06 junio 2018

El modelo de Kano es un método para gestión de producto y para elegir las funcionalidades a desarrollar en un producto.

El modelo de Kano explicado gráficamente. Imagen de Wikipedia

El modelo Kano nos ayuda a tomar decisiones sobre funcionalidades en nuestro producto de una manera fácil y sencilla.

Como podéis ver se divide en dos ejes: implementadas y completamente implementadas, satisfactorias y no satisfactorias.

Según el gráfico las funcionalidades se pueden ir situando en los diferentes cuadrantes y si vamos haciendo un seguimiento de ellas en el tiempo podemos comparar su evolución.

En un gráfico de Kano las funcionalidades suelen seguir cuatro líneas:

  • Necesidades básicas (en verde): es donde se encuentran las funcionalidades básicas del producto ya sea por necesidad o porque es lo que demandan los usuarios.
  • Necesidades de disfrute (en rojo): es donde se encuentran las funcionalidades que diferenciarán al producto y que son las funcionalidades que una vez implementadas serán las que deleiten a los usuarios.
  • Necesidades de rendimiento (en azul): es donde se encuentran las funcionalidades que conforme se vayan mejorando en el tiempo se irá mejorando su rendimiento y se mejorará la visión que de ellas tienen los usuarios.
  • Necesidades de implementación (eje horizontal de la gráfica): estas son la base del modelo e indican en qué estado de implementación se encuentra la funcionalidad.

Actualmente las necesidades de disfrute se están convirtiendo en necesidades básicas por lo cual a la hora de hacer una planificación y usar el modelo de Kano para ello, tenemos que tener muy en cuenta las funcionalidades que hemos colocado tanto en la línea verde como en la línea roja, ya que van a ser las que nos permitan mejorar nuestro producto digital.

En el Estudio os animamos a que uséis el modelo de Kano para elegir las funcionalidades a desarrollar colocándolas en el cuadrante según cada uno de los cuatro puntos de él y además hacer un seguimiento en el tiempo para comparar la mejora o empeoramiento de las funcionalidades conforme va a avanzando el desarrollo del producto.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.