Sergio Ortega ha publicado una traducción de una serie de recomendaciones que Jared Spool ha escrito acerca de los errores más comunes que se producen cuando se diseña el registro de usuarios o el alta en un servicio basado en web.

Lo cierto es que si bien creo que no se descubre nada nuevo, o algo que no se supiera ya, se trata de uno de esos checklist que nunca está de más tener a manos para no caer dos veces en la misma piedra.

Me quedo con el enunciado de cada uno de los 10 puntos que le salen a Sergio, y su desarrollo lo leéis en el artículo original de Ortega.

  1. Tener que realizar el registro nada más empezar para poder acceder a la información más simple
  2. Solicitar el registro demasiado pronto
  3. No exponer o plantear los beneficios del registro
  4. Ocultar el botón de registro
  5. No facilitar un enlace o botón a “Nueva cuenta” o “¿Olvidaste tu contraseña?”
  6. No proporcionar la oportunidad de registrarse en los momentos clave
  7. Solicitar demasiada información cuando nos registramos
  8. No indicar a los usuarios cómo vas a usar su información
  9. Utilizar lenguaje inapropiado o conceptos poco significativos para definir cada campo del registro
  10. No aclarar el sentido de ciertas opciones y las consecuencias de algunas respuestas

Más información en la traducción original de Sergio Ortega: 8 errores al diseñar los registros de cuentas.

Conviértete en un experto en temas específicos de UX y desarrolla al máximo tus habilidades con los Programas de Especialización de UX Learn, poniendo en práctica tus conocimientos con tu propio proyecto personal.

Infórmate sobre los programas disponibles y los próximos lanzamientos en la web de UX Learn.

No dudes en consultarnos cualquier inquietud sobre los programas. ¡Estamos encantados de ayudarte!


Comentarios

  1. Que alguien haga un chiste gráfico del tío que para comprar una barra de pan tiene que entrar con el DNI en la boca y pasar un control policial.

  2. Faltaría el error “legal”: no informar de la recogida de datos y del tratamiento de los mismos, no solicitar el consentimiento cuando sea preceptivo y no informar de los derechos de los afectados, todo ello conforme a la Ley de Protección de Datos.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.