Cuando hablamos de diseño, la palabra “documentación” seguramente no sea una de las que ronde por nuestra cabeza, aunque la documentación se trata de un aspecto clave y fundamental en nuestro proceso de trabajo, el de los diseñadores.

La documentación de las decisiones de diseño consiste, como su propio nombre indica, en la creación de un documento en el que queda justificado el por qué de cada uno de los elementos de un producto o servicio que hemos incluido en un diseño.

Foto de Hasin Hayder

John Saito, UX Writer en Dropbox desde 2015 y anteriormente desarrollando diversos puestos en Google, da en su post “How to design a design doc?” algunos consejos sobre cómo realizar este tipo de documentación.

Cuando este documento se hace, pero sobre todo cuando se hace bien da como resultado una serie de beneficios, no solo para los diseñadores:

  • Ayuda a organizar las ideas
  • Asienta el punto de vista
  • Consigue que todo el equipo (desarrolladores, diseño, marketing, etc.) esté enfocados en el mismo objetivo
  • Explica el por qué de las cosas, no solo el cómo debe hacerse
  • Ayuda a prevenir debates
  • Hace la vida de los desarrolladores más fácil

En el Estudio desde hace algún tiempo hemos comenzado a realizar esta práctica, y hemos comprobado que realmente esta práctica resulta efectiva para el correcto desarrollo de los proyectos. La realización de estos documentos nos permite, que si en algún momento del proyecto es necesario introducir en el equipo de trabajo a un nuevo componente, la introducción sea mucho más rápida y sencilla.

Recomendaciones para documentar las decisiones de diseño

  1. Relaciona los documentos: para que el documento que contiene las decisiones de diseño no se quede perdido entre una multitud de documentos, aunque puede parecer obvio para algunos es recomendable que este esté nombrado con la misma estructura que el resto de documentos del proyecto.
  2. Recrea el contexto: en ocasiones los diseñadores no están creando productos desde cero, sino que se están realizando ajustes y mejoras. En estos casos es necesario que antes de empezar con la realización de wireframes se documente lo que se ve en el producto actual.
  3. Da difusión a estos documentos: estos documentos pueden ser utilizados como una herramienta de presentación. Desde el Estudio, en ocasiones, creamos estos documentos en un formato más visual que nos sirve para presentar al cliente los wireframes junto con la justificación de las decisiones tomadas.
  4. Recopila las preguntas y comentarios en el propio documento: puede resultar beneficioso para el proyecto que permitas al resto de tu equipo dejar comentarios y preguntas, y resolverlas en ese mismo documento.

La documentación de las decisiones de diseño tomadas siempre ayuda al equipo de trabajo en la realización de un trabajo más óptimo junto con una comunicación efectiva, además de servir como herramienta de presentación al cliente.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.