04 abril 2019

El feedback es una de las herramientas que nos ayuda a mejorar nuestro trabajo. Por ello es muy importante cuidarlo y recogerlo debidamente para mejorar el producto digital. Por ello os traigo un artículo de Robert Mayer sobre el feedback, cómo darlo y cómo pedirlo.

Imagen Kaleidico en Unsplash

Cómo pedir feedback

Mayer nos cuenta que las mejores ideas nacen en colaboración con expertos de diferentes áreas. La diversidad nos ayuda a ver puntos de vista completamente diferentes sobre nuestro proyecto y detectar fallas o huecos que nos podamos haber dejado. El feedback de múltiples fuentes es decisivo para el crecimiento profesional y la ejecución exitosa de los productos.

Para pedir feedback tenemos que hacer una serie de acciones como:

  • Conocer el tipo de feedback que necesitas: recibir feedback vago o entusiasta, no te ayuda demasiado. Explícale a la persona lo que buscas exactamente. Como la persona que pide el feedback, debes liderar el proceso. Identificar objetivos, problemas conocidos, potenciales soluciones y que afloren para otros. Y entonces pregunta.  
  • Preguntar preguntas clarificadoras: cuando pidas un feedback date la oportunidad de entender mejor el punto de vista de la otra persona. No tengas miedo de preguntas estúpidas o de preguntar si lo has entendido correctamente. Si malinterpretas las palabras de un experto, su feedback probablemente dañe el proyecto. Pregunta siempre el por qué y bucea hasta el fondo de los comentarios.
  • Prevenir el feedback no significativo: a veces el feedback puede ser subjetivo, inútil o simplemente tóxico. Los gustos subjetivos deben de quedar fuera de la discusión. Una manera de eliminar este tipo de comentarios es describir el problema y las soluciones observadas. No preguntes si les gusta el trabajo, pregunta por aspectos específicos del mismo.
  • No interrumpir y hablar menos: los diseñadores protegen su trabajo cuando reciben feedback. Esto estresa a los que te dan el feedback. Por lo que intenta hablar lo menos posible y no interrumpas a tu interlocutor. Será más fácil para el crítico darte feedback y tú obtendrás el máximo de su punto de vista.
  • Dar suficiente tiempo: pensar lleva su tiempo. Da suficiente tiempo a la persona que te da feedback para que tengan la oportunidad de profundizar en el contexto del trabajo y pensar. Idealmente, muéstrale antes prototipos y información relevante para que te den un feedback adecuado.
  • Sé educado y cortés: es importante cómo se actúa cuando se recibe feedback. No te tomes los ataques duros como algo personal. Ya que estos, a veces pueden ser los más esclarecedores. Si contestas en defensa, la próxima vez la persona puede no sentirse cómoda dándote feedback. Recuerda, que las críticas son un regalo y que el feedback pensado lleva su tiempo. Sé agradecido con alguien que se toma su tiempo para darte feedback.
  • Mostrar alternativas o ejemplos: Si tienes dudas sobre soluciones o ideas, lo mejor es mostrarlas a contarlas. Y cuando discutas con alguien que te está dando feedback intenta reducir las opciones al mínimo, es mejor elegir entre dos opciones que hacer que el usuario elija una de todas las posibles.

Cómo dar feedback significativo

Dar feedback de diseño de manera que sea constructivo y aporte no es una tarea fácil. Sé empático y ten en cuenta que ha llevado un montón de tiempo ha sido invertido. Debes ser directo, pero no muy duro, y nunca hacerlo personal.

Los puntos clave para dar un feedback significativo son:

  • Dirigirse al problema central: no expliques lo que te gusta y no. Dirígete al problema que se está intentando resolver. Antes de hacer cualquier comentario crítico asegúrate de haber entendido los objetivos y los problemas que se te han presentado.
  • Entender el contexto: intenta ver la imágen completa. Normalmente hay un montón de restricciones técnicas, requerimientos del target de la audiencia y otras restricciones que afectan directamente a la solución. Antes de dejar comentarios críticos es importante introducirse en el contexto y usarlo como lente para tu feedback.
  • Preguntar preguntas precisas: preguntar cuidadosamente es la clave para una sesión de feedback exitosa. Preguntar una serie de preguntas clarificadoras lleva a un mejor entendimiento entre las partes. De esta manera, obtienes más detalles de diseño y las razones por las que se han tomado y puedes dar un feedback más ajustado.
  • Evitar la subjetividad: el gusto subjetivo debe quedar fuera de discusión. Esto significa que tus gustos no deben ser un elemento de la discusión. Nunca dejar comentarios como “no me ha gustado”. Si no puedes recomendar una manera diferente de hacerlo, mejor que no digas nada.
  • Ser claro y específico: cuanto más específico el feedback, mejor es. Cualquiera se siente frustrado con feedback ambiguo. Da sugerencias accionables o al menos referencias cuando sea posible. Si el diseñador te malinterpreta, puede ser peor que si simplemente no hubieras dicho nada. Da detalles y ofrece los siguientes pasos cuando sea posible tal cosa.

Con todos estos consejos de Mayer conseguiremos diseñar mejores productos mediante un feedback de calidad. Feedback de calidad que ayudará a los product managers y a los diseñadores de UX a mejorar los productos antes del lanzamiento.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.