30 marzo 2020

Post traducido y adaptado del artículo original en inglés  Information Architecture trends 2020

De manera continua van surgiendo nuevas tendencias en el sector tecnológico y la Arquitectura de la Información no es diferente. A medida que la tecnología plantea nuevas formas de consumir contenido, los profesionales del sector UX debemos continuar diseñando procesos óptimos.

Así pues, encuentro pertinente acercar en el post de hoy las principales tendencias en la Arquitectura de la Información que veremos en el futuro cercano.

Patrones de descubrimiento optimizados

Si algo he aprendido en estos últimos años, es que a los usuarios les gusta el contenido que es fácil de entender y es, en cierto sentido, predecible. Para la Arquitectura de la Información, la creación de este tipo de contenido se presenta como un recurso clave. El uso de tests A/B para analizar cómo los usuarios descubren nuevo contenido es algo prácticamente latente en la IA.

Afortunadamente, este proceso no es imposible. Usando Big Data para analizar estadísticamente el flujo de usuarios y las rutas de descubrimiento de contenido, será posible tomar decisiones predictivas sobre cómo los usuarios encuentran y consumen información.

Hay tres acciones específicas que harán que los sitios web del futuro sean mucho más fáciles de navegar:

  1. Optimización del autocompletado para una mejor precisión e intención predictiva.
  2. Utilizar datos de comportamiento para probar las opciones de navegación en los tests A/B filtrando los datos.
  3. Proporcionar opciones de búsqueda más relevantes cuando el usuario introduce una búsqueda acotada.

Diseños de comandos de voz

Siri de Apple y Alexa de Amazon van a lanzar al mercado una interfaz no visual, y se espera que la arquitectura de la información de estos sistemas de un paso adelante. Aún así, la creación de interfaces de voz presenta nuevos desafíos a la hora de organizar esta arquitectura. Este tipo de diseño se basa en la semántica del lenguaje natural en lugar de búsquedas breves de palabras clave o navegaciones basadas en clicks.

Ilustración de rawpixel.com

Estos retos, relacionados con el diseño de interfaces de voz, son hitos a los que los especialistas de IA deberemos enfrentarnos. Navegar a través de instrucciones de voz es ya una realidad palpable si se tienen en cuenta, por ejemplo, los chatbots emergentes presentes en muchos sitios web. A medida que estos sistemas se integren de manera más común en los productos digitales, los usuarios necesitarán conocer la forma adecuada de interrumpir una instrucción, acceder mediante atajos, o corregir un error fonético.

Ante estas nuevas necesidades, los procesos en la arquitectura de la información podrán estar relacionados con:

Sin embargo, los sitios webs y móviles no son las únicas interfaces que se enfrentan a un replanteamiento de las instrucciones por voz. También se pronostica un impulso de nuevos conceptos de IA en el creciente mercado del internet de las cosas. Como profesionales de experiencia de usuario, deberemos estar preparados para diseñar artículos cotidianos como refrigeradores, automóviles, y otros muchos dispositivos inteligentes.

Quizás los interfaces de voz actuales sean un excelente campo de investigación para perfeccionar los exigentes requisitos que precisarán los sistemas del futuro tales como vehículos autónomos y sistemas robóticos.

Diseño UX para una realidad aumentada

Hoy en día, la información digital que se consume no se limita a las pantallas visuales. Gracias a la realidad aumentada, el propio entorno se puede convertir en contenido útil. Esta tecnología ya no es una novedad, y está cada vez más presente en el mundo web y móvil. Esto significa que los especialistas en IA debemos planificar un futuro que incluya entornos 2D y 3D.

Los usuarios se sienten atraídos por la realidad aumentada porque facilita la navegación a información relevante para ellos. Por ejemplo, usando esta tecnología, cualquier persona con un teléfono móvil puede descubrir contenido relevante. Tanto si se trata de un restaurante local, o un viaje compartido, los diseñadores UX debemos estar preparados para predecir la intención de los usuarios, así como para facilitarles los detalles que precisen en cada momento.

Diseñar bajo el paraguas de la realidad aumentada implica un pensamiento espacial y la priorización de datos basados ​​en la ubicación. También debemos estar preparados para analizar los datos de movimiento con el fin de comprender mejor las necesidades de los usuarios.

Si bien diseñar para esta tecnología era algo predecible, los especialistas en IA también deberemos centrarnos en garantizar la compatibilidad con la arquitectura 2D actual. La capacidad de crear sitios adecuados para entornos 2D y 3D es vital. Enfocarnos en cada uno de ellos por separado simplemente no funcionará. Diseñar teniendo en cuenta ambos entornos es fundamental para crear sistemas que sean consistentes, y aporten una experiencia de usuario eficaz.

IA,s diseñadas para retener al usuario

El vasto océano de internet, el complejo algoritmo de Google, y la inmensa cantidad de contenido, han dado lugar a un entorno digital muy competitivo. Desafortunadamente, este entorno ha fomentado el desarrollo de un nuevo tipo de arquitectura de información diseñada específicamente para retener al usuario.

Las técnicas para esta retención del usuario son lamentablemente una tendencia creciente. Si bien estas prácticas pueden no ser positivas en la experiencia del usuario, alargar el tiempo de las visitas genera más impacto a nivel publicitario y puede ayudar a los sitios web a posicionarse mejor en las búsquedas de Google.

Algunos métodos para conseguir esta retención de usuarios incluyen:

  • Hacer que la ubicación del contenido relevante no sea obvia o visible.
  • Alargar intencionadamente los flujos de navegación hacia el contenido deseado.
  • Mostrar el contenido de manera troceada accediendo a cada sección mediante botones (no se trata de una técnica nueva pero sigue siendo un método popular).

Aunque la retención de usuarios disminuye la usabilidad del sitio, no es probable que esta tendencia disminuya. Los profesionales de la experiencia de usuario, deberemos pues estar preparados para seguir combatiendo este tipo de técnicas que tan poco benefician a los usuarios.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.