03 octubre 2018

Los test A/B y los test multivariante son dos herramientas de UX para mejorar la conversión y elegir la variante que mejor convierte entre dos (test A/B) o varias opciones (test multivariante).

Test A/B. Imagen de Wikimedia Commons

Para explicaros sus diferencias os traemos un artículo del blog de Justinmind sobre el tema.

Ambos tipos de tests son una herramienta ideal para testear el mejor diseño entre las diferentes opciones que barajamos como solución de diseño en un proceso de investigación con usuarios. Además es la herramienta ideal para ver qué diseño es realmente más efectivo y convierte más, con datos reales y no con suposiciones.

¿Qué es un test A/B?

Un test A/B es un test que se hace para comprobar el éxito o el fracaso de más de una opción de diseño cuando haces una variación en uno de sus elementos.

Este elemento puede ser, el color del CTA con el mismo copy, diferentes copys con el mismo color de CTA, la disposición de los elementos en la pantalla o las longitudes de los copys de las pantallas.

Hay dos versiones de la misma pantalla que se quiere probar y se les da a los usuarios para que prueben cuál de las dos es mejor para el objetivo que se busca con el test.

Por poneros un ejemplo, imaginaros un e-commerce que tiene una lista de correo de ofertas y quiere poner un banner con un botón para que la gente se suscriba en la web. Se crean dos páginas donde variamos el color del botón, por ejemplo en uno naranja y en el otro azul, y observamos cuál de los dos convierte más.

Los test A/B son una herramienta rápida y barata de probar cualquier hipótesis que tengas durante el proceso de investigación antes de diseñar la solución final.

Un test A/B se puede usar para las siguientes situaciones:

  • Probar versiones de una web
  • Cabeceras
  • CTAs
  • Imágenes de producto
  • Copys de venta y descripciones
  • Estructura de la página
  • Formularios
  • Landing pages
  • Navegación
  • Precios

¿Por qué debemos hacer tests A/B? Os doy algunas de las razones que nos da Justinmind para ello:

  • Los test A/B deciden por ti: muchas veces cuando uno está muy implicado en un proyecto es difícil decidir qué diseño es mejor, por ello los tests A/B sirven para hacer esta elección con el menor margen de error posible y con evidencia estadística.
  • Los test A/B cuestan poco: los tests A/B cuestan relativamente poco para la calidad de los resultados que puedes obtener.
  • Los test A/B te dan hallazgos sobre el comportamiento de tus usuarios: los test A/B son muy interesantes porque ves cómo se comportan realmente tus usuarios y a veces te puedes llevar una sorpresa. Además si encuentras que el diseño A funciona mejor que el diseño B, aunque tú pienses lo contrario, puedes implementar con pruebas el diseño A, porque ha funcionado mejor que el B con tus usuarios.

Los tests A/B funcionan muy bien en materias que son cuantificables, Norman Nielsen nombra algunos de los escenarios donde mejor funcionan los test A/B:

  • Ventas de un e-commerce
  • Usuarios suscribiéndose a una newsletter
  • Usuarios abriendo una cuenta bancaria
  • Usuarios descargando un archivo

La única pega de un test A/B es que si tienes una audiencia pequeña es difícil conseguir resultados estadísticamente fiables.

¿Qué es un test multivariante?

Un test multivariante es un test A/B pero más complejo. Un test multivariante se usa para probar una hipótesis con múltiples cambios.  Esto se hace para conocer cuál de todas las variables posibles es la que se comporta mejor.

Por simplificar, un test multivariante se usa para probar diseños con varias variantes, por ejemplo un diseño con una foto y un copy largo y otro con varias fotos y un copy corto, y ver cual de los dos funciona mejor con los usuarios.

Un test multivariante sirve para hacerte una idea mejor de qué elementos están funcionando y cuáles no de una sola vez, sin tener que hacer varios tests A/B.

¿Cuándo debemos usar un test A/B y cuándo un test multivariante? Un test A/B debemos de hacerlo para grandes cambios y un test multivariante para optimizar cambios pequeños.

¿Cuándo se debe usar un test multivariante?

Los usos más frecuentes de un test multivariante son:

  • Testear las imágenes y los textos de un producto digital
  • Testear el texto y los colores de los CTAs
  • Testear el número de los campos de inserción de texto y los CTAs juntos

La dificultad en un test multivariante es que necesitas todavía más tráfico que en un test A/B para tener un número de respuestas estadísticamente fiables. Por lo que resulta claramente insuficiente si tu sitio tiene un tráfico bajo.

Desde el Estudio os animamos a incluir tests A/B y tests multivariante para comprobar vuestras soluciones de diseño, especialmente cuando dudéis de cuál es la que mejor funcionará.

Os recuerdo que está abierta la matrícula del curso de UX Learn de Diseño de Producto.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.