27 junio 2018

La atención es un proceso mental importante en una toma de decisiones o en una adquisición de conocimientos. Procesos ambos habituales en procesos de productos digitales, por lo que la atención del usuario es esencial en estos procesos. Cualquier interacción necesita de atención por parte del usuario de una u otra manera, ya sea para leer instrucciones, ya sea para introducir datos.

Fases del proceso de información. Imagen de UX Design

La atención es la capacidad que ayuda a seleccionar la información ante diferentes estímulos y/o procesos según es definida por la psicología. A veces este proceso es automático y otras nuestra atención se centra en resolver un problema.

Dentro de la psicología, la rama que estudia la atención se llama psicología de la atención. Esta rama de la psicología estudia los mecanismos implicados en esos procesos tanto los automáticos como los que se centran en resolver problemas.

Dentro de la atención visual que es la que a nosotros como diseñadores más nos interesa, los psicólogos diferencian entre:

  • Atencion espacial: es la que va dirigida hacia una zona en concreto del espacio como puede ser una región del producto digital.
  • Atención de rasgos: es la que va dirigida hacia rasgos de los elementos como pueden ser el color o indicadores visuales.

Procesamiento humano de la información

Para entender la atención tenemos que conocer el procesamiento humano de la información, que pasa por las siguientes fases:

  1. Sensación
  2. Percepción
  3. Toma de decisiones
  4. Actuación

Primero sentimos algo, luego lo percibimos, a continuación a partir de la información recibida tomamos una decisión y finalmente la ejecutamos.

Cualquier acción humana pasa por estas cuatro fases, la atención actúa durante la primera fase junto con la dirección, en la percepción actúa la memoria a corto plazo, en la toma de decisiones la memoria de ejecución y en la actuación las funciones motoras.

Tipos de atención

Ahora vamos al meollo que nos interesa que son los tipos de atención, que son tres:

  • Atención selectiva: es un proceso automático que discierne entre lo importante y lo que no ante los estímulos que se le dan en una situación. Como sólo podemos atender a un estímulo por vez, este tipo de atención nos ayuda a elegir cuál es el más importante de todos los que se nos presentan.
  • Atención dividida: si un proceso es automático, más procesos se pueden dar al mismo tiempo. Es lo que ocurre cuando se conduce y se habla al mismo tiempo, el usuario está concentrado en la carretera mientras habla de una manera casi automática pero su atención se desplaza entre uno y otro punto.
  • Atención sostenida: es cuando nuestra atención se mantiene durante un periodo sostenido en el tiempo en un estímulo o una tarea. Éste tipo de atención es el que más se usa para resolver una tarea de las que son usuales en un test, por lo tanto para nosotros como diseñadores es importante tenerla en cuenta.

La atención es limitada

Para acabar os recordamos la máxima más usada, la atención es limitada. Por lo que debemos intentar rebajar al máximo la carga cognitiva de los usuarios cuando hacen los procesos y intentar tener en cuenta la ley de Hick en los procesos de toma de decisiones y de elección de opciones.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.