05 agosto 2019

Intercom ha escrito un artículo muy interesante sobre el modelo AIDA y cómo enganchar a los usuarios a nuestro producto. 

Modelo AIDA. Imagen de Intercom

El modelo AIDA describe las 4 fases cognitivas que los compradores siguen cuando aceptan una nueva idea o compran un nuevo producto:

  • Un problema viene a la atención del usuario
  • Esto crea interés en los beneficios de un producto o servicio
  • El cliente decide comprar el producto
  • Toma la acción para completar la compra

Este modelo es de 1898 y fue descrito por Elias Elmo Lewis para describir cómo los clientes compran. 

El modelo AIDA hoy se encuentra en cualquier sitio, ya que describe cómo se compra hoy cualquier producto. 

Pero el modelo AIDA en productos digitales se ha transformado en AIAD, ya que el usuario prueba el producto antes de decidir comprarlo. 

Hay 3 principios básicos que nos ayudan a crear una primera experiencia de uso que convierta los compradores de intención baja en clientes leales:

  1. Enfocarse en el trabajo que los clientes quieren hacer 
  2. Mostrar en lugar de hablar 
  3. Eliminar todos los pasos no esenciales

Enfocarse en el trabajo que los clientes quieren hacer

Usaremos el framework Jobs-to-be-done (JTBD) para entender el valor que buscan nuestros clientes en un producto. JTBD subraya cómo los clientes compran un producto para resolver un problema. Lo importante es entender el problema que tus clientes quieren resolver. 

Alguien puede querer un videojuego para pasar el rato. Su JTBD es estar entretenido y distraído. Teniendo el JTBD en mente diseña los primeros pasos en el producto digital pensando en ello. 

Mostrar en lugar de hablar

Un buen primer uso es donde se le muestra al usuario el valor del producto digital. Mostrar valor es mejor que decir y hablar sobre lo que nuestro producto te puede dar. Para mostrar valor debes esforzarte en mostrar lo que tu producto digital da, no en aburrir al usuario contándole lo maravilloso que es.

Eliminar todos los pasos no esenciales

Una vez hayas identificado lo que aporta valor a tu producto digital es encontrar la manera más corta de que los nuevos usuarios lo experimenten. Los nuevos usuarios están a unos clics de tu competencia por lo que tienes que demostrarles que eres mejor que ellos. 

Es crítico que demuestres valor en los primeros pasos de uso. Para dar la mejor primera experiencia de uso, remueve todas las barreras para que los nuevos usuarios experimenten el valor. 

Para ello:

  • Elimina las opciones de configuración a unas pocas elecciones simples
  • Haz opciones por defecto que eliminen pasos por completo

Da el máximo valor con el mínimo esfuerzo

El objetivo de una primera experiencia de uso es que los usuarios que prueban un producto estén felices y se conviertan en clientes recurrentes. La mayoría de los nuevos usuarios todavía no han decidido si compran o no tu producto. Así que la primera experiencia de uso necesita convencerlos de que tu producto les dará valor y lo hará con el mínimo esfuerzo.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.