07 marzo 2019

Los tests con usuarios de pequeño tamaño son la herramienta ideal para hallar problemas con las interfaces de los productos digitales y poderlos solucionar lo más rápido posible. Pero siempre hay gente que duda de la veracidad de los hallazgos de los tests hechos con un número pequeño de usuarios.

Test con usuarios. Foto de Samuel Mann

Hoy os traigo un artículo de Nielsen Norman sobre estos escepticismos y cómo atajarlos dentro de lo posible.

Descubrir problemas es la base de los test con usuarios. Pero muchas veces esos problemas que se encuentran puede ser que no coincidan con las que los stakeholders esperan, de ahí su escepticismo. Por lo que suelen achacarlo a que es una muestra pequeña o a que no son usuarios reales de la herramienta.

Preparar a los stakeholders con explicaciones proactivas

La mejor manera de que los stakeholders no sean escépticos es explicarles el método de research a utilizar antes de que sean las sesiones. Describir el proceso por adelantado es más persuasivo que tratar de explicarlo posteriormente cuando se hayan vuelto escépticos. Prepara tu propia presentación de cómo funcionan los tests con usuarios y por qué solo se necesitan unos pocos usuarios. Reconoce las limitaciones de este método, ya que si alguien hace preguntas sobre gustos o creencias, las respuestas no tienen fiabilidad estadística. Pero los tests con usuarios son para comprobar cómo se comportan los usuarios en un contexto específico usando un diseño particular para una tarea particular.

Además prepara a los stakeholders para decirles que se van a encontrar con fallos que nadie del equipo podría esperar porque los usuarios no tienen el conocimiento de la herramienta que el equipo de trabajo, por lo que se hallarán fallos en ese sentido.

Oír es creer

Muchas veces se echa por tierra el trabajo del investigador porque se le considera una opinión más. La mejor manera de desterrar esto, es que los stakeholders asistan a las sesiones de testing y oigan por ellos mismos lo que los usuarios van diciendo mientras realizan las tareas. De esta manera comprobarán que el investigador no tiene ninguna influencia sobre los usuarios. Además los stakeholders al ver que son usuarios reales desarrollarán empatía por ellos.

Testea con usuarios reales

Para esfumar los mitos de que no son usuarios reales, nada mejor que reclutar usuarios reales del sitio, recogidos a través de herramientas como Hotjar. Que te permite conocer hasta qué partes del sitio están usando. En el caso de que quieras testear una parte muy específica podrás elegir a los usuarios que lo usan. Una lista de usuarios pasados o actuales a los que llamar también es muy buena idea para usarlos en los tests.

Consigue usuarios basándote en perfiles de usuarios antes de reclutar

Si no tienes usuarios de los que poder reclutar directamente, usa perfiles de usuario de acuerdo con los stakeholders a los que se asemejen los usuarios del producto digital y recluta a los usuarios con esas directivas para que los stakeholders estén tranquilos y muéstrales que los usuarios son de acuerdo a esos perfiles de usuario que te han pasado.

Analizando datos de un solo usuario

Puede ocurrir que a solo un usuario le ocurra un problema. Cuando eso ocurra hay que preguntarse dos cosas:

  • ¿Cuánto cuesta arreglarlo?
  • ¿Cómo de serio es el problema para esa persona?

Si es un cambio fácil de hacer, hazlo. Si es un problema serio, hazlo también, pero mira cuánto cuesta hacerlo antes de aportar una solución posible.

Los hallazgos de un solo usuario no tienen porqué llevar a más tests con usuarios, por ejemplo si es un error que no tiene la competencia, deberemos arreglarlo o estaremos en una situación peor que ellos.

Analiza datos independientes para estimar la frecuencia  

Para conocer si los hallazgos que hacen los usuarios les ocurre a tus usuarios,  puedes usar fuentes como las analíticas de uso o las peticiones de soporte, para conocer el número de personas que sufren el mismo hallazgo que ha aparecido durante los tests.

Y poder hacer así una extrapolación aproximada del número de usuarios que sufren ese problema.

Los tests con usuarios con pequeños grupos de personas son la mejor manera de testear un producto digital y ver lo que falla en él de una manera rápida y poco costosa. Algunas personas pueden ser escépticas de los resultados que se hallan de unos pocos usuarios y en sesiones de una hora u hora y media, pero esperamos que este artículo os haya dado soluciones a esos problemas.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.