25 marzo 2019
Imagen de Pixabay

UXmatters ha reunido a una serie de expertos para preguntarles sobre el alcance de la UX y cómo definirlo en un artículo. Entre los objetivos de las preguntas están:

  • el alcance del proyecto que una organización necesita hacer
  • cómo gestionar el cambio
  • adecuar las habilidades del equipo de trabajo al trabajo
  • cómo terminar el trabajo en el adecuado tiempo y presupuesto

Los expertos consultados son:

  • Leo Frishberg, director de Phase II
  • Jordan Julien, fundador de Hostile Sheep Research & Design
  • Corey Lebson, propietario y consultor jefe en Lebsontech

La pregunta que se les lanzó fue: “Con la siempre expansiva definición de la UX y el alcance de ésta -abarcando research UX, diseño de UX, usabilidad, experiencia del cliente, experiencia de marca, diseño de servicios y más- ¿cómo determinas que está dentro y qué está fuera del alcance?

Leo Frishberg nos dice que “el alcance de un proyecto siempre ha sido un desafío”. En la pregunta hay dos preocupaciones adicionales:

  • cómo gestionar el cambio a través del ciclo de vida del proyecto
  • para un freelance o una agencia externa, cómo calcular el alcance de un proyecto competitivamente.

Frishberg nos dice que usa una checklist que le recuerda los servicios que le puede ofrecer a un cliente, observando las posibles necesidades que tenga. Además sabe que no es competitivo en todos los campos, por lo que se refiere a otros colegas si es necesario. Otra cosa es hablar sobre las necesidades que tiene el cliente.

Jordan Julien nos dice que hay dos maneras de definir el alcance:

  • mejores prácticas: debes o te deben proponer una serie de tareas de UX predefinidas que se puedan llevar a cabo en el proyecto que el cliente deberá validar o no, según su grado de madurez y intenciones. Tendrás que ajustar tu propuesta a la que esté en alineación con tu cliente.
  • un presupuesto predefinido: en esta ocasión las actividades posibles dependerán del presupuesto que haya asignado, si hay poco presupuesto el alcance será pequeño, mientras que si el presupuesto es generoso se puede pensar en elementos como testing. Además hay que añadir acciones adicionales aunque se salgan del presupuesto por si las quieren incluir si aumentan el presupuesto.

Corey Lebson dice que no hay porqué responder a la pregunta, que hay dos factores en juego:

  • qué trabajo se necesita hacer: es decir qué trabajo se necesita hacer bajo el paraguas de la experiencia de usuario y cualquier cosa que sea necesaria para terminar el proyecto.
  • qué habilidades tienes tú o tu equipo para tener el trabajo hecho: si tienes el tiempo y las habilidades para hacer un determinado trabajo hazlo para tener el trabajo completo. Si ni tú ni tu equipo tenéis esas habilidades para hacer el trabajo que tiene que hacerse podéis trabajarlas internamente o contratar alguien para esa parte específica del trabajo.  

Definir el alcance de un proyecto es un asunto crucial en la gestión de proyectos de experiencia de usuario, por ello los consejos de estos expertos nos vienen muy bien para nuestro trabajo diario como diseñadores de UX para diseñar mejores productos.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.