27 septiembre 2018

 


Entrevistas en un proceso de trabajo de diseño proactivo. Foto de Esteban Romero

Hoy os traemos un artículo de Jared Spool sobre diseño de UX proactivo. Spool nos cuenta que hay dos tipos de diseño de UX:

  • diseño reactivo
  • diseño proactivo

El diseño reactivo es el que se usa ante un problema en el producto, para mejorar un diseño que se ha visto que tiene problemas o que no funciona como debería. Es decir, el que se usa cuando algo funciona mal. Es el que se usa en la mayoría de las ocasiones según Jared Spool, cuando los usuarios se quejan habitualmente.

Jared Spool aboga por cambiar este paradigma habitual por otro que él llama diseño proactivo.

¿Qué es el diseño proactivo?

Jared Spool apunta que sin un diseño proactivo, el equipo de diseño trata de solucionar decisiones de diseño ya tomadas por el equipo de producto. Estas decisiones tratan sobre la manera en que funciona, como trabaja y la arquitectura que subyace del producto digital.

Estas decisiones ya tomadas sustentan una estructura, que son las restricciones que vienen ya dadas al equipo de diseño. Estas restricciones muchas veces restringen en exceso las soluciones de diseño que se pueden tomar en la mayoría de los casos.

Spool nos explica que el diseño reactivo que muchos equipos de diseño se sienten cómodos diseñando en ese tipo de entornos.

Beneficios del diseño proactivo

Cuando un equipo de diseño trabaja proactivamente, tratando de resolver problemas sin restricciones en la solución y diseñando para los problemas reales de los usuarios.

Esto hace que las experiencias de los usuarios durante la investigación sean más tenidos en cuenta, ya que hacen falta para la solución final. Estas observaciones nos dan más información sobre el contexto en que los usuarios usan nuestro producto digital y las maneras en que lo hacen. Por lo cual, los desafíos no están definidos por la competencia sino por los problemas reales de la gente.

El equipo de diseño con un buen trabajo de investigación puede dar vías alternativas para mejorar el producto antes del lanzamiento, las cuales están basadas en las necesidades reales de los usuarios, no en los competidores y en suposiciones sobre lo que quieren los usuarios.

Los entregables de una UX proactiva son los journey maps (o mapas del itinerario de los usuarios y los diagramas de servicio, donde se exponen las rutas por las que los usuarios se mueven y los servicios dentro de la organización donde trabaja o incide el producto digital para mirar los puntos de contacto y de fricción de éste.

El diseño de UX proactivo lleva a productos más acordes con las necesidades reales de los usuarios y por lo tanto el equipo de producto, estará abierto a adoptar una metodología basada en ella. Y una vez les muestres los beneficios que tiene, ellos estarán de acuerdo en adoptarla.

Desde el Estudio os recomendamos siempre ser proactivos antes que reactivos como nos dice Jared Spool cuando diseñéis un producto digital. Os recordamos que tenéis abierta la matricula del curso de Diseño de Producto de UX Learn donde aprenderéis lo esencial de diseño de producto. 

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.