site, pero poco a poco y gracias a la excelente metodología de diseño centrado en el usuario, se convirtió en una realineación del mismo, de la que surgieron una serie de análisis de procesos que resultaron clave a la hora de encarar tal realineación.

Por eso quería poner por escrito algunas de las ideas que han ido tomando forma en el proceso de trabajo que tuvo lugar a lo largo del desarrollo del proyecto.

  1. La importancia de las entrevistas, no ya como fuente de recogida de información, sino como elemento metodológico fundamental a la hora de encarar la consecución de objetivos de información y análisis, tanto evidentes como subyacentes. Por supuesto, dentro de la importancia de las entrevistas, es fundamental conocer este método de recogida de información, que es extenso y muy interesante.
  2. La importancia del análisis iterativo de la información, en tanto en cuanto la información recogida a lo largo del proceso de investigación contiene matices y detalles que son absolutamente cruciales a la hora de establecer un diagnóstico certero. Se trata de  poner sobre la mesa los puntos clave que impactan directamente en el proceso de negocio.

Y para ilustrar estos dos puntos quiero traer a colación una cita tomada de un artículo que a muchos seguramente os resulte cuando menos curioso. Se trata de un artículo científico llamado “Sobre los modelos de intervención en Trabajo Social. A propósito de la obra de Mathilde du Ranquet“, del profesor Miguel Miranda, de la Escuela Universitaria de Trabajo Social de la Universidad de Zaragoza.

En ese texto se hace un repaso de cómo son y qué implican los modelos de intervención profesional en el ámbito profesional del Trabajo Social. Pues bien, hay una cita (el énfasis lo aporto yo) dentro de ese texto que dice:

En atención directa, el Trabajo Social es una actividad relacional, clínica en muchos casos, clínica en el mismo sentido en que utilizan esta palabra los médicos (Kliné= cama), es decir a la cabecera del enfermo. En nuestro caso no es la cabecera, pero siempre es una actividad cercana, próxima, en la que ponemos en juego nuestra propia personalidad, además de las capacidades técnicas. En este sentido, quien no haya experimentado en carne propia la “relación de ayuda” característica y definitoria del Trabajo Social, quien no se haya sentado frente a la persona que la solicita durante horas, quien no haya realizado entrevistas, diagnósticos sociales, planes de intervención, etc. quien no haya “sufrido” en carne propia la ansiedad propia del comienzo de la intervención, las dificultades para la relación, las dudas respecto a lo que define el “caso”, a lo que es fundamental o periférico, permanente o circunstancial, etiológico o consecuente, quien no haya tenido la vivencia personal de lo que significa enfrentar a un nuevo “caso”, un individuo o una familia, que acude solicitando la intervención, obteniendo éxitos y fracasos, difícilmente podrá transmitir lo que no ha vivido.

O lo que es lo mismo: hasta que no nos adentramos, gracias a las herramientas metodológicas que tenemos de nuestro lado, en el corazón de los procesos y de su entorno, será muy complicado que logremos obtener una visión concisa que nos permita descubrir y abordar las soluciones operativas que nos lleven a un diagnóstico óptimo.

Y eso mismo es lo que he podido experimentar en este proyecto.

Claro que hablar de este proyecto es sólo la excusa para poner encima de la mesa la importancia de la metodología.

Otro día, con más tiempo, hablaré de la entrevista como herramienta, ya que me parece importantísimo.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario. Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. Ha quedado muy bien. Tal vez modificaría los colores. Pero todo lo que se refiere a encontrar las cosas fáciles y leer con claridad la web está muy bien.

  2. […] conceptualización del sitio, para de ese modo guiar el proceso de realineación, y siguiendo una metodología iterativa, realizar una ronda de prototipado que fuera resultante de las conclusiones extraídas del […]

  3. […] No puedo evitar recordar uno de los posts que más me gustan de este blog: Vacíos cotidianos, en el que la arquitectura urbana ya nos daba algunas pistas de la importancia de contar con la opinión del usuario a la hora de abordar un proceso de diseño. O lo que es lo mismo: la metodología de diseño centrado en el usuario. […]

  4. […] usuario (UX) debe manejar habitualmente es la entrevista. De hecho hace ya hace muchas semanas que dije por aquí que escribiría un poco más acerca de esa técnica, y aún lo tengo […]

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.