27 febrero 2019

Que los usuarios se relacionen permanentemente con el producto digital es uno de los asuntos más difíciles para un product manager o un creador de productos digitales. Sin embargo la realidad es que la mayoría de las relaciones entre el usuario y una app dura menos que un cita de una sola vez, ya que una de cada cuatro apps no vuelven a ser usadas después de un primer uso.

Onboarding de Pocket. Imagen de Agnieszka Cieplińska

Estos datos nos dicen que el proceso de onboarding es crucial cuando creas la experiencia inicial. Ese momento es el ideal para mostrar el valor de tu producto digital y sus funcionalidades claves.

Sin embargo, sobrecargar a los usuarios con demasiada información puede molestarlos y tener el efecto contrario al deseado. Por lo que un onboarding diseñado pobremente puede hacerte perder usuarios en segundos.

Para poder mejorar el onboarding, Agnieszka Cieplińska nos da varias pautas para poder hacerlo:

  1. Menos es más
  2. El valor para el usuario
  3. Juguemos
  4. ¿Estamos todavía aquí?
  5. Bienvenida

Menos es más

Esto significa reducir el número de pantallas de las que conformará el onboarding. Normalmente con 5 pantallas o menos será suficiente para un buen onboarding. No sobrecargues al usuario con información, ten en cuenta que tiene que ser la justa para que pueda desenvolverse en la aplicación y saber de qué se trata. Ninguna otra información es necesaria, e intenta adecuar las pantallas al nivel del usuario con la aplicación que es ninguno.

El valor para el usuario

Céntrate en las necesidades de los usuarios y explícales cómo tu producto digital les va a mejorar la vida. Enséñales lo que les da a ellos un mayor valor. Ellos lo han descargado y asegúrate que su búsqueda por un producto mejor ha terminado.

Para ello enséñales los beneficios que tiene tu producto digital para los usuarios y las metas que pueden conseguir con él.

Juguemos

Anima a los usuarios a interactuar con el producto digital durante el onboarding, mediante una serie de acciones que los enganchen. Es una manera fácil también de empezar a personalizar y configurar el producto digital para el usuario.

Une la información más importante sobre el usuario aquí y hazle que la rellene de una manera interactiva y fácil. Como si estuviera jugando el usuario con el producto digital.

¿Estamos todavía aquí?

Sólo algunos de nosotros preferimos un onboarding sin final. El resto de la gente quiere saber cuándo se va a terminar el onboarding, para ello es necesario una barra de progreso mediante la cual el usuario sepa en qué punto del proceso se encuentra y cuánto le queda para finalizar.

Si no añades una barra de progreso los usuarios se cansarán y abandonarán el producto digital. Lo cual es mal asunto ya que es muy probable que ya no vuelvan.

Bienvenida

Dales la bienvenida a tus usuarios, por estúpido que parezca saludarles y darles la bienvenida a tu producto digital les predispone a sentirse acogidos en tu producto digital. Lo cual redundará en una menor tasa de abandonos.

Todas estas simples pautas nos ayudan a mejorar el onboarding de nuestro producto digital y a guiar al usuario por su beneficios y el valor real que tiene para él. Todo ello redundará en una menor tasa de abandono, pero recuerda que el producto digital debe tener unos objetivos y unos valores centrales visibles y claros que el onboarding debe de mostrar a tus usuarios. Sin esa base, cualquier trabajo de onboarding fracasará.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.