14 junio 2018

En experiencia de usuario lo más importante es conocer las necesidades del usuario. Es decir lo que el usuario busca en un producto o lo que necesita realmente aunque ni él mismo te lo sepa explicar muchas veces.

Un momento de una observación realizada en campo.
Un momento de una observación realizada en campo.

Por ello como os decimos siempre en nuestra disciplina la investigación y el uso de herramientas es básico. Hoy os vamos a traer una guía básica sobre cómo conocer las necesidades del usuario elaborada por Julia Mitelman.

Preguntas básicas para conocer las necesidades del usuario

Las preguntas básicas que debemos hacernos según Mitelman son éstas:

  • ¿Cuáles son los objetivos de los usuarios?
  • ¿Cuáles son los obstáculos para conseguir los objetivos?
  • ¿Cuáles son los valores y prioridades de los usuarios?
  • ¿Cuál es el contexto del usuario y cuánto puede variar?

Como podéis ver, son las preguntas básicas que casi siempre que hablamos de investigación de usuarios os decimos que uséis.

Hacer observaciones

Para generar buenas hipótesis, necesitas unas buenas observaciones. Para ello Mitelman nos recomienda siempre que sea posible una observación participante. Ella nos recomienda:

  1. Observar a la gente y probar lo que ellos prueban: esto sirve para saber donde falla el producto en una prueba o observación rápida, es decir los fallos de trazo grueso.
  2. Darse cuenta de los trucos y soluciones alternativas de los usuarios: así conoces las técnicas o subterfugios que usan los usuarios para subsanar lo que funciona mal en la aplicación.
  3. Observar las tendencias de la industria: siempre está bien estar atento a ellas y diseñar pensando en ellas aunque se vean ahora como algo lejano.
  4. Inspirarse en la ciencia ficción: la ciencia ficción puede ser una inspiración para diseñar mejores productos digitales, sobre todo si éstos están en las últimas innovaciones.
  5. Escuchar a tu instinto: muchas veces para diseñar una buena hipótesis de diseño lo mejor es escuchar a tu instinto y confiar en tus años de experiencia. Aunque siempre te puedes equivocar.

Con estas pocas pautas podremos conocer o hacernos una idea de las necesidades reales de los usuarios de una manera rápida y empezar a generar unas hipótesis para mejorar el producto a partir de las necesidades del usuario observadas.

Desde el Estudio os animamos como siempre a usar la investigación de usuarios y a conocer y a comprender las necesidades de los usuarios. Ya qué a partir de estas podemos diseñar los mejores productos basándonos en las metodologías de diseño centrado en el usuario.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.