14 noviembre 2018

Recientemente participé en el UXDay 2018 con una charla sobre “El impacto y los desafíos de la normativa de protección de datos para la industria del research y el diseño de experiencia”.

Los datos personales debe ser protegidos en formato digital. Imagen de Pixabay

Este es un tema en el venimos trabajando en el Estudio desde hace un tiempo y en profundidad ya que, desde el pasado 25 de mayo, nuestros formularios de petición de datos tienen que cumplir el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) o GDPR en su siglas inglesas.

El RGPD pone unos límites claro a lo que se puede y no se puede hacer cuando se trata de formularios de petición de datos personales, un simple formulario de recolección de leads o una suscripción a una newsletter.

Edenspiekermann ha escrito una guía resumen sobre cómo hacer formularios que cumplan con la normativa europea a la vez que son usables.

Desde Edenspiekermann nos dicen que las seis características que son aconsejables que tenga un formulario para cumplir con la normativa europea son:

  • Consentimiento informado
  • Separación de los términos y condiciones del consentimiento
  • Checkboxes sin premarcar
  • Nombrar a todas las terceras partes
  • Consentimiento granulado
  • Fácil de revocar

Consentimiento informado

El nuevo reglamento exige tener el consentimiento informado del usuario, lo que significa que el usuario tiene que saber para qué se van a usar sus datos y dar el consentimiento de una manera libre y no coaccionada, ni bajo engaño.

Por lo cual no debes de informarle solo de para qué vas a usar sus datos, sino también poner un checkbox para que el usuario acepte de una manera clara ese uso de sus datos.

Separación de los términos y condiciones del consentimiento

Según la nueva normativa europea por un lado tienen que ir los términos y condiciones y por otro lado el consentimiento, es decir los términos y condiciones deben de ir en una página diferente.

Lo que permite al usuario, liberarse de tener que aceptar claúsulas que no quiere para realizar una acción que sí desea. Como por ejemplo, registrarse en un evento sin tener que registrarse en una lista de correo o una newsletter.

Checkboxes sin premarcar

Otro de las condiciones del RGPD es que las checkboxes de los formularios no pueden estar premarcados. Los usuarios deben de marcarlas por ellos mismos y conocer para qué sirven para poder hacerlo, es parte del consentimiento informado.

Nombrar a todas las terceras partes

Si los datos van a ser llevados a terceras partes tienes que decirlo expresamente y decirlo en las condiciones, ya sean esas terceras partes Google por el tema de Analytics u otras plataformas que proporcionen servicios a tu producto digital.

El RGPD detalla que el usuario debe conocer todas las terceras partes que van a tratar con sus datos.

Consentimiento granulado

En el reglamento dice que cada consentimiento debe ser específico es decir para cada acción que quieras hacer con el usuario, ejemplos: uno para mandar correos, otro para SMS, otros para llamadas por teléfono…

Hacer esto no es mandatorio, sino una recomendación que ayuda a que los usuarios confíen más en tu producto digital y en tu marca.

Fácil de revocar

El consentimiento de usar sus datos debe de ser fácil de revocar y tener una vía fácil y sencilla para hacerlo. Además debes incluir unas instrucciones sencillas de cómo el usuario puede revocar su consentimiento y a dónde tiene que acudir para hacerlo.

El consentimiento debe ser tan fácil darlo como revocarlo.

Resumiendo para cumplir la RGPD hay que hacer las opciones explícitas y granulares, además de asegurarse que el usuario conoce a lo que se expone y está dando permiso.

Recuerda ser tan honesto y conciso como sea posible.

Desde el Estudio os recomendamos empaparos del RGPD tanto como podáis, incluso leyendóos el reglamento. Aplicadlo de la manera más transparente y amigable con el usuario con los consejos que os hemos dado y por supuesto teniendo claro que la privacidad de los datos de los usuarios debe de ser un asunto básico en cualquier producto digital para obtener la confianza de nuestros usuarios.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.